Miguel Comesaña) 8 preguntas a un arquitecto que en sus ratos libres ejerce como político en "Ciudadanos"

A ellos, a los que quedan en "Ciudadanos", el partido de Arrimadas, Bal y compañía, les llaman ahora, popularmente, "los últimos de Filipinas". Los que resisten ahí y no arrojan la toalla, como el arquitecto vigués Miguel Comesaña, lo hacen convencidos de que están políticamente en el camino correcto. A través de una entrevista hemos tratado de saber más cosas en relación con lo que piensa este joven de Vigo, muy activo en las redes sociales, miembro de "Ciudadanos" y también de su ejecutiva local en el municipio olívico. Muy dispuesto para la política municipal, Comesaña se hizo famoso el año pasado en Twitter por el magnífico análisis -muy documentado y bien expuesto- que hizo sobre el polémico asunto de la remodelación de la Gran Vía viguesa, con la instalación de rampas mecánicas y esa especie de invernadero de plantas que decoran el interior del acristalado espacio.

Veamos ahora sus respuestas a las 8 cuestiones que le hemos planteado sobre la actualidad municipal viguesa...

1) La millonada que se lleva gastado en humanizaciones Abel Caballero, ¿en qué estaría mejor empleada?

-- Resulta irónico que se anuncie, desde mayo de 2020, el destino de 24 millones de euros a un ambicioso plan de humanizaciones, que se movilicen 33 millones de remanentes del Concello al mismo fin, que se han gastado o se van a gastar un total de 43 millones en Balaídos, que se anuncie a bombo y platillo un ambicioso plan de 50 millones para la reconstrucción económica de Vigo del que nada se sabe, y, en el mismo periodo de tiempo, se justifique que se han destinado 5 millones de euros en ayudas a la hostelería (gratuidad de terrazas y exenciones en las tasas de agua, basura y vados comerciales, pero en el próximo ejercicio), o se esté a la cola de España en gasto social por habitante, comparado con ciudades de similar tamaño. La desproporción de las cifras habla por sí sola.

Considero absolutamente insuficientes las medidas de apoyo al sector de hostelería y el comercio anunciadas hasta la fecha, tanto por la Xunta como por los Concellos, para un sector integrado fundamentalmente por pymes y autónomos, que, además, han soportado un incremento de su carga fiscal (cotizaciones sociales, IBI y tasas municipales) y a los que sólo se han aplicado moratorias en el pago de sus obligaciones que en nada contribuyen a mejorar su angustiosa situación.

En 2020, en plena pandemia, el gobierno municipal acumuló dos subidas en el recibo del IBI: un 1% en el tipo que se aplica -pasa del 0,901% al 0,91%, más del doble que Madrid, por ejemplo-; y un 3% de actualización de los valores catastrales. Este segundo incremento lo autoriza el Gobierno central, pero siempre a petición de los propios ayuntamientos.

Creo que se debería aplicar una moratoria en el pago de las líneas de crédito ICO-Covid y la suspensión de todos los tributos y tasas locales para los autónomos y pymes, y la elaboración de una Plan de Actuación Contingente ante las consecuencias económicas del Covid, en línea con el propuesto por Ciudadanos Vigo el 20 de abril de 2020.

Sin ánimo de criticar el necesario acondicionamiento de los espacios públicos y la mejora de la movilidad urbana, estimamos que debe ser realizado respetando escrupulosamente los criterios técnicos, urbanísticos, medioambientales e históricos. Pero considero que el gasto público debe seguir un plan estratégico elaborado por técnicos expertos en las diferentes áreas, fijando las prioridades y evaluando el grado de cumplimiento de los objetivos planteados y con una evaluación constante de los mismos, en colaboración con el resto de administraciones, para evitar las modificaciones presupuestarias y la no ejecución de las partidas incluidas en el mismo, que es a lo que caprichosamente nos tiene acostumbrados Abel Caballero.

2) ¿Qué efecto visual puede causar toda la Gran Vía -desde Urzáiz hasta As Travesas- repleta de rampas mecánicas con esas coberturas-adefesio como las de la rampa-piloto existente?

