La lluvia, el agua, la sequía y el eterno andar a salto de mata

Volvió la lluvia ahora, con estos desmanes meteorológicos en finales de mayo y junio. Y siempre la misma cantinela en los diarios : pero lo que ha caído estos días vale para casi nada. Los embalses están medio vacíos y tendría que llover mucho...

Sí, tendrá que llover mucho para que los embalses se llenen. Pero...

1) Muchos de los vacíos de esos embalses no son por la sequía -que también- son porque los de las eléctricas, mucho tiempo atrás, también abrieron la puertecita más de la cuenta... Ahora les viene muy bien la sequía para camuflar el pecado original.

2) Volverán a llenarse, porque volverá a llover y... no escarmentaremos. Ni los que abren la puertecita, ni los demás. Con la pasta que ahora -dicen- viene del cielo europeo, bien podrían construirse algunos embalses más, en España y en Portugal. Falta hacen. Y un plan de trasvases y riegos adecuados. Pero no, no os preocupéis, en cuanto llueva seguido un poco en otoño, a los alborotadores que ahora clamaban por el agua, se les pasará el machaca y... aquí nadie hará nada, pensando en el futuro. Mientras, en la mitad sur de la península Ibérica, muchos ganaderos envían al matadero a parte de su cabaña porque... no tienen pastos, ni dinero con el que comprar algo con lo que alimentar a los pobres animales que pagan así la consecuencia de la sequía que año tras año, llegado el verano, se hace presente

Y es que en uno y otro lado de la Península Ibérica parece como si nos encantase andar cada dos por tres a salto de mata. Con esto del agua, si no lo es, desde luego que lo parece. 

Esta desfeita de embalse estaba así a la llegada del verano de 2022... antes de la "sequía" del año pasado. En otros embalses, en la mitad sur peninsular sobre todo, en este año 2023, hay ahora mismo imágenes que se acercan a esta... (Fotografía de Araújo Maceira)