Un año después, solo sabemos que no sabemos nada...

Colorín, colorado, este cuento se ha acabado. 

Vamos al confinamiento (Portugal), semi-confinamiento (Galicia), al cierre perimetral, al hostelería out, al take-away que ni salvavidas económico es, al quédate en casa aunque no estés contagiado, al si te barrenas y de tu cabeza salen chispas... es tu problema. Vamos a por todo eso y más. 

Vamos a mandar al carajo al San Blas y la Virgen de las Candelas del 2021; vamos a dar una patada en el culo a Ravachol, al Momo y al carallo-29. Vamos, otro año más, a poner candados a la Semana Santa y sus procesiones; al Domingo de Pascua y al de Pascuilla en Padrón; vamos a decirle a los de Os Remedios, en Tirán, que se olviden otra vez; y a los de la Semana Santa de Braga, que por segundo año consecutivo se lo coman crudo; hasta vamos a hablar con San Juan, el gran santo de Braga, a ver si acepta una procesión estática, como la cabalgata estática de los Reyes Magos que inventó el inefable Caballero...

2021, acaba de empezar. Y la sensación es ya, que al menos la mitad del año se va a al carajo. Firmábamos ahora mismo, aceptando eso, si a cambio nos diesen un segundo semestre con cierta y progresiva recuperación de la normalidad. 

Pero ya no nos fiamos de nada. Queremos creer que sí, que con la vacuna puesta, hacia fin de año esto será otra cosa. Pero la realidad es que no sabemos nada. ¿O no os acordáis la cantidad de memeces, gilipolleces, estupideces, mentiras, embustes medio-pensionistas... que durante un año llevamos aguantando?. 

Nunca hubo tantos expertos en enfermedades infecciosas, tantos eruditos y sabios en propagaciones de virus...Nunca hubo tanto fulano encantado de haberse conocido. Nunca estuvo tan de moda ser médico especialista en enfermedades infecciosas. Es el no va más...

Pero la realidad final, un año después de haber comenzado en el Mundo esta mierda... ¿Cual es la realidad?. La realidad es que sabemos que no sabemos nada... Y ya va siendo hora de que todos esos grandes expertos que cada os por tres se pasean por las televisiones y los medios contándonos sus teorías de tal y cual... ya va siendo hora de que espabilen y hagan algo por solucionar de verdad el problema. Porque un año después seguimos sin un medicamento eficaz para hacer frente a la enfermedad; y aunque hay una serie de vacunas ahí, entrando por la puerta, sigue sin saberse nada sobre ellas, que no sea únicamente lo que dicen los propios fabricantes.

O sea, un año después, solo sabemos que no sabemos nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.