-- El anteproyecto de las rampas que había encargado el Concello de Vigo al arquitecto Alfonso Penela guardaba unas proporciones y una escala adecuadas al lugar, dónde además de hacer unas marquesinas de menor altura, estaban semienterradas y no eliminaban los árboles existentes. El proyecto ejecutado por Abel Caballero hasta la fecha es bien distinto, las marquesinas, con un tamaño mayor, pasan a ser las protagonistas del proyecto, resaltadas con la utilización de unos colores que en nada ayudan a mimetizarse con el entorno. Y la portentosa y visible vegetación existente fue sustituida por plantas, arbustos y árboles de menor tamaño que difícilmente van a tomar el protagonismo que tenían en el pasado. Como consecuencia, en una calle emblemática de la ciudad, con un entorno único, con edificios nobles de piedra, tenemos una intervención en el espacio público propio de un barrio nuevo sin valor histórico. Una intervención que podría tener sentido en un barrio como Navia, pero que, según los estándares de rehabilitación de edificios históricos en Galicia e intervención en el espacio público, está totalmente fuera de lugar.

A mí me parece que para Caballero todo lo hecho en Vigo anterior a su mandato parece no haber tenido valor. Ni los edificios, ni la Gran Vía, ni los árboles. Ahora las protagonistas son sus rampas mecánicas, o mejor dicho su marquesina. Un proyecto que divide la Gran Vía en dos y que no discute, sino que menosprecia todo lo que anteriormente construyó Vigo.

Recuerdo haber hablado hace unos 3 años con el propio Arquitecto Alfonso Penela (el que fue mi profesor) de las rampas y escaleras mecánicas de Vigo. Creíamos que eran una estupenda tecnología para la movilidad peatonal, pero coincidíamos en que le sobraban todo tipo de aderezo y cubiertas. Para mí, la virtud de unas rampas mecánicas es que son un plano en el suelo que está en movimiento. Y eso es lo fundamental.

3) ¡6 años! y unos cuantos millones lleva el Gobierno Municipal de A.C. remodelando Balaídos más lo que le resta. Como arquitecto y como ciudadano: ¿qué piensa de este asunto? ¿El estadio de Balaidos necesitaba una reforma pero lo que está haciendo Caballero es un despropósito?.

-- Para empezar, una reforma de una instalación deportiva que tiene un uso exclusivo de un club privado (y con su explotación la entrada de público, vigués o no) sin la aprobación de este club. Lo segundo es haber redactado un proyecto de esta envergadura sin haber realizado un concurso público y sin la participación de las peñas, asociación de vecinos y ciudadanos en general. Sobre la conveniencia de este proyecto, y la formalización del mismo. Estamos hablando de una reforma que costará algo más de 43 millones de euros, de dinero público del Concello de Vigo y la Deputación de Pontevedra. La única consulta pública que se hizo al respecto fue la del color de la fachada (las ondas) del edificio.

Sospecho que Abel Caballero no ha explorado todas las vías posibles o por lo menos no le ha interesado. Parece que, a Caballero, desde los inicios, le interesaba acometer la reforma de Balaídos con dinero público por el rédito electoral que le podía dar. Nadie duda de la importancia que le da su equipo de comunicación a las inauguraciones, visitas y anuncios de obra. Y sobre todo en algo tan importante y emblemático como el estadio de Balaidos. La reforma podría haberla acometido el RC Celta a cambio de una concesión de 40 o 50 años, puesto que el único uso que tiene esta instalación a medio plazo (exceptuando los bajos de la grada de Río) es la disputa de los partidos del primer equipo del RC Celta. Incluso podría haberse contemplado la venta del Estadio y dedicar los recursos públicos a otros bienes de interés general. Sobre esta opción merodeaba la duda de que el club pudiera vender el estadio, o se pudiese dar un pelotazo urbanístico con la construcción de viviendas u hoteles, pero el suelo dónde se ubica el estadio está protegido por este tipo de situaciones por el Plan General de la ciudad.

