Feijóo dice que la estabilidad seguirá inspirando las políticas de la Xunta y destaca que el Gobierno gallego trabaja en la elaboración de los Presupuestos 2020 con rebajas fiscales y más inversión social



El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, afirmó hoy que la estabilidad seguirá inspirando las políticas de la Xunta y destacó que el Ejecutivo autonómico inició ya los trabajos para la elaboración de los Presupuestos 2020; un documento en ciernes, aseveró, que gracias al rigor y a la solvencia de la Comunidad, pretende contemplar una política fiscal a la baja, un incremento de las inversiones reales y una mayor inversión social.
Durante la celebración de la XIX Asamblea general de socios de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar (AGEF), Feijóo destacó, además, que Galicia seguirá apostando por la innovación, con incentivos fiscales a la inversión innovadora y mediante programas como Innovapeme; y por la formación, a través, por ejemplo, de la tercera convocatoria de Unidades Formativas, con las que se ha destinado, hasta el momento, más de 5 millones de euros para el desarrollo de 264 cursos en 84 empresas gallegas, con el objetivo de beneficiar la cerca de 3.000 personas.
A lo largo de su intervención, Feijóo señaló que el tejido empresarial tiene derecho a pedirle certezas básicas a la política, “y los políticos tienen el deber de ofrecerlas”, dijo, lamentando que el Gobierno de España, a estas alturas del año, siga sin una idea de los presupuestos de 2019, “cuando estamos iniciando el segundo semestre del año”, y que la inestabilidad general que nos embarga a nivel nacional, prácticamente desde el 2015, ya casi no sea noticia.
“España está muy necesitada de estabilidad y creo que todos me los debería contribuir a dársela”, sentenció, confirmando que la relación de Galicia con el Gobierno central seguirá basándose en la exigencia y en la fidelidad institucional. “Igual que se hizo con interlocutores anteriores, Galicia reclamará lo que es suyo al Gobierno que finalmente se constituya, buscando alianzas territoriales como las que ya se han establecido con Asturias y Castilla-León”, explicó, asegurando que la Comunidad también será exigente en la asunción de la responsabilidad que supone el momento actual.
“La evolución de las exportaciones, la producción industrial y la propia desaceleración del crecimiento del PIB nos están diciendo que debemos adoptar medidas para seguir siendo fuertes frente a las evidentes incertidumbres”, señaló, incidiendo en que frente a esta política serena y reivindicativa, Galicia no dejará de hacer sentir su voz a favor de la estabilidad en el conjunto del Estado.
Sobre este punto, recordó que la diferencia de políticas nacionalistas que consideran que cuantas más grietas tenga el Estado, mejor les irá a sus comunidades, “nosotros concebimos una Galicia que navega en una nave llamada España y en otra llamada Unión Europea”.
Feijóo incidió en que la quiebra de la confianza, la desaparición de lugares de encuentro y la ruptura de consensos básicos, repercute enseguida en la economía y, en consecuencia, en las empresas. “La mala política tiene malas consecuencias. La política no puede concebirse como un juego irresponsable que ponen en peligro los pilares de la economía. Tampoco como un laboratorio donde se experimenta con los ciudadanos y con los trabajadores”, abundó, haciendo hincapié en que Galicia es una autonomía cuya fuerza radica en la sociedad y en sus empresas, “empresas como las de la AGEF: estables, flexibles y en permanente evolución”.


Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes