23 marzo : menos burocracia para obras en fachadas, tejados o ventanas de viviendas próximas a los ríos

La Xunta informa que a partir del día 23 de marzo las obras en fachadas, tejados o cambios de ventanas de viviendas próximas a los ríos podrán hacerse presentando una declaración responsable, sin esperar la autorización de Augas de Galicia.
Vázquez Mourelle, acompañada por la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, informó hoy a técnicos de unos 60 ayuntamientos y de las diputaciones provinciales sobre las nuevas normativas de gestión pública del agua
Indicó que el DOG publicó esta semana el decreto por el que se modifican determinadas disposiciones en materia de aguas para facilitar la ejecución de obras menores en las cercanías de los ríos de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa.

Destacó el impacto social de esta normativa que le permitirá a los ciudadanos comenzar esos trabajos menores en el dominio público hidráulico desde el momento de la presentación de la declaración responsable.
El nuevo decreto supondrá una agilización en los trámites y ejecución de las obras, pues hasta ahora para los trabajos que estaba permitido realizar con declaración responsable se exigía un plazo de 15 días desde su presentación para poder iniciarse.

A partir del 23 de marzo, fecha de entrada en vigor del decreto, pasarán a poder ejecutarse también con declaración responsable, sin necesidad de autorización de Augas de Galicia, algunos trabajos de conservación de infraestructuras viarias o la ejecución de cierres permeables de malla o similares.
La nueva regulación amplía y define con total claridad los trabajos que se pueden ejecutar en zonas de dominio público hidráulico y de policía de los ríos de Galicia-Costa presentando una declaración responsable. Además simplifica la tramitación, le evita esperas a los ciudadanos y facilita también el trabajo de los técnicos de la administración.
Augas de Galicia recibe unas 1.200 solicitudes de autorización de obras que, en ocasiones, pueden saturar el servicio y retrasarse en su emisión. No obstante, con el nuevo decreto se estima que alrededor del 40% de estas solicitudes (entre 400 y 500) podrán acogerse a la declaración responsable, agilizando las actuaciones.

Cambio climático
La conselleira también abordó en este encuentro las nuevas circunstancias climáticas que obligan, a las administraciones públicas y a los técnicos especialistas en materia de aguas, a anticiparse para gestionar situaciones extremas.
A este respecto, recordó que recientemente la Xunta aprobó la Ley de medidas de garantía de abastecimiento en episodios de sequía y en situación de riesgo sanitario.
Se trata de una normativa que está en vigor desde el pasado 11 de enero y que viene a reforzar la planificación y la respuesta coordinada de las administraciones frente a períodos de escasez de precipitaciones, para garantizar el agua en cantidad y calidad idóneas a la población.
Uno de los objetivos fundamentales de la norma es conseguir una gestión idónea de todo el ciclo integral del agua y para eso fija que, en un período de 3 años, las fugas de las redes municipales de abastecimiento deben situarse por debajo del 20%.
Apuntó que para facilitarle a los ayuntamientos la realización de auditorías en sus redes, se va a habilitar en próximos meses una línea de incentivos para la instalación de contadores, que estarán en los puntos de captación y en los de suministro final.
Además el Gobierno gallego continúa con la línea de incentivos para ayudar a los ayuntamientos en la elaboración de sus Planes de emergencia frente a la sequía.
Con el objetivo de prevenir posibles episodios de escasez de precipitaciones y garantizar el abastecimiento, Augas de Galicia está avanzando en una orden de incentivos a pequeñas actuaciones en traídas vecinales, que se prevé publicar en un mes.
También se está analizando la posibilidad de replicar en otros ayuntamientos proyectos exitosos como el LIFE Rural Supplies, que se llevó a cabo en Abegondo, una iniciativa pionera para acercar soluciones sostenibles para pequeñas redes de abastecimiento rural.

Vázquez Mourelle