Como Arquitecto la reforma del estadio es un apaño, y exceptuando las reformas que se van a efectuar en Marcador y Gol, y la mejora de la grada de Tribuna Baja (antigua preferencia) el resto es, como se dice coloquialmente, chapa y pintura. Se ha modificado la estética exterior del estadio, y se han sustituido unas cubiertas por otras, en el caso de la grada de río, se ha sustituido una cubierta con una estructura de malla espacial, por otra similar, solamente para adaptar la cubierta a las nuevas ondas. En definitiva, un enorme gasto para las principales gradas del estadio que apenas han repercutido en el confort de los usuarios, por lo que el RC Celta obtiene unos importantes ingresos por la venta de entradas y abonos. Cuestión a parte es el proyecto de Estadio, que se vende como un estadio moderno, incluso de los más modernos de Europa, y está y estará entre los peores estadios de LaLiga. El estadio será muy gallego en el sentido arquitectónico. Estamos acostumbrados a ver en la arquitectura tradicional gallega casas con númerosos añadidos, producto de diferentes reformas efectuadas en diferentes momentos de la vida del edificio. El estadio Abanca Balaídos no va a ser menor. Cuando la obra esté terminada, a pesar de la “homogeneidad cromática” en el exterior e interior de la instalación, el edificio presentará diferentes discontinuidades, arreglos, y espacios nulos productos de la falta de convergencia entre unas gradas y otras, por su forma altura y profundidad. A mayores, desde el Concello de Vigo no se ha entendido qué es un Estadio de fútbol y dónde está ubicado. Los estadios de fútbol modernos que se están construyendo por Europa (aunque no todos ellos) han entendido de que esta instalación tiene que ser mucho más que un recinto dónde se reúnen los aficionados de un club cada 15 días. Los estadios, como edificios públicos (aunque su titularidad sea privada) deben tener una participación mayor en el espacio público y en los barrios dónde están ubicados. Desde el Concello de Vigo no se ha puesto en valor la permeabilidad que tiene que tener el Estadio de Balaídos hacia la calle y el barrio, y lejos de hacer un campo más participe del barrio en la visual o en su uso, se ha acometido una reforma opaca hacia el barrio, que da las espaldas hacia este barrio, sus calles y sus bajos comerciales. Y en segundo término, la grada de río del estadio está construida sobre el río Lagares, y también lejos de poner este hecho en valor se han eliminado 18 árboles de gran porte, una zona de césped accesible y se han dejado zonas de césped inaccesibles y un solo árbol.

Además, temas tan importantes como las inundaciones que sufren los bajos de la Grada de Tribuna no han sido subsanados, dejando de manifiesto que el arreglo del Estadio es más visual que pragmático.

4) ¿Qué piensa de la tranquilidad con que el Gobierno municipal afronta la problemática de la tan necesaria Salida Sur ferroviaria... esa especie de Ábalos ya lo resolverá, no necesito alzar la voz de vez en cuando...?

-- Vigo debe recuperar su histórico protagonismo en la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal y el Eje Atlántico, y, para ello, es fundamental que se acometan ambiciosas inversiones en infraestructuras, entre las que las ferroviarias ocupan un lugar fundamental para la movilidad de personas y mercancías, y ahí nos referimos a la salida sur del AVE y a la conexión con el puerto. Pero, para conseguir un diálogo sincero y eficaz entre administraciones es necesario orillar el partidismo y cambiar la confrontación por leal colaboración, que permita dirigir las inversiones en el mismo sentido e incrementar su efecto multiplicador sobre la riqueza del área metropolitana de Vigo.

En este sentido, considero absolutamente insuficiente la dotación presupuestaria de 2021 para el AVE por Cerdedo. Ha sido dotado con medio millón de euros para el informe hidrológico del segundo estudio de impacto ambiental. Ello implica demorar el proyecto dos años más y las obras, cifradas en unos 2.000 millones. No estará listo en ningún caso antes de 10 años.

También son insuficientes las partidas cifradas en 650 millones para el ferrocarril entre Vigo y León, y 70 entre Vigo y A Coruña de la salida sur de ferrocarriles de Vigo hacia Portugal y Ourense y el ramal de conexión ferroviaria desde el Eje Atlántico de altas prestaciones, que combina viajeros y mercancías. Es necesario destinar una partida mayor para mejorar la salida sur de Vigo hacia la frontera lusa desde la estación de Guixar por Redondela. 

