Fronteras. Cuando una foto muestra el colmo del absurdo en que estamos inmersos

Esta foto es de los colegas y amigos de "El Trapezio", la publicación en Internet que tan buena labor realiza en relación a las relaciones ibéricas, a la hermandad entre España y Portugal, a la inter-relación entre los dos pueblos... Tomamos, con la debida venia, prestada esta foto para acreditar, documentar lo que venimos diciendo en diferentes artículos y apuntes...

Como vemos en la imagen (que corresponde al cierre de fronteras del 2021 -ya llevamos 2 en menos de un año-), en el mármol oscuro en el suelo de la acera incrustado, hay dos letras y una raya enmedio. De un lado la P (Portugal), del otro lado de la raya la E (España). 

Del lado de la P, la acera que va hacia el fondo es de "paralelos" (adoquines) con paciencia colocados, pavimento de toda la vida y duradero... Del lado de la E, hacia atrás, en primer plano, vemos el pavimento de losetas "Agustín Arca", tan característico como poco duradero en aceras de muchas calles españolas... Esta es la frontera entre España y Portugal en una doble aldea (por un lado Portuguesa, por otro lado Española). Una doble aldea a la que en marzo del año pasado -y ahora en enero de 2021- llegaron dos camionetas, una de la GNR, otra de la Guardia Civil y acto seguido colocaron además de esa valla metálica y precinto de plástico, esos bloques enormes de hormigón armado para que no pasase coche alguno... ni peatón tampoco, porque día y noche, un coche policial vigilaba allí cerca por si alguien desobedecía a los gobiernos de Lisboa y Madrid. Es una de las fronteras cerradas a cal y canto las 24 horas del día, entre España y Portugal.

¿Ustedes creen que hay derecho a esto, en una Europa que se auto-denomina "sin fronteras" internas?. No es este el camino para arreglar un problema sanitario; hay otras soluciones de sobra. Ya lo explicamos reiteradamente en varios artículos incluidos en esta sección : https://www.riasbaixastribuna.com/search/label/-FRONTERAS

La misma acera por donde cada día caminaban viejos y jóvenes, mujeres y hombres, sin distinción de razas, credos y nacionalidades... la misma acera por la que juntos de la mano paseaban novios, ella española, el portugués... ahora es una valla, unos atrancos, un prohibido el paso... ¡La frontera! : permítanme exclamar para mi fuero interno un métasela usted donde le quepa, que conmigo no va... Tendremos que obedecerles, no nos quedará otro remedio que cumplir la Ley y así siempre lo haremos. Pero nuestro pensamiento seguirá siendo libre, fraternal y solidario siempre con las gentes de la raia. No hay mejor foto que esta(s) para mostrar el colmo del absurdo en el que estamos inmersos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.