Fronteras. Cuando se desata una fiebre-obsesión enfermiza...

Continúa la fiesta del cierre de fronteras. Ayer, la GNR, en el puente internacional de Tui, impidió claramente -por segunda vez en menos de un año- que munícipes de los concellos de ambas orillas del Miño, escenificaran juntos en el centro del viejo puente, sus reivindicaciones...

Hoy, desde una publicación de Zamora nos llega esta captura de pantalla que abajo reproducimos. Esto del cierre de fronteras, por lo que se observa, desata en algún que otro mando una fiebre-obsesión enfermiza... porque ¡vamos!, esto de cavar zanjas ya es el colmo... Podían también, en una fase siguiente de esta exacerbación, tender alambradas de espino... Parece haber gente aún que añora viejos tiempos... de ahí al Muro de Berlín, cinco minutos.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.