"Trasmundo", obra emblemática de Laxeiro, llega al Museo Nacional "Reina Sofía"

"Trasmundo", obra emblemática do pintor galego Laxeiro, agora no Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid.

Dende este 12 de maio pódese ver o Trasmundo de Laxeiro, obra emblemática do pintor galego coa que pecha en 1946 a súa etapa granítica, no Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, como parte da reorganización da súa Colección. O préstamo foi posible grazas a un acordo entre a Fundación Laxeiro, o Concello de Vigo e o Museo Reina Sofía.

Para el ex alcalde de Vigo, Carlos Príncipe, estamos ante un gran momento cultural : "como fundador y primer presidente de la Fundación Laxeiro debo decir que estamos ante un hecho gozoso, pues siempre nos marcamos como objetivo llevar a Laxeiro y su obra a lo más alto, en lo que a centros  del arte contemporáneo se refiere.  El Reina Sofía era, tras La Habana, Lisboa, Buenos Aires... otra etapa importante; si bien este paso de ahora no puede hacernos olvidar la antología que algún día, sin duda, como bien merece, tendrá don José en el "Reina Sofía". Hoy es el "Trasmundo" de Laxeiro. El futuro pasará por la antología..."

 

"TRASMUNDO" DE LAXEIRO 
LLEGA AL REINA SOFÍA

Con motivo de la reorganización de la Colección del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Fundación Laxeiro y el Ayuntamiento de Vigo han cedido temporalmente la emblemática obra de Laxeiro, titulada Trasmundo (1946) para ser incluida en el nuevo proyecto expositivo.

Desde ayer, Trasmundo puede verse en la sala 425 del edificio Sabatini del Reina Sofía, acompañando la obra audiovisual del artista granadino José Val del Omar (1904-1982), titulada Acariño Galaico (De barro) (1961-1995), que rodó en Galicia con el propósito de integrarla, junto a Aguaespejo granadino (1953-55) y Fuego en Castilla (1956-59), en su trilogía titulada Tríptico Elemental de España.
Además de Trasmundo (1946), completan la sala dos obras del escultor ourensano Arturo Baltar (1924-2017), Nenos cantando Nadal (1960), y Entroido (1990) y dos fotografías, una de Enrique Reza (1932-2013) y otra de Anric Massó (1930-2015), una de las muchas que realizó durante el rodaje de Val del Omar, además de numerosos documentos, algunos inéditos.

TRASMUNDO


Con Trasmundo, Laxeiro cierra su etapa granítica, recreando un retablo de personajes que sintetiza todo su imaginario en forma de pórtico que invita a entrar en el trasmundo, atravesando una puerta central.
La obra está compuesta a partir de una línea horizontal central que divide el mundo de lo conocido -plasmado en la parte inferior mediante una figuración granítica idealizada- del mundo de lo desconocido, en la parte superior, en la que el trazo se hace más suelto y confuso, acercándose al expresionismo con el que experimentaría en los años cincuenta.

Con un cromatismo tenebrista, heredero del Goya de las Pinturas Negras, Jesús Corredoyra y Gutiérrez Solana, este retablo del trasmundo es también un homenaje al románico gallego y al pensamiento mágico medieval por el que Laxeiro se sentía fascinado, como contrapunto al mundo de la razón que gobernaría el pensamiento europeo a partir de la modernidad. La obra es también una celebración del mundo telúrico, en el que el pintor combina elementos de la cultura popular con elementos de las vanguardias.

El préstamo se gestó durante una visita a la Fundación Laxeiro de la Directora del Área de Colecciones del Reina Sofía y comisaria de la exposición, Rosario Peiró quien, una vez visitada la Colección permanente, quedó fascinada por la obra de Laxeiro.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.