Mucha expectación y muchos nervios en un Celta que trata de evitar a la desesperada el descenso




RBTRIBUNA 

Todo el estadio de Balaídos lleno. Todo a una carta : ganar, sí o sí. El Celta se juega la permanencia ante el Barcelona, este domingo noche en Vigo. El Celta necesita vencer al Barcelona este domingo, para no estar pendiente de lo que suceda en otros campos y así poder mantener la categoría.

Y es probable que con el Celta y su final de partido esté en juego la continuidad de Carlos Carvalhal al frente del equipo. Si el Celta baja, Mouriño enseguida hará borrón y cuenta nueva tratando de calmar a las masas. Y en esa estrategia irá despedir al entrenador. Por contra, si el Celta conserva la categoría, entonces el entrenador no será cesado por el presidente, que tiene ya experiencia en lidiar con este tipo de situaciones, procurando tener a mano siempre la disculpa necesaria... aunque ultimamente el nivel de contestación y cabreo entre los aficionados ha subido notablemente de tono.

Final de temporada catastrófico. El estadio de Balaídos aparecerá a las 21:00 de este domingo lleno de seguidores celestes y tendrá lugar el estreno de la nueva grada de "Marcador Centenario". 

Carlos Carvalhal convocó a la totalidad de la plantilla del Celta, aunque Marchesín y Aidoo no podrán ser alineados por lesión. Sí  podría contar aunque condicionado con Fran Beltrán. La titularidad de Iago Aspas dependerá de las pruebas a las que será sometido el delantero poco antes de comenzar el partido. En el equipo celeste podría también entrar Óscar Mingueza. 

Mucha expectación y muchos nervios en un Celta que trata de evitar a la desesperada el descenso