5) Lo que al final habrá ahí, en la llamada "plaza de la Estación"... ¿es una estación de tren con una playa de vías aparentemente insuficiente complementada con un centro comercial?, ¿o es un Gran Centro Comercial que en su interior tiene una estación de tren?. ¿Qué augura para el lugar usted: tal vez circulación fluida en la zona...?

-- El proyecto de Thom Mayne y Ceetrus va a transformar de forma radical una zona muy céntrica de la ciudad. Es un proyecto enorme en sus dimensiones que va a tener efectos radicales sobre la movilidad y el paisaje urbanos, y también sobre el tejido comercial de la ciudad. Los centros intermodales de transporte de personas en Europa combinan el concepto de movilidad de las personas y los servicios anexos que ofrecen a visitantes y pasajeros. En ese sentido, bienvenida la inversión y la transformación radical de una zona que actualmente ya presenta serios problemas de movilidad y desconexión con zonas aledañas de la ciudad.

El convenio firmado por el Gobierno central, autonómico y local por un importe global de 21,4 millones, que incluye el túnel, la reforma de la Plaza de la Estación, los espacios verdes, la conexión de la Estación de Autobuses con la AP-9 y el núcleo de comunicación. ADIF aportará 14,6 millones (68%), el Ayuntamiento otros 3,4 millones (16%) y la Xunta 3,4 millones más (16%). Un ejemplo de colaboración leal entre administraciones para el beneficio de los ciudadanos. Es incuestionable que los grandes centros comerciales provocan movimientos de población, y que estos movimientos de población dentro de la ciudad van a suponer que un área comercial crecerá si fagocita o crece a costa de otras. Lo que puede provocar que la zona de compras se concentre en determinadas zonas de la ciudad y merme la actividad comercial de otras. En este sentido ya son preocupantes los movimientos que se están produciendo en la zona comercial Urzáiz-Príncipe.

Y especialmente preocupantes son los efectos que pueda tener sobre un sector ya especialmente castigado por los grandes centros comerciales, cadenas, franquicias, comercio electrónico, y la pandemia sanitaria y la crisis económica, que es el sector del pequeño comercio. A este sector es al que va especialmente dirigida nuestra atención, ya que es el gran dinamizador de nuestros barrios y el gran creador de empleo, pero, al mismo tiempo, ha sido el gran olvidado en esta crisis, soportando el incremento de sus cargas fiscales y sin recibir una decidida ayuda por parte de las administraciones.

Vigo debe consolidar un pequeño comercio moderno y atractivo que se constituya como otro polo de atracción generador de empleo estable y riqueza para sus comerciantes y para toda la población del área metropolitana. Es necesario crear Zonas Urbanas de Comercio Local y establecer planes de actuación específicos en colaboración con las Asociaciones de Comercio, tal y como indicábamos ya en abril de 2020 en nuestro Plan de Reconstrucción de Vigo Post-Covid19 y en nuestro último programa electoral.

6) Plan General y Vigo. Dígame al respecto lo que le dé la gana...

Quizás el mayor lastre que carga la ciudad de Vigo es su urbanismo. Vigo fue una de las ciudades que mayor crecimiento ha experimentado con la llegada de la industrialización, esto ha provocado un crecimiento de la ciudad caótico que es el gran responsable de muchos de los problemas que hoy nos encontramos. Vigo es una ciudad extensa y porosa: la urbe ha crecido en extensión, engullendo gran parte de sus parroquias perimetrales y dando lugar a diversos vacíos urbanos dentro de la ciudad, tal es así que cruzando perpendicularmente muchas de nuestras arterias principales nos encontramos casas todavía con su huerto y estructuras del territorio más propias del rural que de la ciudad. A su vez, la extensión de la urbe construída en base a calles corredor eran muy positivas en su momento para introducir el coche en la ciudad pero hoy vemos que son realmente perjudiciales para poder desarrollar una “vida de barrio”, recorridos peatonales, equipamientos y servicios de proximidad y eficiencia del transporte público. Tal es así, que Vigo es la segunda ciudad de España con más vehículos por habitante, y esto no es un problema que deba atajarse desde la Concejalía de Movilidad, ni siquiera es un problema del mapa de líneas de Vitrasa, es un problema urbano, y por tanto que debe atajarse desde el planeamiento. Desde la transformación de nuestra estructura territorial.

