El 112 Galicia gestionó un promedio de 630 incidentes diarios en 2019

El director general de Emergencias e Interior de la Xunta de Galicia, Santiago Villanueva, presentó, junto con el gerente de la Agencia Gallega de Emergencias, Marcos Araújo, el balance de actividad del 112 Galicia, que finalizó el 2019 con 230.000 incidentes gestionados, lo que supone un promedio diario de 630 intervenciones de los servicios de emergencias.
Un total de incidentes, según explicó Villanueva, ligeramente superior al año anterior, cuando se contabilizaron más de 228.000 incidentes.
Con respeto a la cantidad de llamadas atendidas, el responsable del departamento autonómico confirmó que continúa la tendencia a la baja de los últimos años, lo que ratifica el comportamiento cada vez más responsable de la ciudadanía en relación al uso del número único de atención a las llamadas de emergencia.
Así, en 2019, se atendieron 950.000 llamadas, lo que supone un 1 por ciento menos que en 2018 y un 13 por ciento menos que en 2016, cuando se superó el millón de comunicaciones en el 112 Galicia.
Esta bajada progresiva, afirmó Santiago Villanueva, tiene bastante que ver con la importante labor en materia de prevención y concienciación sobre la reducción de riesgos y el uso acomodado de los servicios de emergencias que se está realizando desde diferentes ámbitos, como son los simulacros –colaboramos en 249- o el trabajo divulgativo desde la web y los perfiles del 112 Galicia en Redes Sociales.
En este sentido, el director general destacó que el perfil del servicio está a punto de alcanzar los 10.000 seguidores en Facebook y supera los 8.500 en Twitter. A través de estos canales, el servicio difundió más de 2.700 consejos de auto protección e informaciones sobre fenómenos meteorológicos adversos y los sucesos más importantes de la jornada. En la web también se pueden encontrar contenidos semejantes, de hecho, registró 1,5 millón de consultas en 2019.
Igualmente, valoró las visitas organizadas al Centro Integrado de Atención a las Emergencias (CIAE-112) y al hangar del Grupo de Apoyo Logístico (GALI), pues cerca de 600 personas pasaron por estas instalaciones en 2019 con el fin de saber más y conocer mejor este servicio.

Por provincias y tipologías

Por otra parte, Villanueva recordó que siguen siendo las provincias atlánticas las que aglutinan el grueso de los incidentes gestionados, concretamente se contabilizaron más de 88.000 en A Coruña y 84.000 en Pontevedra, mientras que en Ourense y Lugo sumaron 30.000 y 27.000, respectivamente.
En cuanto a la tipología de los incidentes, el director general de Emergencias e Interior comentó que de forma mayoritaria las intervenciones gestionadas desde lo 112 Galicia estuvieron relacionas con la prevención de riesgos, extinción de incendios y salvamento, así como con las solicitudes de asistencia médica, seguida del requerimientos de las fuerzas de la orden y los accidentes de tráfico, labores y ferroviarios.
Para hacer frente a estas situaciones, el personal del 112 Galicia solicitó la intervención de los recursos de emergencias en 445.000 ocasiones. En 2019, fueron los servicios sanitarios de urgencia y los agentes de Policía Local los grupos más demandados, seguidos de la Guardia Civil de Tráfico, voluntarios de Protección Civil y bomberos.

Más de 20 avisos al día por nidos de velutinas

En los grupos por tipologías también destacan los avisos por animales sueltos, heridos, fallecidos y la formación de enjambres de avispas velutinas. Sobre esto, Villanueva concretó que, si bien esta cifra ha disminuido considerablemente con respeto al año 2018, casi un 40 por ciento, sigue siendo esencial a colaboración ciudadana para detectar los casos urgentes.
En este sentido, el gerente de la Agencia Gallega de Emergencias, Marcos Araújo, insistió en que para informar de la presencia de nidos de velutinas los ciudadanos tienen a su disposición el teléfono de información de la Xunta de Galicia 012, salvo en casos en los que la localización del nido suponga un riesgo para las personas que pueden utilizar el 112.
Araújo recordó que los lugares de riesgo se consideran aquellos de pública concurrencia, como los centros de salud, colegios, guarderías, edificios administrativos... también espacios públicos, plazas, parques, etc. 


Artículo Anterior Artículo Siguiente