Pesca ilegal y guardacostas) Ultiman la renovación parcial de las patrulleras de la Xunta



La conselleira del Mar visitó la patrullera 'Punta Seixo Branco', una de las nuevas embarcaciones con las que cuenta el Servicio de Guardacostas.- 

La Xunta ultima la renovación parcial de la flota del Servicio de Guardacostas que supone una inversión de 10 millones de euros.-

Esta modernización incluye cinco embarcaciones, cuatro patrulleras ligeras que ya están en funcionamiento en el servicio y una de altura que está en construcción y que se prevé que este año sustituya a la ‘Paio Gómez Chariño'.-

La 'Punta Seixo Branco' es la patrullera ligera que se incorporó más recientemente al servicio y atraca en un pantalán que habilitó la Autoridad Portuaria de A Coruña en Oza con una inversión de cerca de 80.000 euros.-

Con el plan de renovación parcial de la flota de Guardacostas la Xunta busca mejorar la lucha contra el furtivismo, optimizar las operaciones de rescate y salvamento y avanzar en la lucha contra la contaminación marina.-

En el año 2020, marcado por las circunstancias derivadas del coronavirus, los guardacostas requisaron en Galicia más de 46.000 kilos de pescado y marisco y más de 22.000 útiles.-


La conselleira del Mar, Rosa Quintana, puso  en valor el esfuerzo inversor de Galicia en los dos últimos años para la renovación parcial de la flota del Servicio de Guardacostas, que supone una inversión de 10 millones de euros. Esta modernización incluye cinco embarcaciones, cuatro patrulleras ligeras que ya están en funcionamiento en el servicio y una de altura que está en construcción y que se prevé que este año sustituya a la Paio Gómez Chariño. Así lo destacó la titular de Mar durante una visita a la embarcación Punta Seixo Branco, la última patrullera ligera en incorporarse al servicio y que tiene su base en A Coruña.

La Punta Seixo Branco atraca en un pantalán que habilitó la Autoridad Portuaria de A Coruña en la dársena de Oza y que supuso una inversión de cerca de 80.000 euros. Cuenta con una eslora de 17 metros, una manga de 5 metros y un calado de 0,85 metros. Además entre sus prestaciones está alcanzar los 36 nudos de velocidad máxima. Las otras tres nuevas patrulleras ligeras entregadas previamente al Servicio de Guardacostas y también en funcionamiento son la Punta Promontoiro, con base en Celeiro, la Punta da Guía, con base en Vigo y la Punta Falcoeiro, con base en Ribeira.

Estas cuatro embarcaciones, subrayó, supusieron una inversión de más de 3,5 millones de euros y son aptas para realizar tareas de inspección y vigilancia pesquera, control y apoyo a la flota, colaboración en operaciones de busca y salvamento marítimo y participación en actividades de lucha contra la contaminación marina. Además, la renovación parcial de la flota de Guardacostas se completa con la patrullera de altura que está en construcción y que fue adjudicada por cerca de 6,5 millones de euros, recordó Rosa Quintana.

Durante la visita, en la que estuvo acompañada por el subdirector general del servicio de Guardacostas, Lino Sexto, la conselleira añadió que esta modernización de la flota se complementa con la ampliación del plantel del organismo autonómico, que incorporó más de 40 profesionales en los últimos años para labores de inspección veterinaria y de lucha contra el furtivismo, y con la renovación de más de una veintena de vehículos. La última de estas renovaciones, recordó, se realizó hace unos días con cuatro nuevos todoterreno para labores de vigilancia, inspección y lucha contra el furtivismo. También para trabajos que se realicen por tierra en materia de búsqueda y salvamento marítimo y lucha contra la contaminación marina.

De este modo, expuso Rosa Quintana, el Ejecutivo gallego busca mejorar la operatividad del Servicio de Guardacostas de Galicia, la lucha contra el furtivismo, optimizar las operaciones de rescate y salvamento y avanzar en la lucha contra la contaminación marina. En esta línea destacó que Galicia es la única comunidad que dispone de un servicio propio de estas características y que pone sus medios a disposición de Salvamento Marítimo del Estado. Además reconoció la labor clave que desempeña el personal del servicio y agradeció sus esfuerzos para proteger el mar de Galicia, sus personas y recursos, especialmente en un contexto más complejo marcado por las circunstancias derivadas del coronavirus.
Decomisos e incautaciones

Dentro de esta labor de Guardacostas la titular de Mar destacó los esfuerzos realizados en el ámbito de la lucha contra el furtivismo. En este ámbito la actividad del servicio en Galicia en el año 2020 tuvo como resultado el decomiso de más de 46.000 kilos de pescado y marisco y la incautación de más de 22.000 útiles empleados para la actividad ilegal.

Estas cifras, especificó la conselleira, se corresponden con un ejercicio en el que las circunstancias son distintas a las de los anteriores. En esta línea explicó que entre otros factores influyó el estado de alarma decretado por el coronavirus en marzo de 2020, que implicaba el deber legal de confinamiento, que fue vigilado por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y que disuadió de forma importante la actividad furtiva.

A esto se suma, añadió, el descenso de la actividad profesional (tanto pesca como marisqueo) como consecuencia del cierre de su principal canal de comercialización (Horeca) o con las restricciones en otros ámbitos de control como la pesca recreativa y la propia restauración. A mayores hay que tener en cuenta, señaló, que los controles por zonas van variando en función de las necesidades y de la planificación que sigue el Servicio de Guardacostas de Galicia de controlar por áreas, épocas y especies de más relevancia para optimizar la efectividad de su labor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.