Próximas municipales en Pontevedra. El dedazo de Ciudadanos pisotea el buen trabajo político de María Rey

María Rey : tanto dar la cara... para nada.
Se partió la cara en solitario en el Concello de Pontevedra. Enarboló la bandera de Ciudadanos cuando esta formación en Galicia no era nada (y de momento sigue siendo eso... o casi nada). Y ahora, cuando toca elaborar la lista para las próximas municipales... le dan la patada y la colocan de número 2 en la lista para los comicios del próximo 26 de mayo. No deja de ser triste; y lamentable, muy lamentable.
Pese a ello, la concejala de Ciudadanos en Pontevedra, María Rey, recién relegada por su partido a ocupar el número dos de la lista municipal próxima, no abandonará el partido ni será una voz crítica.
La había propuesto como uno para las municipales la agrupación local de Ciudadanos, pero el dedazo de la "ejecutiva autonómica" decidió que será Gregorio Revenga y no ella la cabeza de cartel, decisión que ya ha recibido la bendición de la central estatal de Mr. Rivera.
Merecería tamaño desagradecimiento -María Rey ha tenido que trabajar estos años en circunstancias muy difíciles- dar un portazo y dejarles a la luna de Valencia, pero -mostrando que es diferente a lo que se estila- María Rey sostiene que "lo importante es el equipo", "tenemos un proyecto para este municipio y eso ha sido, es y será siempre lo más importante". Añade que "llevamos cuatro años trabajando por Pontevedra y vamos a seguir haciéndolo" y "sea cual sea mi posición de salida en las municipales, mi compromiso con Pontevedra y con Ciudadanos es el mismo. Lo que importa es el proyecto y que el equipo esté unido y, en Ciudadanos, lo estamos".
Lo que han hecho con María Rey, en Ciudadanos, es un ejemplo de cómo en Política dejarse la piel, a veces, no es garantía alguna... en este caso ha sido garantía de que te den una patada en el trasero y adiós muy buenas. A primera vista no tiene justificación lo sucedido con María Rey. A partir de ahí, sabrán los de Ciudadanos si les habrá merecido la pena el cambio operado (María era la prevista cabeza de cartel y Gregorio revenga iba a ser el número 2). Todo lo que no sea obtener 2 concejales debería de ser considerado fracaso. Y si este llega, culpa de ello lo habrá tenido el dedazo. Pero no se preocupen, que si eso sucediere, como siempre en estos casos, nadie asumirá la responsabilidad, y mucho menos el del dedazo... - EUGÉNIO EIROA





Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes