Marnotes denuncia abiertamente que Caballero quiere convertir los plenos en el ejercicio de una dictadura

El PP vigués sueña con que Caballero le haga caso... Y Caballero, el alcalde, no les hace ni puñetero caso. Y peor aún, Caballero quiere hacer lo que le venga en gana... Apoyado en su aplastante mayoría, a Caballero las minorías le traen sin cuidado... Hoy en día, el PP, el Bloque, Marea... que están en la Oposición en el Concello de Vigo, no son más que minorías de las que Caballero pasa constantemente, salvo para meterse con ellos si algo de lo que dicen o proponen le molesta. Hoy, seguro que el Alcalde estará molesto ante una nueva propuesta de los Populares. Se arriesgan a que mañana les lance unos cuantos descalificativos... como ya ha sucedido otras veces.


El PP presenta una propuesta de nuevo Reglamento del Pleno "para garantizar la democracia municipal y evitar que se conviertan en los de una dictadura". 

· Obligaría al alcalde a permanecer en el pleno evitando que lo abandone al poco de empezar, sancionándole si es necesario, tal y como se establece en la ley

· Habría turnos equitativos de los grupos municipales, igualdad a la hora de presentar las mociones y se facilitaría la asistencia de público

· Se pide que se celebren en el Auditorio municipal y que se retransmitan, se graben y se cree un archivo audiovisual que sea accesible en internet

· Se demanda que se creen dos comisiones municipales: una para controlar las concesionarias municipales y otra para evitar que el Plan General se siga elaborando en secreto en los despachos

· Alfonso Marnotes aseguró que con la propuesta del alcalde “Su Excelencia y doña Carmen vendrán al pleno de Vigo a recibir el aplauso entusiasta de sus veinte concejales y se irán a los veinte minutos”
Los concejales del grupo municipal del PP, Alfonso Marnotes y Jesús Marco González, presentaron, esta mañana, una nueva propuesta del Reglamento del Pleno "para garantizar la democracia municipal y evitar el caciquismo del Alcalde". El PP rechaza la intención del gobierno de incrementar con hasta cuatro turnos de intervención del gobierno en cada asunto frente a uno de cada grupo, amordazando al PP.

El grupo municipal presenta un nuevo proyecto de reglamento con una batería de propuestas, entre ellas, el PP pide que cada grupo municipal pueda presentar varias mociones, que los ciudadanos tengan acceso a las sesiones, o que los plenos se graben y sean accesibles de manera permanente en la web.

“Ese alcalde, el alcalde que está escapado de la gestión del COVID, que no ha vuelto a desinfectar las calles, el que menos gasta de España por habitante en gasto social, ese alcalde que no ha dado un euro a la hostelería ni al comercio, ha decidido ahora terminar con la vergüenza que pasa su gobierno en los plenos amordazando a la oposición. No le llegaba con no permitir su grabación y emisión, que desaparece de la web. No le llegaba con que el control del Pleno sea un esperpento en el que el gobierno pueda presentar cinco mociones y la oposición sólo tres. ¿Qué control del gobierno es ese?”, afirmó Alfonso Marnotes.

“Pues a este alcalde mentiroso, que juega con las cartas marcadas, que intenta callar a la oposición y que no se nos vea, como este año le ha salido todo mal y no ha conseguido callarnos quiere hacer una maniobra cobarde propia de un dictador. Y es callar a la oposición y colapsar el pleno abrumando con cuatro turnos de intervención para el gobierno frente al único turno de cada grupo. A partir de ahora hablará un concejal del gobierno al principio de cada asunto, contestaremos PP, Marea y BNG, hablará un segundo concejal del gobierno y a continuación un tercero. Tres concejales socialistas en tres turnos de intervención. Y podrá cerrar el alcalde. Es una vergüenza que no se ha visto desde las Cortes Españolas de Franco. Pues aquí igual, van a ser los plenos de la Inquebrantable Adhesión: Su Excelencia y doña Carmen vendrán al pleno de Vigo a recibir el aplauso entusiasta de sus veinte concejales y se irán a los veinte minutos. Luego los 20 concejales socialistas, de los que sólo hablan cuatro, se dedicarán a intervenir una y otra vez, repitiendo el discurso de que la Xunta castiga a Vigo y de que tenemos que estar agradecidos por tener a Abel Caballero de alcalde”, añadió.

