Aumenta en un 8% la superficie forestal ordenada en Galicia

Galicia aumentó en el último año su superficie forestal ordenada en casi un 8% hasta las más de 262.000 hectáreas

Este incremento tiene una gran importancia, ya que una adecuada ordenación de los montes resulta fundamental para garantizar su gestión sostenible, tanto desde el punto de vista ambiental como económico y social

La superficie de monte bajo instrumentos de ordenación o gestión forestal consiguió en el año 2019 las 262.175,96 hectáreas en Galicia, casi un 8% más que en el ejercicio anterior. Así se desprende de los datos que maneja la Dirección General de Planificación y Ordenación Forestal de la Consellería de Medio Rural y que se pueden consultar en el Anuario de Estadística Forestal de Galicia.
Este incremento tiene una gran importancia para el ámbito forestal, ya que una adecuada ordenación de los montes resulta fundamental para garantizar su gestión sostenible, tanto desde el punto de vista ambiental como económico y social. Se trata de asegurar un correcto aprovechamiento de la riqueza forestal y además de manera prolongada en el tiempo.
En Galicia existe un desarrollo legal propio que distingue diferentes tipos de instrumentos de ordenación o gestión forestal (IOXF) adaptados a la estructura de la propiedad gallega. Así pues, para montes de superficie suficiente, más de 25 hectáreas -como son muchos de los montes públicos, montes vecinales en común o montes de varas- se debe optar por un proyecto de ordenación forestal, mientras que para pequeñas superficies por debajo de esas 25 hectáreas lo más adecuado son los documentos simples de gestión o documentos compartidos entre varios propietarios para la gestión conjunta de sus predios. Para pequeñas parcelas (por debajo de 15 hectáreas), se puede optar por una opción aun más simplificada, con la adhesión a modelos silvícolas o de gestión forestal.
De esas más de 262.000 hectáreas bajo algún tipo de IOXF, la gran mayoría corresponde a proyectos de ordenación (que abarcan un total de 251.286,99 hectáreas). Los documentos simples o compartidos suponen cerca de 330 hectáreas y las adhesiones a modelos silvícolas más de 10.500 hectáreas.
En el año 2019 el número de montes o parcelas forestales con instrumentos de ordenación y gestión forestal (IOXF) se elevó a 7.178. De la superficie amparada por estas figuras, el 33,57% corresponde a Ourense y el 30,10% a Lugo.
En número, el distrito forestal con más montes con IOXF corresponde al VI A Mariña Lucense (2.259), y en cuanto a la superficie, es el Distrito XIV Verín-Viana el que ocupa la primera posición (49.173,01 ha).
Respecto a 2018, en el 2019 se incrementó un 7,78% la superficie de monte que cuenta con proyectos de ordenación. Es salientable el incremento del 27,26% en la superficie de monte que fue inscrita perteneciente a MVMC de gestión privada. Específicamente, en el caso de documentos simples o adhesión a modelos silvícolas, el incremento respecto al año 2019 fue de un 18,30% y 41,44%, respectivamente. Este tipo de instrumentos más simples y adaptados a pequeñas superficies están comenzando a ser escogidos mayoritariamente por los silvicultores gallegos.
Tomando en consideración que la superficie forestal de Galicia se sitúa en las 2.040.754 hectáreas (IV Inventario Forestal Nacional), la superficie ordenada asciende a un 12% de ese total en el año 2019.

Certificación forestal

Este tipo de instrumentos son obligados para poder obtener la certificación forestal por cualquier sistema de certificación, sea PEFC o FSC, permitiendo de este modo que los productos del monte gallego posean dicha etiqueta que informa de la gestión forestal sostenible de los terrenos.
La certificación forestal sirve, así, como medida de concienciación medioambiental, puesto que informa al consumidor de qué productos provienen de montes gestionados de forma sostenible, como la madera, la carne, la castaña o las setas. Por lo tanto, se trata de una herramienta de mercado que favorece la exportación de los productos forestales, al contener un valor añadido que beneficia su demanda. En este sentido, hace falta recordar que Galicia es la comunidad autónoma con la mayor tasa de aprovechamiento maderero, con cerca del 60% del volumen de talas en España.
Por estas razones, la Consellería de Medio Rural, a través de la Dirección General de Planificación y Ordenación Forestal, acaba de publicar, el pasado 13 de febrero de 2020, una orden de ayudas para la elaboración de los instrumentos de ordenación y gestión forestal, con un importe de 6 millones de euros, siendo esta la convocatoria más importante para esta actuación publicada por la Xunta de Galicia.
La finalidad de esta línea de aportaciones es facilitarles a los propietarios que dispongan de una herramienta técnica con la que organizar sus recursos forestales y que garantice una gestión sostenible del monte.