"Ignacio", Portugal, Ayuso, Illa, la banderilla, el asistente "en negro" y el Bloque en Navidad

He visto un par de imágenes, por las webcam de MeteoGalicia, de cómo pinta el día en la isla grande de Ons (la otra es Onceta -también llamada Onza-) y... ¡menuda manta de agua y viento!. Es el "Ignacio". La "Hortensia" pasó dejando daños, ahora viene este a tocarnos las narices... Es sábado de estar en casa, con "Ignacio" o sin el, que es lo mejor que se puede hacer en este tiempo de Covid.

La gente sigue muriendo, pero hay quien dice que nos hemos acostumbrado; que quienes no han sido atacados por la Covid, parece como si con ellos no fuese la guerra... Es cierto, no faltan estúpidos en este asunto, que sin dos dedos de frente, son incapaces de ver la gravísima amenaza que tenemos delante.

En Portugal está la cosa peor que en Galicia. Ya se ha vuelto, no solo al confinamiento, es que ni dejan vender, con el take-away para llevar la comida hecha a casa, una simple botella de agua mineral... Han visto las orejas al lobo los gobernantes, tal vez demasiado tarde, porque los hospitales están que revientan. Vean la portada de la revista "Visâo" que abajo les pongo... Y junto a eso, la asfixia económica que muchos empiezan a sentir.

Son muy malos tiempos. Y lo peor es que no sabemos cómo acabará esto. Cada vez que habla un experto de esos que tan frecuentemente se asoman a la primera alcachofa que se les brinda por un mass-media, hay que echarse a temblar... Hay teorías para todo y para todos. Y lo peor es que esos que hablan saben bien que no está garantizado nada... y mejor sería que no hablasen, que dijesen, hay que tener calma y mucha esperanza... sería mejor eso que escuchar ciertas teorías que luego producen insomnio.

Que dice El País que la Comunidad de Ayuso avanza ahora hacia el confinamiento de facto. Vale, tranquilos, ya saldrá doña Isabel a decir alguna de las suyas para animar el carnaval. Y el ABC advierte que el ministro Illa se irá para Catalunya sin rendir cuentas en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo. ¿Y qué esperabais?... 

Un país que le da 6 meses de carta de naturaleza a un estado de alarma, 6 meses al Gobierno para atar y desatar a su antojo... ¿aún esperaba que le den cuentas?. Oiga usted, en Portugal están ya confinados otra vez, andan con esos "estados de alarma" (o como allí se llamen) y no pasan por ese aro de dar al Gobierno seis meses, ni tres, ni dos, ni uno... de quince en quince días me piden ustedes permiso, dice la Asamblea de la República y van renovando el "estado" dichoso... Y así se está haciendo, y ni se viene abajo lo que queda del Carmo e Trinidade, ni se incendia otra vez "O Chiado"... pero resplandece la Democracia, que es algo que en todo momento y en todas partes debería de ser sagrado.

Pero en España, no. En España... se ponen la banderilla antes de tiempo cargos y carguillos; hasta el Jefe Militar ese... que pasaba por allí y decidió estirar el brazo. En España solo falta la retransmisión en directo (con conexión obligatoria como en los tiempos franquistas de "el parte" de Radio Nacional), del solemne momento en que al Gran Simón le pongan la banderilla. 

Pero eso sí, en España están los de Ciudadanos y Podemos que son la reserva espiritual de Occidente. Son la quintaesencia de la moralidad y las buenas costumbres; ellos; sin ellos ¿qué haría este país?. Porque has de saber que en los citados no hay ni uno solo que haya pecado... ni uno solo que haya tenido, por ejemplo, al mayordomo, o al empleado de hogar, al asistente contratado «en negro» y sin pagar a la Seguridad Social... Los de Ciudadanos y Podemos andan a ver si aprovechan lo de las banderillas antes de tiempo para sacar algún rédito... exigiendo dimisiones y no sé que más.

Aquí todo el mundo exige. Los del Bloque exigen a la Xunta que confine a los gallegos. Están en plena campaña de exigencias, diciendo que el virus está por ahí descontrolado, que el caos en el caso del área sanitaria de Vigo es evidente... Sea eso cierto o no, lo que sí es muy cierto es que ahora, justamente ahora, es cuando exige el Bloque el confinamiento... pero no alzó la voz para nada en la tan reciente Navidad, cuando Feijóo abrió torpemente la mano y permitió en "las fiestas" ir a visitar de un pueblo a otro a los familiares y allegados... Entonces el Bloque callaba porque sería impopular alborotar contra corriente; ahora que caen como moscas los contagiados, ahora, a favor de corriente, va y exige...

En la calle, la ciudadanía comienza ya a estar muy harta de la clase política; de sus maniobras, de sus oportunismos, de su chau-chau, de su aprovechar lo que sea para con doble moral incluso, decir o hacer hoy lo que hace tres días no decías o no hacías... son tantas y tantas cosas y en tantos personajes de muy diferente condición y color político que... mejor será no darle ya más vueltas, ante tantas evidencias, aprovechar que el día está como está, ir para cama, poner a funcionar el deshumidificador (o como se diga) y con la tele encendida a modo de somnífero, aprovechar para echar un sueñecito después de comer cualquier cosa...







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.