Por ello, el grupo municipal del PP ha decidido plantear un reglamento completamente nuevo en el que se pide:

"1.- Que los plenos se celebren en el Auditorio municipal para que en cuanto la situación sanitaria lo permita podamos asistir concejales y público en un espacio seguro con distancia suficiente interpersonal

2.- Que se retransmita, se grabe y se cree un archivo audiovisual y sea accesible en internet

3.- Que el alcalde no abandone el pleno. Si quiere delegar la Presidencia, que la delegue, pero los corporativos tenemos la obligación de asistir a los plenos. El Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, aprobado por Abel Caballero en 1986 cuando era ministro, dice que si los abandonamos, el alcalde deberá sancionarlos. Claro, nadie previó un alcalde que se escapase. Pero debe sancionársele cuando se escabulla

4.- Los tiempos de intervención serán equitativos y los turnos los lógicos. El gobierno habla una vez y la oposición también

5.- Mociones al menos tres cada grupo. Y todos el mismo número. Es una vergüenza que el reglamento impida al PP presentar sólo una. Y al gobierno cinco. Las mociones son un instrumento para que la oposición controle al gobierno, pero en esta ciudad es el gobierno el que puede presentar mociones

6.- Como saben, el gobierno no contesta ni una sola de las preguntas que se le hacen en el pleno ni en las comisiones. Pues si no contestan, que comparezca el concejal competente y explique su gestión al pleno. A ver si es capaz

7.- En esta ciudad, las empresas concesionarias prestan la práctica totalidad de los servicios municipales. Aquí hay contratas como la basura, el agua o el autobús, pero también para el alumbrado, los semáforos y hasta la gestión de las multas. Hay una administración paralela. Hay un concello bis, un concello invisible en el que cientos de personas que son contratadas por empresas con criterios que desconocemos, empresas cuya gestión nadie controla y que mueve cientos de millones de euros de dinero público no responden ante nadie. Pues queremos transparencia y que respondan ante los representantes de los ciudadanos, que somos nosotros y no ante el alcalde que es el que las ha contratado y que ni vigila ni controla. Queremos una comisión de seguimiento de las concesionarias. Pública, con luz y taquígrafos. Que tenga la documentación que maneja el alcalde y que no hace pública. Queremos saber qué hacen, quién lo hace y a dónde van los millones de euros que pagamos en los impuestos más altos de la historia

8.- PXOM. Se está elaborando un Plan General en el despacho del alcalde y de la concejala de urbanismo. Allí se decide quien edifica y quién no. Se está decidiendo quien puede hacer una vivienda, quien un edificio, quien se queda sin nada. Y se está haciendo por primera vez en la historia democrática de Vigo a oscuras. El Plan General lo tiene que elaborar un Consello de Urbanismo, en el que estén los vecinos, los sindicatos, los empresarios y los colegios profesionales. Y el equipo redactor tiene que consultar con ellos. No se puede dejar a la ciudad al margen de la elaboración del planeamiento. Tiene que ser transparente. Y nosotros denunciamos que no lo es. Porque no quieren, porque no les interesa". 


Por tanto, el PP considera que “se trata de recuperar Vigo para los vigueses. Se trata de recuperar la democracia en la ciudad que ahora está en manos de un alcalde completamente cegado por la vanidad”, concluyó Alfonso Marnotes.

Marnotes, a la izquierda. "SusoporVigo", a la derecha




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.