ENCE explica al detalle por qué no puede irse a Barro, As Pontes o A Plisán

ENCE volvió a salir al paso de noticias diversas que trataban de relacionar el futuro de la factoría de Pontevedra con su ubicación hipotética, en otros 3 lugares de Galicia. El texto emitido por la compañía no deja lugar a dudas de que ni en As Pontes, ni en Barro, ni en la Plisán es posible ubicar la fábrica situada actualmente en Lourizán.

o   El complejo de Ence en Pontevedra es totalmente seguro...

Así lo avala la certificación de AENOR que acredita el cumplimiento de la norma internacional ISO 45.001 por parte de la planta, por su robusto sistema de gestión de la seguridad. De hecho, los índices de seguridad de Ence Pontevedra son, año a año, diez veces mejores que los de la industria en España.

La planta es inspeccionada periódicamente –con resultados satisfactorios- por organismos de control autorizado por la Administración del Estado en los diferentes ámbitos de aplicación de la reglamentación de seguridad industrial.

La caldera de recuperación de esta biofábrica goza del reconocimiento High Risk Protected por la más prestigiosa compañía de seguros norteamericana, especialista en celulosa. Un hito que la planta ha alcanzado como consecuencia de las fuertes inversiones ejecutadas en esta instalación desde el año 2016, de 132 millones de euros.

Dichas inversiones –junto con el rigor y calidad en la operación de la planta- garantizan la seguridad absoluta de la instalación.

o   El “susto medioambiental mayúsculo” al que se aludía en la intervención del consejero delegado de la empresa dirigida al equipo humano de la empresa no se refiere en ningún caso a que la planta de Ence en Pontevedra presente actualmente ningún tipo de problema de seguridad para el medioambiente ni para las personas.

La falta de certidumbre sobre el plazo de la concesión no permitiría, en el futuro, seguir invirtiendo, como la compañía lo ha hecho hasta ahora (132 millones de euros desde 2016). Antes de llegar a una situación en la que existiese el mínimo riesgo de seguridad por falta de inversiones, se tomaría la decisión de cerrar la planta.

o   El extracto de la intervención del consejero delegado de la empresa, grabado ilegalmente, no debe ser descontextualizado, sino que debe entenderse como parte de unas palabras dirigidas internamente, en lenguaje coloquial -no formal-, al conjunto del equipo humano de la empresa.

Este extracto, de cerca de cuatro minutos de duración, es parte de una intervención de más de tres cuartos de hora. Estas palabras, sacadas de su contexto, no reflejan el sentido ni el significado de las citadas declaraciones, que sí quedaron adecuadamente explicadas en el conjunto de la intervención.

o  No existe ninguna ubicación alternativa viable desde un punto de vista técnico (cercanía a un puerto, agua, madera) ni económico (dada la ingente inversión, cercana a 700 millones de euros, que requeriría construir una nueva planta en Galicia) para construir una nueva fábrica de celulosa en Pontevedra ni en toda la comunidad gallega, tal y como lo demuestran estudios independientes, como el de la ingeniería IDOM.

o   Los emplazamientos mencionados en prensa en los últimos días como posibles alternativas para localizar la biofábrica de Ence no son, por lo tanto, opciones posibles para albergar una biofábrica de celulosa como la de Ence. Así lo demuestran informes independientes como los de las ingenierías IDOM y Poyri, que ya estudiaron la imposibilidad de que esta instalación se trasladara a estos lugares (ni a ningún otro).

o   Así, As Pontes no podría alojar la planta, por diferentes motivos. En primer lugar, el río Eume, debido a su caudal, no tiene capacidad para absorber el efluente de la fábrica. Tampoco el lago de As Pontes ya que, aunque el volumen de agua es elevado, la tasa de renovación de este lago artificial es muy reducida, lo que podría dar lugar a graves problemas ambientales (reducción de oxígeno) y afectar a la calidad del agua del lago.

Por ello, sería necesario construir una conducción que llevara el efluente hasta Fene, con una longitud de 26,4 km que discurriría por los núcleos habitados de As Pontes, A Capela, Cabanas y Fene, afectando a unas 527 parcelas particulares, lo cual es inviable. Aun en el caso de que se pudiese construir, las necesidades de energía para el bombeo de los efluentes por una tubería de semejante longitud supondría un incremento de emisión de gases de efecto invernadero estimado en 3.718 toneladas anuales de CO2.

o   En segundo lugar, Plisan tampoco es una alternativa viable, ante la falta de disponibilidad de agua en el río Miño, así como la inviabilidad de descargar efluentes en el río, además del hecho de ser un río binacional.

El río Miño tiene un caudal de estiaje muy bajo; en muchos casos, durante los meses de agosto y septiembre, inferiores al caudal ecológico de la estación de aforo Salvaterra do Miño.

Se suma el hecho de que estos tramos constituyen un espacio natural protegido al estar declarados como Zona Especial de Conservación- ZEC (los tramos IX y X además son ZEPA –Zona de Especial Protección de Aves-). Cuentan además, según la información recogida en el Plan Hidrológico de Cuenca, con tres captaciones de agua debajo de la plataforma logística y otras dos futuras captaciones proyectadas. Esto imposibilita tanto la captación de agua como el vertido del efluente.

o   Finalmente, la ubicación de Barro Meis quedó descalificada al evaluar la superficie real disponible. Además, el hecho de que haya industrias ya ubicadas allí imposibilita agrupar una parcela de 35 Ha., tamaño que se considera mínimo para ubicar una planta de celulosa del tamaño de la biofábrica de Pontevedra. En cualquier caso, desde el propio ayuntamiento de esta localidad se ha descartado la posibilidad de que la planta de Ence se localice en ella por no ser viable.

o   Desde Ence reiteramos nuestra total disposición al diálogo y a mantener las reuniones necesarias con la Administración estatal, autonómica y local, así como con los representantes de los trabajadores, para colaborar en la búsqueda del mejor futuro posible para la planta.

o   La compañía está estudiando actualmente el plan industrial Pontevedra, identificando las inversiones necesarias para que la planta pueda seguir en operación como mínimo hasta el año 2033. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.