Feijóo) A vueltas con los fondos Next Generation pero con la mosca tras la oreja...



Feijóo evalúa las siete primeras iniciativas vinculadas al futuro de la cadena campo-mar-industria que aspiran a captar 550 millones de los fondos europeos Next Generation y a crear 1.000 nuevos empleos

Subraya la importancia de desarrollar proyectos que integren a las pymes para completar toda la cadena de valor, y que la mayoría de las propuestas tengan la oportunidad de desarrollarse a través de la colaboración con otras Comunidades Autónomas

Valora el anuncio del Gobierno de crear una planta de baterías eléctricas en Cataluña, pero cuestiona el hecho de que el Ejecutivo lo haga antes de comenzar el proceso de selección y de conocerse los criterios que lo regirán

“Galicia solo quiere competir en igualdad de condiciones con el resto de las comunidades”, dice, apelando a la concurrencia competitiva y al mérito en los proyectos susceptibles de que se les destine dinero público


El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, evaluó hoy los siete primeros proyectos vinculados al futuro de la cadena campo-mar-industria, que aspiran a captar 550 millones de euros de los fondos europeos Next Generation y a crear 1.000 nuevos empleos.

Durante el Foro Next Generation campo-mar-industria, Feijóo aseguró que en este sector, Galicia está trabajando en dos líneas de actuación: integrar proyectos que puedan acoger toda la cadena de valor, aprovechando el efecto tractor de las grandes empresas con la implicación directa de las pymes; y que muchas iniciativas se puedan desarrollar a través de la colaboración con otras comunidades.

Asimismo, incidió en la importancia de integrarlas también dentro del proyecto de economía circular que la Comunidad ya ha presentado con un volumen de inversión de 570 millones de euros.

A lo largo de su intervención, el titular de la Xunta destacó que el primer proyecto, el Plan de Transformación y Resiliencia, elaborado por Anfaco y con una inversión de 300 millones contiene actuaciones como la implantación de envasado sostenible, la mejora de la trazabilidad, el empleo de energías renovables o la implantación de sensorización avanzada.

En lo tocante al proyecto We Sea, presentado por Jealsa y con una inversión de 100 millones de euros, resaltó que este incluye la creación de una planta de biorrefinería marina, “un ámbito en el que podemos ser líderes en Europa”, aseveró. Además de incorporar actuaciones en el ámbito del hidrógeno, en el ámbito de las factorías inteligentes y la logística, o en la sostenibilidad para conseguir envases 100% renovables.

Sobre el tercer proyecto, llamado Mexigal, de Ceamsa, el presidente de la Xunta subrayó que esta iniciativa, que supondrá una inversión de 43 millones, propone aprovechar la capacidad contrastada de Galicia para la producción de mejillón, en la que destacamos por ser la principal región de Europa. “Estamos hablando de aprovechar los residuos de la concha del mejillón y de otros mariscos para la fabricación de tres líneas de fertilizantes sólidos”, explicó.

Por otra parte, destacó también la apuesta hecha por un grupo de empresas lideradas por la gallega Profand, de cara a un nuevo modelo de transformación y comercialización de pescado fresco, orientado, por ejemplo, a la mejora de la seguridad alimentaria.

En el ámbito de la acuicultura, y entre las dos actuaciones presentadas por Nueva Pescanova, destacó la referida a la implantación de un sistema de acuicultura 4.0, basado en la aplicación de tecnologías para mejorar la gestión y la productividad, como la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, la sensorización o la gestión de datos.

Ya para finalizar, el presidente del Ejecutivo autonómico analizó el proyecto elaborado por la Xunta para abrir un nuevo canal digital de comercialización de productos de las pequeñas lonjas. Además de una iniciativa de la Consellería del Mar que, dotada con 11 millones de euros, prevé poner en marcha, entre otras cosas, un criadero experimental de moluscos bivalvos, un plan de selección genética o el impulso de la valorización de los residuos.

Feijóo concluyó incidiendo en la oportunidad que suponen estos fondos europeos, que cuentan con dos prioridades básicas: la planificación; y la cooperación público-privada, para identificar nuevas necesidades y alinearlas con la modernización industrial, la digitalización y la sostenibilidad. Unos fondos que serán la palanca para conseguir una economía más moderna, innovadora y preparada para una nueva época.

Al respecto, valoró que el Consejo de Estado ratificara el que se viene advirtiendo desde Galicia: que el modelo del Gobierno en la gestión de los fondos europeos puede generar arbitrariedad. Y aprovechó el acto para incidir en el deber de llevar a la práctica a cogobernanza; además de hacer de nuevo un llamamiento al Ejecutivo central para que otorgue seguridad jurídica y confianza a los inversores.

Así, y en relación al sector de la automoción, el presidente de la Xunta valoró el anunció del Gobierno de crear una planta de baterías eléctricas en Cataluña, apoyada con fondos europeos y en la que también participará el Estado.

“Desde Galicia aplaudimos todo lo que suponga impulsar esta industria, pero esperamos que el Gobierno central mantenga también las mismas oportunidades para el resto de las comunidades”, demandó, cuestionando el hecho de que el Ejecutivo haga este anuncio antes de comenzar el proceso de selección de las iniciativas y antes de conocerse los criterios que regirán dicha selección.

“Galicia solo quiere competir en igualdad de condiciones con el resto de las comunidades”, dijo, apelando a la concurrencia competitiva y al mérito en los proyectos susceptibles de que se les destine dinero público.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.