Lobos) Las alegaciones de la Xunta van camino del cajón de la ministra Ribera

La Xunta presenta alegaciones contra la orden para incluir todas las poblaciones de lobo en el Listado de Especies de Protección Especial y exige al Estado que desista de su tramitación

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda registró este mediodía sus argumentos en contra de la propuesta en el marco del proceso de consulta pública previa que abrió el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico

El departamento autonómico considera que el Gobierno ignoró la oposición manifestada por las comunidades ante los dos órganos consultivos en los que están representadas cuando se propuso un posible incremento de la protección de la especie
Aduce que la supuesta necesidad de brindarle una protección adicional al lobo al Norte del río Duero carece de base científica y justificación


La Xunta de Galicia ha presentado sus alegaciones en contra del proyecto de orden ministerial promovida por el Gobierno con el objetivo de incluir todas las poblaciones de lobo de España en el Listado de especies silvestres en régimen de protección especial (Lesrpe). En el marco del procedimiento de consulta pública previa de la mencionada orden, el Gobierno autonómico expone su rechazo absoluto ante una medida que considera injustificada, innecesaria e inoportuna, por lo que solicita al Estado que desista de su tramitación.

La oportunidad de este cambio en la catalogación actual del lobo se justifica por parte del Ministerio para que esta herramienta (el Lesrpe) se mantenga actualizada con la mejor información científica disponible, en cumplimiento de los acuerdos adoptados en la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad celebrada el pasado 4 de febrero.

Sin embargo, tal y como argumenta la Xunta en el escrito registrado hoy, esta afirmación no puede sostenerse toda vez que la posición de las comunidades ante los dos órganos en los que están representadas a efectos de consulta (Comité de Flora y Fauna Silvestres, y Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad), fue siempre contraria a la inclusión, por carecer de base científica y de toda justificación de la necesidad de una protección adicional del lobo al norte del Duero, con respecto a la que ya está vigente.

Hace falta recordar que el objetivo de la orden ministerial impulsada por el Ministerio es modificar el anexo del Real Decreto 139/2011 para el desarrollo del Listado de especies silvestres en régimen de protección especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. En la actualidad, en el Lesrpe solo están incluidos de oficio por el Ministerio los ejemplares de lobo ibérico localizados al sur del río Duero pero si la dicha orden sale aprobada, se incorporarían todas las poblaciones españolas de Canis lupus.

Esta inclusión dificultaría mucho, en la práctica, la gestión de la especie que vienen realizando en los últimos años las comunidades loberas por excelencia (Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León, que concentran el 95% de los ejemplares de lobo de todo el país). De hecho, la Xunta argumenta también en su escrito que hay garantías de que la explotación realizada sobre esta especie en la Comunidad gallega fue y es compatible con el mantenimiento de la misma en un estado de conservación favorable, algo que el Ministerio pretende ahora alterar.
Asimismo, también hace hincapié en otro factor clave a tener en cuenta con relación a la protección del lobo: su conflictividad con el ser humano asociada a los daños que causa sobre la cabaña ganadera.

En este sentido, la Xunta subraya que en los últimos años se constató un incremento significativo de los daños producidos por el lobo en la Comunidad gallega. Así, la problemática social asociada a la especie podría derivar en problemas de conservación a largo plazo, por lo que recibe una atención especial por parte de la administración autonómica gallega a través del Plan de gestión específico del lobo, que tiene como fin principal garantizar una población estable de la especie en la Comunidad y, al tiempo, compatibilizar su existencia con la viabilidad económica de las explotaciones agropecuarias, adoptando medidas preventivas y estableciendo líneas de ayudas para paliar los daños que se producen.

Asimismo, hace falta recordar que el proceso de consulta pública sobre el proyecto de orden ministerial estará abierto hasta este viernes, por lo que la Xunta anima a toda la sociedad a participar con el fin de sumar el mayor número de apoyos al rechazo de la inclusión de todas las poblaciones españolas de lobo en este listado.

De hecho, hace falta recordar que la Dirección General de Patrimonio Natural puso a disposición de los interesados un modelo de alegación en el que se señala que esta modificación no debe avanzar porque el propio Dictamen del Comité Científico -sobre el que el Ministerio apoya su decisión- ya recoge que la solicitud se basa en criterios subjetivos y poco formalizados, no se considera la especie como amenazada al no recomendar su inclusión en la categoría de vulnerable en el Catálogo español de especies amenazadas, ya que no se cumplen los requisitos orientadores, y tampoco soluciona el verdadero problema como es el hecho de facilitar la coexistencia y convivencia de la actividad ganadera gallega y el lobo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.