Con todo esto, para mí el gran problema de Vigo, desde el ayuntamiento en estos últimos años no se ha hecho nada. La transformación de la movilidad y del uso de los espacios públicos deben atajarse desde lo general a lo concreto, y el camino que están siguiendo desde el ayuntamiento de la ciudad parece el opuesto. Así podemos ver como después de haber “humanizado” una calle, esta vuelve a ser levantada tras haber entendido que necesitaba un carril ciclista, o una plaza. Y esto seguirá ocurriendo, porque no existe una visión completa del urbanismo y la movilidad en la ciudad, principalmente por la ausencia de este plan general.

A mayores, habría que recordarle al Alcalde Abel Caballero que escuchamos día si día también criticar a la Xunta, incluso afirmar que Feijóo está en contra de Vigo, cuando nuestro ayuntamiento se ha servido del Instrumento de Ordenación Provisional que ha aprobado la Xunta de Galicia por la suspensión del PXOM08 de Vigo, para salvar al urbanismo vigués. Es más, sin este IOP el sector de la construcción en Vigo hubiese caído en una grave crisis. En el estudio de arquitectura dónde trabajo aproximadamente el 80% de proyectos que tenemos son posibles gracias a la aplicación del IOP que permite salvar parte del suelo edificable del Plan General de 2008, que fue anulado en 2015.

7) ¿Conoce las bondades de los árboles resistentes a las bombas atómicas que el regidor Abel Caballero quiere plantar en Vigo en lugar de los que se cargó en Gran Vía y se sigue cargando en otros lugares?

Como he dicho unas líneas atrás, Caballero parece valorar poco o nada todo lo que la ciudad ha conseguido previo a su mandato. Creo que por fortuna la gente comienza a darse cuenta del modus operandi de Abel Caballero respecto a los árboles en nuestra ciudad, y espero que tenga su merecido castigo en las urnas.

8) Ciudadanos ha renovado sus cuadros directivos en Vigo y por ahí anda usted. ¿No está arrepentido de haberse metido en Político? En todo caso: ¿qué se puede esperar de Ciudadanos en Vigo en esta nueva etapa, con el handicap que tienen de no tener a nadie en el escaparate de los plenos y vida interna del Concello?

-- Para nada arrepentido. Para mí la política es una afición, es un complemento a mi trabajo y mi vida, a la cual no me importa dedicarle tiempo. Creo que todo el mundo tiene un político dentro de sí, porque todos tenemos una posición o una opinión sobre las cosas que suceden en nuestro entorno. Pero entiendo que muchas personas no estén dispuestas a participar en el “circo” en el que se está convirtiendo la política. En todo caso, estoy contento en gran parte por la gente que he conocido en política y lo que he aprendido de todos ellos. Aunque bien es cierto, que con la dedicación uno descubre muchas cosas que no le gustan. Quizás cuando me metí en política tenía una visión mucho más blanca e inocente de como funcionaban las cosas; tras unos años siguiendo la política municipal de Vigo, me siento profundamente decepcionado por las estratagemas, corruptelas y mentiras que reinan en este mundo y veo personificadas en el Alcalde de nuestra ciudad, y en dónde la honestidad es un valor ausente.

Respecto a nuestra formación somos conocedores de la dificultad que supone tener voz en la ciudad estando fuera de las instituciones y contando con muy poca repercusión en los medios locales. En la anterior etapa habíamos hecho un muy buen programa electoral pero hemos cometido grandes errores en el último año previo a las elecciones locales. Ahora contamos con un nuevo equipo directivo cuyo objetivo es divulgar ideas y propuestas que llevamos trabajando mucho tiempo para que en los siguientes comicios los vigueses valoren esta aportación que hacemos a la ciudad y nos permitan trabajar desde dentro con más fuerza y mejores herramientas.

MIGUEL COMESAÑA. -




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.