Noche de gloria tras resistencia heroica en Turín. F.C. Porto se mete -otra vez- entre los 8 mejores de Europa

Noche de lujo, de heroicidad, de gloria por parte del FC Porto que, contra todo pronóstico, eliminó a la Juventus en los octavos de final de la Champions League. FC Porto perdió 3-2 tras la prórroga de 30 minutos y tras haber jugado además de los 90 prefijados, otros casi 15 minutos más de juego extra (tiempo total de descuentos) que el árbitro repartió como le vino en gana, a modo de prolongaciones en las diversas partes del encuentro. Un arbitraje claramente casero el del veterano holandés Kuipers que dejó al FC Porto sin su delantero Taremi a poco de comenzar la segunda parte. Desde ahí y hasta el final de la prórroga y los tiempos de descuento-regalo para la Juventus, FC Porto aguantó peleando lo indecible y soportando los constantes ataques de la Juventus que acabarían estrellándose muchas veces en la defensa bien organizada de los portistas o en las buenas paradas del meta argentino Marchesin.

Kuipers pareció iniciar la segunda parte con remordimientos por haber pitado penalty contra la Juventus en la primera parte (una falta en el área de Demiral sobre Taremi) que lanzado por Sergio Oliveira sirvió a FC Porto para hacer el 0-1. Fue así cómo en los primeros compases de la segunda parte el árbitro pitó cortando una jugada del iraní Taremi, pero este en vez de parar (alegó que no había oído el sonido del silbato) dio un puntapié a la bola...; como ya tenía una tarjeta anterior, Kuipers mostró todo el rigor sobre el FC Porto, vara de medir que no aplicó a la Juventus (porque luego le perdonaría la que habría sido expulsión del francés Rabiot -que ya tenía una tarjeta-)...

Desmantelado el FC Porto en número de efectivos, tuvo que bajar las líneas (tras una primera parte en la que había sido claramente superior a la Juventus), organizarse lo mejor posible y aguantar el vendaval... Pepe fue un gigante atrás, con un gran partido también de Mbemba, un Sergio Oliveira colosal, un muy eficaz Uribe... aunque todo el equipo luchó admirablemente y fue en esa clave de abnegación al límite, cómo logró resistir...

Primero encajaría el 1-1 y luego el 2-1 en noche muy inspirada de Chiesa. Y finalizado el tiempo reglamentario con el mismo resultado de la ida, aunque a favor de la Juventus ahora, hubo de irse a la prórroga. En ella, FC Porto aguantó otra vez de modo heroico y se atrevió a salir en contragolpes peligrosos, a la vista de que el partido estaba roto por momentos. En una de esas jugadas de ataque, se produjo falta al borde del área italiana; la barrera saltó y Sergio Oliveira muy astuto lanzó por bajo y ajustado al palo, haciendo inútil la estirada del meta de la Juventus. Era el 2-2. Pero muy poquito después, la Juventus volvía a marcar y hacía el 3-2. Quedaban aún bastantes minutos para el final de los 15 de la segunda parte de la prórroga. Pero el FC Porto aguantaba... firme, luchador, jugando al límite... Al árbitro Kuipers le pareció que debía regalarle 3 minutos de prolongación a la Juventus... 3 minutos de prolongación por supuesto tiempo perdido (?) en solo 15 minutos de juego correspondientes a la segunda parte de la prórroga... 3 minutos que fueron cuatro y pico... porque cumplidos los tres, como la Juve recuperó una bola, el árbitro quiso agraciarle con otro boleto de un minuto y pico más a ver si les tocaba la lotería. Fue ahí, donde apareció el Dios del Fútbol e hizo justicia... la defensa del FC Porto volvió a conjurar los dos embates finales de la Juventus y fueron los de "O Dragâo" quienes en virtud de sus dos goles marcados en Turín, al haber empate en la eliminatoria, pasan a cuartos de final de la Champions y se llevan así un premio de diez y pico millones de euros que buena falta les hacen en una temporada con números rojos.

En resumen : pasó FC Porto con toda justicia. Fue mejor en el partido de ida y fue mejor en la primera parte del match de vuelta. Hizo dos goles en Turín, uno de ellos jugando con 10 hombres y ya extenuados, en la prórroga. Noche para el recuerdo, para dejar claro que FC Porto es un clásico en Europa, un clásico de la Champions League. Este paso a cuartos de final engrandece un historial europeo ciertamente importante.





Vítor Baía, Pinto da Costa y Sergio Conceição en un eterno abrazo con lágrimas incluídas, al final del match, junto al segundo entrenador del FCP.  (Imagen : FC Porto)

Redes sociales ridiculizan a la Juve tras la eliminación.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.