La Xunta facilita que todos los gallegos tengan acceso a servicios financieros en su ayuntamiento




La Xunta de Galicia facilitará que toda la población gallega tenga acceso a servicios financieros en su ayuntamiento, de modo que dispongan de un cajero automático en su municipio y puedan acceder también a servicios de asistencia financiera y de formación en banca electrónica.

La iniciativa consiste en la instalación, mantenimiento y puesta en funcionamiento de cajeros automáticos en las dependencias municipales; la prestación de un servicio de asistencia financiera que permita, de manera semejante a una oficina bancaria convencional, solucionar de manera presencial las dudas de los clientes; y la oferta de formación financiera y banca electrónica para adquirir nociones básicas y aprender a utilizar los servicios bancarios a través de las nuevas tecnologías.

Para desarrollar estas actuaciones, la Consellería de Hacienda y Administración Pública ha abierto un período de información pública para dar a conocer las bases que regirán las subvenciones destinadas a incentivar y fomentar la prestación de servicios bancarios en el ámbito rural. A ellas podrán optar aquellos ayuntamientos que voluntariamente se adhieran al convenio de colaboración firmado entre este departamento y la Federación Gallega de Municipios y Provincias (FEGAMP) para la universalización de servicios financieros.

Con este convenio, la Xunta quiere impulsar la colaboración de las entidades financieras que operan en Galicia para promover que toda la población gallega, con independencia de su lugar de residencia, tenga acceso a los servicios financieros y bancarios. Se trata de universalizar el acceso a los servicios bancarios y evitar así, la exclusión financiera.

En este sentido, la FEGAMP actuará como intermediaria entre la Administración gallega y las entidades locales y trasladará a todos los ayuntamientos toda la información al detalle, para que aquellos que estén interesados se puedan adherir. Los ayuntamientos interesados únicamente deberán ceder los espacios necesarios para la instalación de los cajeros y prestación de los servicios financieros por parte de las entidades bancarias.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) a 31 de diciembre de 2019, un total de 42 ayuntamientos gallegos –el 13% del total– carecen de una entidad de crédito. La provincia más afectada es la de Ourense, donde no tienen servicios financieros 26 municipios que son los de Xunqueira de Ambía, Xunqueira de Espadanedo, Lobeira, Piñor, Punxín, Baltar, Os Blancos, Porqueira, Rairiz de Veiga, Trasmiras, Taboadela, A Arnoia, Beade, Carballeda de Avia, Cenlle, Cortegada, Melón, A Bola, Pontedeva, Verea, Chandrexa de Queixa, Larouco, Petín, Castrelo do Val, Monterrei y Oímbra.

El resto de ayuntamientos se distribuyen entre la provincia de A Coruña, con diez municipios (Aranga, Coirós, Paderne, Vilarmaior, Vilasantar, Cabanas, Lousame, Dodro, Santiso y Toques); cuatro ayuntamientos en la provincia de Lugo (Negueira de Muñiz, Ribeira de Piquín, Ribas de Sil y O Páramo); y dos municipios en la de Pontevedra (Mondariz-Balneario y Dozón).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.