Posibles recortes en mejoras de infraestructuras en Lugo tendrán la oposición firme de la Conselleira Vázquez Mourelle

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad mantuvo hoy una reunión con los representantes de la Federación Gallega de Transporte de Mercancías y de la Asociación de Empresarios de Transportes Discrecionales de Lugo.

Ethel Vázquez garantiza que la Xunta demandará un compromiso del Gobierno de España con las autovías pendientes en Lugo y una conexión 'sin recortes' con la alta velocidad ferroviaria

La conselleira traslada la inquietud por la falta de avances en las infraestructuras estatales en Lugo y apunta que el ritmo de ejecución de la autovía A-54 a Santiago impide su final en 2021, a pesar de iniciarse hace ya 22 años

Apunta la preocupación por la falta de avances en las autovías de la Mariña y Lugo-Ourense, así como por el estado de los firmes, que merman la seguridad viaria de la A-6 o de la N-634, por la que pasa el tráfico cuando cierra la A-8 por la niebla en Mondoñedo

Remarca el trabajo de la Xunta por mejorar las infraestructuras viarias de la provincia, con una inversión de 25M€ en la primera fase de la autovía Lugo-Sarria, en marcha, y el compromiso de licitar el proyecto del trecho restante este mismo año

Considera que las últimas noticias sobre el ferrocarril a Lugo evidencian una renuncia del Gobierno de España a conectar la provincia con la alta velocidad

Señala que la inversión de 1.000 millones comprometidos se reduce a la mitad y se eliminan de la planificación las variantes de trazado, al tiempo que se retrasa hasta 2024 la puesta en servicio de las primeras obras, previstas para 2021


La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, garantizó hoy que la Xunta demandará un compromiso del Gobierno de España con las autovías estatales pendientes en Lugo y una conexión “sin recortes” con la alta velocidad ferroviaria.

Así lo trasladó hoy Vázquez Mourelle antes de su reunión con representantes de la Federación Gallega de Transporte de Mercancías (Fegatramer) y de la Asociación de Empresarios de Transportes Discrecionales de Lugo (Tradime), con los que mantuvo un encuentro de trabajo en la ciudad de Lugo. En la reunión también participaron el delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, y el director general de Movilidad, Ignacio Maestro.

La titular de Infraestructuras y Movilidad manifestó que la Xunta incrementó desde el 2009 más de un 60% la extensión de la red de vías de alta capacidad de titularidad autonómica, con 50 nuevos km libres de peaje en servicio en la provincia de Lugo.

Destacó que actualmente el Gobierno gallego está ejecutando las obras de la primera fase de la autovía Lugo-Sarria, que supone una inversión de más de 25 M€ para desdoblar el trecho de corredor entre A Pobra y Sarria, con el objetivo de que esté finalizado ya en otoño del próximo año. Añadió que este mismo año se licitará la redacción del proyecto del trecho restante para completar la autovía hasta Lugo.

Afirmó que el trabajo de la Xunta también incluye la defensa ante el Gobierno de España del impulso de las infraestructuras de titularidad estatal necesarias para el progreso de esta provincia. A este respecto, recordó como en la reunión de la pasada semana entre el presidente de la Xunta y el ministro de Transportes, se anticipó la preocupación por asuntos que el Gobierno gallego espera poder abordar en detalle en la próxima reunión prevista para abril.

La conselleira compartió con el sector la inquietud de la Xunta por la falta de avances en las infraestructuras viarias imprescindibles para Lugo. En concreto, habló de la Autovía Lugo-Santiago, donde el ritmo de ejecución va a impedir atender la demanda de la Xunta de que se finalicen las obras en este año 2021, a pesar de ser una actuación que empezó a ejecutarse hace 22 años.

Se refirió a la Autovía Lugo-Ourense, con el intercambiador de Guntín, de la que dijo “no hay absolutamente ninguna previsión de avance para los próximos ejercicios, a pesar de ser esencial para las dos provincias y una demanda reiterada de Galicia”.

Manifestó la preocupación, además, por la Autovía de la Mariña, donde estaba comprometido el impulso del trecho Foz-Barreiros sin que eso se reflejen ni en nuevos pasos administrativos ni en los Presupuestos.

También se trasladó en la reunión a inquietud por el estado del firme de la Autovía A-6 y del resto de carreteras nacionales, como la N-634 en Mondoñedo, por la que se circula cuando cierra la A-8 para garantizar la seguridad del transporte.

Al margen del transporte por carretera, en la reunión de la pasada semana en Madrid la Xunta puso de manifiesto la preocupación por el incumplimiento de los compromisos con la llegada del alta velocidad ferroviaria a Lugo.

Ethel Vázquez subrayó que la Xunta no renuncia ni acepta una rebaja de las condiciones que ahora se presentan para el ferrocarril de Lugo, por lo que tal y como dijo: “el Gobierno gallego va a demandar que se cumplan los compromisos adquiridos y se dote esta provincia de una conexión con el alta velocidad ferroviaria sin recortes y que garantice una conexión competitiva y rápida con Madrid”.

La conselleira abundó en el compromiso de inversión de 1.000M€, para la conexión de Lugo con el AVE, con una 1ª fase que culminaría en este año 2021, reduciendo el tiempo de viaje con Madrid al entorno de las 4 horas. E incidió que en 2021 prácticamente ninguna de las obras comprometidas están iniciadas y aún se está licitando los contratos, lo que demora hasta el año 2024, como pronto, el final de la primera fase de la modernización del ferrocarril a Lugo.

También, puso el acento en la aun más preocupante reducción de la inversión a la mitad, y que se descarten las variantes de trazado que se preveía ejecutar en la segunda fase, “lo que en la práctica quiere decir que el Gobierno de España parece renunciar a conectar la provincia de Lugo con el alta velocidad” lamentó.

La reunión celebrada hoy en Lugo se enmarca en el diálogo permanente del departamento que dirige Ethel Vázquez con un sector fundamental para la economía, para el empleo y el funcionamiento de la sociedad.

La conselleira destacó que la Xunta, consciente de la importancia y del valor social del transporte de mercancías, sigue trabajando para intentar que puedan desarrollar esa labor en las mejores condiciones. Con ese objetivo, el pasado año el departamento de Infraestructuras y Movilidad puso en marcha el Observatorio del Transporte de Mercancías de Galicia, como una herramienta para calcular los costes de funcionamiento de esta actividad, y hoy se abordaron las impresiones del sector al respecto.

En el encuentro también se informó de la apertura, el pasado 11 de marzo, del plazo para que las entidades de transporte por carretera soliciten las ayudas para la formación, a las que este año la Xunta destina 400.000. El pasado año, estas ayudas permitieron la realización de más de 1.100 actividades formativas de las que se beneficiaron más de 11.300 profesionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.