Funcionando a las mil maravillas...

 

El ferrocarril vive, con los cambios en el Gobierno portugués, un mal momento en el territorio luso.

Las obras en marcha se eternizan (lo de la línea con Salamanca, puesta patas arriba, es otro escándalo, pues las sucesivas fechas de terminación de obras se suceden y se habla ahora de solamente en Enero del 2025 acabar con el caos actual). Los nuevos proyectos son todo palabras, buenas palabras. Los nuevos trenes, tanto los comprados ya, como el proceso de adquisición de otros, andan empantanados, sin aparecer por el momento ninguno en escena... ¿Qué queda?. Reconstruir pieza a pieza materiales viejos, coger una serie de locomotoras oxidadas y arrinconadas en un depósito, en medio de la maleza incluso y... llevarlas a un taller especializado que el Estado portugués tiene... para reparaciones y ahora reconstrucciones pieza a pieza. Es ahí también donde se reconstruyen pieza a pieza los famosos coches de viajeros "Arco" comprados a la Renfe...

Hoy, en la red social X, Nuno Cortesão, un apasionado del mundo ferroviario y excelente fotógrafo, nos recordaba que esta de su foto es ya la locomotora reconstruida y puesta en servicio... número 16. 16 que estaban abandonadas desde la época de los recortes presupuestarios; 16 que estaban para el desguace y que han sido salvadas del desguace en una labor admirable, única en Europa, por el famoso taller de Guifões (Matosinhos), los llamados "Ronaldo´s da ferrovia". Ellos también siguen reconstruyendo pieza a pieza los coches de viajeros "Arco" que vemos en esta gran foto de Nuno Corteão, que a través de Twitter está siendo un ejemplo para el Mundo, demostración de que cuando no hay... no basta cruzarse de brazos, se puede "desenrascar" -como dirían los propios portugueses- y poner en servicio "nuevos" trenes, trenes viejos a los que con este admirable trabajo de regeneración se les da una nueva vida... y funcionando a las mil maravillas.

Artículo Anterior Artículo Siguiente