Falleció Ceferino de Blas, el asturiano que acabó siendo vigués por los cuatro costados...

Foto de Ceferino de Blas, publicada por el "Faro de Vigo", con ocasión de la presentación de su última obra, “Vigo y la Navidad”, libro que salió a la luz en el pasado mes de noviembre.

RBTRIBUNA.

Murió en la madrugada de este domingo, Ceferino de Blas, cronista oficial de Vigo actualmente, escritor e investigador, director que fue del "Faro de Vigo" en la primera etapa de la transmisión de la propiedad por parte de la familia que tradicionalmente la ostentaba para las manos del consorcio de Prensa Ibérica, que representó muy bien Ceferino como hombre de confianza entonces de Javier Moll (el propietario de Prensa Ibérica). Con Ceferino de Blas al frente, el "Faro" tuvo una etapa de reconversión y renovación muy bien lograda, lo que acrecentó la importancia de Ceferino de Blas como pilar importante en el entramado gallego de "Prensa Ibérica" que iría luego creciendo poco a poco como es sabido.

Pero Ceferino de Blas fue mucho más que eso antes descrito. Nacido en septiembre de 1943 en la localidad asturiana de Corvera, Ceferino de Blas se formó en el Seminario Metropolitano de Oviedo estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Salamanca y posteriormente Periodismo. Trabajó en La Voz de Asturias, fue delegado de la agencia Efe en Asturias, corresponsal de El Periódico de Cataluña y finalmente hombre importante en La Nueva España (Editorial Prensa Ibérica) desde donde sería trasladado a Galicia, en 1986, para hacerse cargo del "Faro de Vigo" y comandar la decisiva etapa de transmisión de la propiedad del diario y relanzamiento del mismo, cosa que lograría. Tras unos diez años dirigiendo periodísticamente el periódico, paso a desempeñar la dirección general del mismo hasta su jubilación.

Pero Ceferino siguió siempre escribiendo, disfrutando, investigando, publicando, narrando, sirviendo a la colectividad viguesa en la que se integró como uno más. Fue así cómo le nombraron, tras ingresar en el Instituto de Estudios Vigueses, Cronista Oficial de la ciudad de Vigo, cargo que ha desempeñado hasta su fallecimiento.

Quedan así, de Ceferino de Blas varios libros, muy interesantes todos ellos, como bien se puede deducir de sus títulos : “Cunqueiro y Faro de Vigo”, “Rosalía de Castro y Faro de Vigo”, “Fernández del Riego. El guerrero del galleguismo”, “Emilia Pardo Bazán en el país de las rías”... hasta 12 volúmenes de los que fue autor el periodista ahora fallecido.

Habrá un funeral este martes 21 de febrero, a las seis de la tarde, en la iglesia de Santiago el Mayor. Será lo único público, pues el propio diario "Faro de Vigo" anunciaba hace unas horas que la familia no recibe duelo ni se admiten coronas o flores. Será incinerado en la más estricta intimidad.