Economía de guerra

 ECONOMÍA DE GUERRA

Resulta increíble que un paraíso que basa todo en la ética del trabajo, lidera la investigación, con todo un poderío industrial, una excelente enseñanza y un desarrollo financiero extraordinario, firme otra nueva crisis…

—- Y con una cultura de cine, con literatura “betsellers”, Dysneilandia, la Nasa, la NBA…

Lawrence Katz, el gran experto de Harvard, lo definió así…

—- Ese fue el sistema durante mucho tiempo, en efecto; pero ahora buena parte de los elementos del modelo americano parecen una duda…

Mi amigo César, el bancario que no el banquero, “culpa a los EEUU de la crisis internacional y de habernos arrastrado a todos a una situación de guerras de la que tardaremos en salir, digan lo que digan Netanyahu y Putin”.

El reconocido economista francés, Jean Ballón, “mantiene la teoría de que a los americanos les vendría muy bien el fracaso de Europa como conjunto de estados porque recuperaría su posicionamiento en los mercados”.

Y un militar español recién llegado de Polonia, de los de la Brilat pontevedresa, cuenta que “la guerra es una estupidez enorme y se están yendo en ella miles de millones de euros”.

Yo estoy con la clase media europea, que es la trabajadora, la que forjó el estado de bienestar pese a algunos políticos:

Con desempleo y subempleo y esa brecha social entre ricos y empobrecidos que acosa a Estados Unidos, y que en España sufrimos como en el resto de Europa, nunca, jamás, saldremos del infierno…

¿Cómo pueden ser tan estúpidos, esos que acuden al Club Bilderberg, para minar la única fuerza motriz capaz de devolvernos los dulces y dorados años de nuestro bienestar social que son también los muy suyos?

Xerardo Rodríguez

Artículo Anterior Artículo Siguiente