Taça da Liga. S.C.Braga, finalista. Foi muita areia para a camioneta do "Galinheiro"...

No podía ser de otro modo. Y menos pocas horas después, menos de 24 horas después de haber cumplido los 100 años de existencia. No podía ser de otra manera : le guste o no a los del Benfica, su equipo sin media docena de sus titulares (los que quedaron en casa contagiados de Covid-19) es un conjunto inferior al Braga. Y así se demostró este miércoles, en el estadio municipal de Leiría, donde el Braga, pese a jugar sin su goleador Paulinho (salió en los 15 minutos finales y muy bajo de forma, por no haber entrenado estos días atrás) fue claramente superior al Benfica del cada vez más cuenta-cuentos Jorge Jesús.

La semifinal de la Taça da Liga venía marcada por el ataque de Covid a los benfiquistas. Pero... que se sepa eran 6 los titulares titulares ausentes de este match. Y el Braga fue a jugar en la Liga a Lisboa, contra el Sporting en una semana en la que tuvo a 8 jugadores con Covid, de ellos 5 titulares que, lógicamente, no pudo alinear. Y no se quejó para nada, ni Carvalhal, ni los directivos... Jugó, hizo lo que pudo, perdió con el Sporting y... a otra cosa.

El Benfica, con un plantel (el más caro de la Liga portuguesa, con gran diferencia) que en el mercado se cotiza muchísimo más que el del Braga; con un presupuesto siete veces mayor que el del Braga; con un plantel de una treintena larga de jugadores donde solamente los suplentes podrían formar un equipo que aspirase a los tres primeros lugares del campeonato... aún con todo eso, el Benfica intentó que la DGS les diese una especie de baja colectiva por enfermedad y aplazar esta final-four, alegando que se habían contagiado, además de media docena de titulares, un par de jugadores más a última hora, el cuadro técnico excepto el entrenador Jorge Jesús, el roupeiro, el delegado Luisâo y hasta el presidente L. Filipe Vieira. Obviamente, el Benfica tenía jugadores de sobra, y de calidad, para enfrentarse al Braga, aunque tuviese la mala suerte de acusar más especialmente las ausencias en la zona defensiva. Pero, como dijimos, eso mismo le pasó al Braga en Lisboa, contra el Sporting, donde jugó con una defensa bastante peor -en teoría- de la que alineó este miércoles el Benfica...

Por tanto, quede claro : no vale escudarse en la Covid. El problema del Benfica es que tiene una carrada -por usar terminología del argot- de jugadores oxidados, arrinconados por un entrenador caprichoso, que no saca partido al costoso material humano que tiene y que exige al club que le compre jugadores de su especial gusto... Y el club le ha comprado unos cuantos y bien costosos, pero no todos... El resto, los que no cuentan para el entrenador ni para llevar la saca de los balones, cobran unos sueldos que en varios casos ni el FC Porto podría pagarles, no los da colocados por ahí fuera en club alguno que los quiera con esos sueldos y... cuando tiene que ponerlos a jugar contra un rival de la calidad actual del Braga, el resultado es que no solo pierden el partido, es que además evidencian que un equipo así, con ellos, es inferior al equipo que actualmente presenta el Braga, aunque juegue sin su goleador, Paulinho. 

Esto es lo que debe quedar claro, en el contexto general de esta semifinal de la Taça da Liga que ha ganado el Braga con pleno merecimiento. Y no vengan con posesión de bola, córners y alguna otra historia... para ganar hay que meter goles; y el Braga hizo 3 por uno de penalty que marcó el Benfica (cierto que uno de los del Braga fue anulado por 51 centímetros en la posición de Fran Sergio al arrancar para hacer gol); y el Braga hizo dos disparos a los palos, por dos que hizo el Benfica; y Matheus salvó dos goles cantados y el meta del Benfica salvó tres... Y el Braga controló casi a placer los 20 minutos finales, ante un Benfica que acabó entregando la cuchara. Eso es lo que fue el partido de este miércoles, amén de los primeros 20 minutos en donde el Braga embotelló al Benfica en su área... para después incomprensiblemente arrugarse en el resto de la primera parte y encajar así el empate con el que se llegaría al descanso. Sin embargo, el Braga de la segunda mitad volvió a ser el equipo superior al Benfica que vimos en los primeros compases del partido...

Dominó, en suma, el Braga durante una mayor parte del encuentro, fue más equipo, más homogéneo, más engrasado, más compacto y más agresivo por momentos... y eso que Galeno jugó un pésimo partido (¡que ciego estuviste, Carvalhal, sosteniéndolo en campo casi todo el match!) y que un invento táctico del Jorge Jesús de los experimentos le permitió al Benfica embarullar el medio campo y parecer que crecía en su juego cuando alcanzó el empate. Pero fueron sensaciones del momento, sin continuidad en la segunda parte.

Podría bien decirse que el Braga fue muita areia para a camioneta do"Galinheiro". No pudieron con el y aunque Abel Ruiz hizo un gran partido (y metió el primer gol, de cabeza), uno se pregunta qué habría sido del pobre Benfica hoy, con Paulinho en forma al 100% en el campo, con Galeno en una de sus buenas tardes y con Ricardo Horta al máximo nivel, cosa que hoy no fue posible, a pesar de que dio dos asistencias de auténtico lujo... Probabablemente este Benfica de hoy habría salido goleado. Por tanto, aún tuvo suerte, en medio de su desgracia...

Partido importante del Braga, serio, comprometido, esforzado, luchador... pero también descompensado en algunos momentos por el bajo rendimiento de Galeno, los altibajos de Ricardo Horta -que en dos momentos brillantes fue. sin embargo, decisivo-, la torpeza puntual otra vez de David Carmo -que hizo el penalty que sirvió al Benfica para empatar-, incluso con Esgaio y Sequeira en los laterales algo faltos de fuerzas esta noche... Pero en general, un Braga de mérito y merecedor del triunfo que le lleva a una final en la que está obligado otra vez a jugar al límite, para intentar noquear al Sporting de Lisboa y hacerse de nuevo con un trofeo que sería el mejor regalo en esta semana en la que el club acaba de cumplir cien años.

Todavía un apunte más. Para el árbitro Verísimo. Este muchacho tuvo, al menos en la primera parte, dos varitas de medir y castigar. La de terciopelo para el Benfica y la de espinas y tarjetas, para aplicársela al Braga. Se encargó desde muy pronto de maniatar con los cartones amarillos a hombres clave del Braga... tardó muchísimo en mostrar esos cartones a los del Benfica. Y a alguno le perdonó el segundo y por tanto la expulsión... pero claro, para Verísimo, el Benfica es el Benfica y el Braga es el Braga... algo con lo que hay que contar en este tipo de partidos, donde a veces el campo está, o lo ponen, inclinado y cuesta arriba para el Braga. Eso sí, ¡eh!, errores humanos, no vaya a ser usted mal pensado. Errores humanos que... lamentablemente se repiten.

Y un apunte extraordinario. Pero... ¿qué jarca de comentaristas destina la SIC Televisión a estas retransmisiones?. Es grave, porque el trato dado al Braga en esta retransmisión fue ofensivo, penoso y hasta provocador por ciertos comentarios que, estamos seguros, habrán desatado a la fuerza la indignación de los seguidores arsenalistas. Independientemente de la ignorancia manifiesta y reiterada, al llamar por nombres que no correspondían, a varios jugadores del Braga en varias fases del partido, la obsesión por restar méritos al Braga, poner sobre sospecha jugadas que eran correctas... una pestilencia destilaban parte de aquellos comentarios, colocados con cierto juego subterráneo de palabras, con cierta habilidad que, pese a ella, no puede escaparse al televidente inteligente la escasa imparcialidad evidenciada. Muy mal, harto lamentable lo de la SIC con sus comentaristas. Comprendemos su disgusto por cómo fue discurriendo el partido, pero en caso de problemas estomacales, llevar en el bolsillo "Rennie" y echar mano de una pastillita obra milagros...

----------------

O SC Braga bateu o SL Benfica, por 2-1, e vai defrontar o Sporting CP na final da Allianz CUP.
O conjunto orientado por Carlos Carvalhal chegou à vantagem por intermédio de Abel Ruiz, que, a passe de Ricardo Horta, cabeceou de forma certeira aos 28 minutos.
As águias reagiram em cima do intervalo, através de Pizzi, que assumiu a responsabilidade de cobrar um penálti e não desperdiçou.
Contudo, os arsenalistas viriam a recuperar a vantagem no segundo tempo, desta feita por intermédio de Tormena. A passagem do minuto 59, e em mais uma assistência de Ricardo Horta, o defesa cabeceou para o fundo das redes, num golo que determinaria a passagem do SC Braga à final.
Os Guerreiros do Minho vão agora à procura de renovar o título de Campeão de Inverno, numa final disputada com o Sporting CP.
Defesa foi o mais votado pelos jornalistas presentes no Estádio Municipal de Leiria, Dr. Magalhães Pessoa.
Tormena foi eleito MVP Allianz do embate entre SC Braga e SL Benfica, que ditou a presença dos Guerreiros do Minho na final da Allianz CUP.
Com 1-1 no marcador, o defesa dos arsenalistas foi à área contrária para, com um cabeceamento certeiro, apontar o golo que viria a decidir a partida.
Após o encontro, Tormena sublinhou que a distinção dá um sabor "ainda melhor" ao triunfo, admitindo um "sentimento especial". Já sobre o jogo da final, o defesa arsenalista deixou uma garantia para os adeptos: "vamos lutar ao máximo para sair daqui com este título".


Abel Ruiz abrió el marcador en Leiría.                (Imágenes : LIGA PORTUGAL







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.