Un Braga hipotecado por las lesiones graves afronta una recta final con opciones de Champions

La expedición del Braga desembarcando este sábado en el aeropuerto de Madeira

La Liga Portuguesa tiene ya un claro favorito para hacerse con el título. El empate logrado este sábado por el Sporting (de Lisboa) en el campo del Futebol Clube do Porto supone un paso adelante muy grande de los de Alvalade que, de este modo, conservan los 10 puntos de ventaja que tenían sobre el FCP antes de iniciarse el partido.

Es cierto que si este domingo el Braga lograse ganar, en Madeira al Nacional, se colocaría segundo clasificado, pero la distancia 9 puntos en ese caso con respecto al primer puesto, seguiría dando la etiqueta de gran favorito al Sporting (de Lisboa) para al final del campeonato obtener el título.

No está resuelta la Liga portuguesa, pero estamos ya en la jornada 21 y quedarán 13 para el final, con lo que... Si acaso las emociones se centran ahora en quienes será segundo y tercero, plazas que dan derecho a jugar la Champions. El segundo será con entrada directa en la fase de grupos; el tercero teniendo que jugar un par de eliminatorias en el mes de agosto. A priori, si damos al SCP como campeón, serían Braga, Porto y Benfica los que lucharían por estas tres posiciones. Los mismos tres equipos que en esta semana venidera van a luchar por ocupar puesto en la final de la Copa de Portugal y, por ende, aspirar a ese título.

Pero volvamos a esa lucha liguera antes referida. La gran incógnita es cómo va a responder el Braga a este gran reto que tiene por delante. Es incógnita porque aunque la larga ausencia por lesión de Iuri Medeiros y la del joven Moura (y también de Rui Fonte) las ha ido más o menos capeando, no es lo mismo con el caso del también lesionado de larga duración, David Carmo, ni tampoco la ausencia del otro central Bruno Viana, recolocado en el Flamengo tras su indisciplina en la parte final de la primera vuelta. Con esas dos ausencias muy importantes en el centro defensivo, el Braga solo tiene como centrales de garantías a Raúl Silva (que no era titular) y Tormena; ya Rolando, lamentablemente, no está para muchos trotes y su alineación suele comportar en los partidos salir mal en las fotos... De manera que con el duro hándicap de un centro de la defensa agujereado, seriamente agujereado, se presenta el Braga al examen tan importante que tiene por delante, con la ausencia también del forzosamente traspasado Paulinho (su sustituto, Sporar, está siendo más fiasco que otra cosa por el momento) y aún hay que contar con algunos lesionados ocasionales como el muy decisivo mediocampista André Castro que lleva varias semanas out. Si a ello se junta que la estrella Gaitán tiene que ser alineado con tiempo de juego a cuenta gotas para que no se resienta de las frecuentes lesiones que ha tenido... vemos que no lo tiene nada fácil el Braga para hacerse con una de esas dos posiciones Champions que, sin embargo, tiene ahora mismo al alcance de su mano.

Es una pena la situación antes descrita del Braga. Con una defensa al completo, con Iuri Medeiros en juego y con Paulinho arriba, este Braga aún podría dar un susto al Sporting, no cabe duda y desde luego iría a Champions por una de las dos vías, tal y como andan esta temporada Benfica y Porto. Pero la realidad complicada del Braga es la que es y puede ser un muy duro hándicap en esta recta final de la Liga portuguesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.