Trenes) Clamor en Portugal por la reapertura total de la "Linha do Douro" mientras aumenta la sordera de Ábalos

Esto fue lo acordado por unanimidad esta semana en el Parlamento portugués : reabrir la línea ferroviaria cerrada (habrá que reconstruirla aunque el trazado actual se aproveche) entre Pocinho y el puente internacional sobre el río Águeda (Barca D´Alva). Y hacer las gestiones con España para que se reabra el tramo entre Salamanca, La Fregeneda y el puente internacional en la zona de las Arribes del Duero. Por parte española no parecen estar por la labor de mover un dedo, la esperanza está en que los salmantinos fuercen la situación. Por parte portuguesa se espera que el Gobierno reaccione y dado el coste relativamente bajo de reabrir los no muchos kilómetros entre Pocinho (donde actualmente llega el tren) y la frontera con tierras salmantinas... se opte por tomar nota y encomendar las consiguientes obras.

Este jueves pasado han sido debatidos en el Parlamento portugués los ‘proyectos de resolución’ presentados por varios grupos parlamentarios a raíz de la petición popular con 13.888 firmas registrada en enero de 2020, por la que se solicitaba al Gobierno portugués la recuperación de la vía férrea del Douro en el tramo que está abandonado, procurándose al tiempo su apertura en su totalidad como línea internacional, hasta Salamanca, mediante la reapertura por parte lusitana de los 28 km entre Pocinho y Barca d´Alva, demandando al Gobierno español la continuación ferroviaria hasta la capital charra.

En la Asamblea de la República, todas las propuestas habidas al respecto del tema que nos ocupa fueron
aprobadas por unanimidad. El resultado no es vinculante para el Gobierno português, pero dada la sensibilidad mostrada por el tema ferroviario por el ministro Pedro Nuno Santos, en nada es descartable que se pase a la acción y que de los fondos europeos de recuperación se destinen los no muchos millones necesarios (unos 45) para permitir que antes que tarde, los trenes vuelvan a circular Douro arriba, no hasta Pocinho, sino hasta más allá : Barca D´Alva, a la espera de poder seguir un día hasta Salamanca, como antaño sucedía.

El PSD (Partido Social Demócrata), BE (Bloco de Esquerda), PAN (Personas-Animales-Naturaleza), PCP (Partido Comunista Portugués) y el PEV (Partido Ecologista Los Verdes) habían presentado varias propuestas enfocadas en la reapertura hasta Barca d´Alva, también en la electrificación y modernización de la vía del Douro así como en la mejora del material circulante y en la reanudación de las conversaciones con España tendentes a conseguir la reapertura ferroviaria también al otro lado de las Arribes del Duero.
Esta ha sido la quinta iniciativa popular debatida en el Parlamento portugués sobre la misma cuestión en los últimos diez años, siendo finalmente aprobada por todos los grupos parlamentarios con ningún voto en contra y ninguna abstención.
Los portavoces de los diferentes partidos se centraron en la importancia de esta infraestructura para aprovechar el elevado flujo turístico que recibe la región del Douro portugués, haciendo hincapié también en su viabilidad para el transporte de mercancías, como eje ideal entre el puerto de Leixões y Salamanca, también para la salida de los minerales de la recientemente reabierta Mina de Moncorvo y de otros productos industriales y agrícolas de la región norte de Portugal hacia el interior de la península y de Europa.
Con todo, sobre lo que más se incidió fue en el papel de esta línea férrea para conseguir los objetivos medioambientales de movilidad a la vez que se refuerza la cohesión territorial interna y con las comarcas fronterizas, reduciendo la interioridad de la región.
Esta votación de este jueves en el Parlamento portugués exige, al menos, que se acometa la reactivación hasta la frontera, independientemente de que Ábalos y cía pongan o no interés en reabrir el trozo español de Salamanca hasta la frontera.

En un estudio realizado en 2018 por la Comisión Europea sobre vías ferroviarias que habían sido eliminadas, se puso al ferrocarril del Douro como ejemplo de infraestructura transfronteriza desaprovechada y se lo consideró como “uno de los enlaces fronterizos con más capacidad de reapertura”. Como detallaba "Salamanca, al día" aún no hace mucho : "Fue durante la Semana de las Regiones, celebrada en Bruselas, donde se presentaron las conclusiones de un estudio sobre vías férreas desactivadas en todas las zonas fronterizas de la UE, que la Comisión Europea encargó en 2017 a una consultora, con el objetivo de conocer cuáles tendrían mayor potencial de reapertura. Este estudio, desarrollado por la consultora alemana KCW, identificó 365 puntos y, entre ellos, seleccionó 48 enlaces cuya reactivación sería más conveniente; en esa lista está el tramo Pocinho-Barca d´Alva-La Fregeneda-La Fuente de San Esteban. El pasado mes de octubre, la Comisión eligió dos de esas 48 vías férreas más prometedoras para presentarlas en el encuentro Regions & Cities, poniéndolas como ejemplo de “potencial económico desaprovechado y con gran impacto regional”, basándose en las conclusiones del estudio. Una de ellas, fue el tramo Haguenau (Francia)-Rastatt (Alemania), la otra, la vía del Duero en el tramo Pocinho (Portugal)-La Fuente de San Esteban (España)".

La reapertura del tramo Pocinho - Barca d´Alva, desactivado en 1988, no deja de ganar nuevos defensores en Portugal, con manifestaciones públicas a favor emitidas por el propio ministro de Infraestructuras, Pedro Nuno Santos, por el presidente y vicepresidente de la CP,  Nuno Freitas y Pedro Moreira, o por parte del presidente de la entidad Turismo Porto e Norte de Portugal, Luís Pedro Martins.

La petición popular que ha dado origen a este nuevo debate en el Parlamento portugués es una figura recogida en su ordenamiento jurídico y fue iniciativa de la Liga dos Amigos do Douro Patrimonio Mundial (LADPM), consiguiendo el apoyo de casi 14.000 firmas, entre ellas, la del que fuera ministro de Hacienda de Portugal en el momento de clausura del Tren del Duero en 1988, Miguel Cadilhe, que en 2019 reconoció que “me equivoqué, fuimos engañados todos”, durante el lanzamiento de esta petición pública de firmas de apoyo, realizada en la localidad de Peso da Régua, capital del Douro vinhateiro.
La línea del Duero/Douro es un fracaso de la Unión Europea. Al valle del Douro no ha llegado aún la Unión Europea, llegará cuando un día se reabra la Línea Internacional del Douro/Duero”, afirmó el profesor Manuel Tão, un convencido de las virtudes de esta línea para unir Porto con Salamanca, cuatro Patrimonios Mundiales de la Humanidad unidos en tres/cuatro horas de tren panorámico. Un tren que circularía lleno de turistas, además de viajeros de negocios y residentes locales. Un tren que, en sí mismo, sería un producto turístico y un instrumento de marketing territorial.
    Puente internacional inutilizado. (Foto de Antero Pires)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.