"...Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada". ( Sigamos jugando con fuego...

Imagen divulgada en redes sociales desde "El Común"


Una  vez más hay que recurrir a aquello que decía...

"Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.

Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.

Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.

Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada"


( Martin Niemöller ".

Nazis... no solo en la Ultraderecha. También en la ultraizquierda, cabría siempre tener presente. Y quien no quiera verlo, ciego está, o fanatizado está. España atraviesa el peor momento desde el final de la Dictadura. Los acontecimientos se suceden. La clase política que en estos momentos está instalada en España, es de lo peorcito. Incapaz de articular un Gobierno de concentración que ponga el país en orden y concierto, afronte los gravísimos problemas económicos y sociales que tiene y, a la vuelta de un tiempo prudencial, convoque eleccciones. Hace ya tiempo que la realidad en España demanda eso, pero la clase política que le ha tocado actualmente en suerte le niega esa posibilidad, mientras el país languidece y los propios partidos no son sino esperpentos.

Este sábado, en España no se habla de otra cosa que del muñeco(a) ahorcado(a) con la imagen de Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, aparecido en Compostela horas atrás.
Fue el blog "El Común" quien puso en circulación el asunto, a lo que enseguida las redes sociales y la propia interesada dieron bola... "Carmen Calvo condena la aparición de una muñeca ahorcada con su cara: "Así no". El PP ha mostrado su solidaridad con Calvo y denuncia que "la violencia nunca tiene justificación y nunca es el camino"..." empezaron a circular titulares.

Y no fueron pocos los que en la redes sociales recordaron al aparato socialista actual de la era Pedro Sánchez : "Si os dedicáis a callar cuando señalan a otros, no era muy difícil ver que algún día los señalados seríais vosotros..."
"A ver... es "intolerable" colgar un espantajo de una ministra, pero debe ser "tolerable" quemar la foto del Jefe del Estado... pues me cuesta entenderlo incluso siendo republicano".
"Condena total a todo tipo de violencia sea a quien sea. Esta vez le ha tocado a Carmen Calvo, espero que ahora se dé cuenta de que hay que condenar toda violencia..."
"Cuando no se cree en la fuerza de los argumentos y la razón, hay quienes utilizan la fuerza bruta y la sinrazón del odio. Intolerable en democracia".
"Las cosas se ven distintas cuando la persona insultada y amenazada es una misma, ¿verdad ministra?" "Sigan ustedes jugando con fuego y luego se extrañarán cuando el primer zumbao pase a la hechos..."
etc. etc. etc.

Y junto a ello, resucitaron en imágenes situaciones similares anteriores, ante las que no pocos políticos en España se pusieron de perfil...












Etc. etc. etc.
Bien. La situación es la que es. España está al borde del abismo de la crispación permanente y el enfrentamiento social. Negarlo es de ciegos... es negar la evidencia. ¿Merece la pena continuar por los caminos en los que empecionados algunos están?. Es hora de reaccionar antes de que sea demasiado tarde. La violencia, venga de donde venga y en todas sus formas, es condenable siempre. Y la libertad de expresión defendida por quienes no dejan de ser -antes que nada- violentos pasa a ser un auténtico sarcasmo, en modo alguno es libertad de expresión.
Cabría, empezando por los socialistas que, ahora, ellos también, ven las orejas al lobo... meditar profundamente, hacer un alto y variar el rumbo. Siguiendo por donde va este país, cualquier futuro -menos el bueno y esperanzador- es el que se avecina. 
Hace tiempo que se habló de la necesidad de un Gobierno de concentración para una situación excepcional como la que de un tiempo a esta parte se vive en España. Con Covid, con gravísimos problemas económicos, con unos problemas sociales y de convivencia que a la vista están... si ahora no es el momento, ¿cuándo lo va a ser?. Sánchez, Casado, Arrimadas... no tendrán perdón político posible si siguen hurtando a España y a los españoles, la posibilidad de procurar de verdad un futuro y no una hecatombe. 

"Lo único necesario para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada". (Edmund Burke –1729-1797–, escritor, filósofo, político irlandés).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.