Paisaje de otros mundos) Raioliñas de esperanza

 PAISAJE DE OTROS MUNDOS

Hay una bella perspectiva del Mas Allá. Se ha subido a lo alto de la montaña y en él está el origen de la más antigua civilización galaica. Es la magia megalítica tras la que se esconden los cementerios del ayer.

Los megalitos son abundantes, graníticos, bellos, misteriosos, legendarios…

Son la primigenia piedra de nuestra raza. 

Así, como los vemos aún, fueron dispuestos entre cuatro y dos mil años antes de Cristo.

Los megalitos, también llamados mámoas y túmulos. Y menhires. Y dólmenes…

Porque son monumentos de muerte, que a veces aparecen aislados y a veces agrupados en lo alto de la montaña, en la ladera y en la plenillanura de la sierra.

Como otras piedras que cantan muertes en la Galicia del culto al Más Allá.

Ni más ni menos.

Los megalitos abundan en toda esta Tierra Única.

Tan diversos en magnitud y estructura arquitectónica, como las extrañas comunidades neolíticas de su procedencia…

Las comunidades, según la historia, de nuestros ancestros.

He aprovechado el día de ayer para, después de leer, visitar la tumba mas famosa de la Galicia Única: el dolmen de Axeitos, al que he fotografiado aprovechando la sublime raioliña.

RAIOLIÑAS

En días de temporal el sol es intermitente en esta Galicia Única y por eso todos los momentos nos hacen vibrar. Cuando comandaba RNE, en Madrid, me cansé de discutir con Diego Carcedo sobre aquel tópico de la lluvia imparable… cuando los gallegos y cuantos aquí viven saben que “nunca choveu que non escampara”.

Entonces, cuando escampa, aparecen esas luces de los cielos cambiantes que llamamos “raioliñas”. Atraviesan las nubes y se nos meten en el alma para que no perdamos nunca la razón y nos convirtamos en seres de luz, que es cualidad heredada, la que nos regalan las meigas.

XERARDO RODRÍGUEZ

Artículo Anterior Artículo Siguiente