El barco a la deriva...Correr atrás do prejuízo...


El barco a la deriva. A los políticos, otra vez, con sus concesiones en Navidad, se les fue el timón de las manos y... ahora, como dirían los portugueses, andan a correr atrás do prejuízo...  Y van dando palos de ciego, un día dicen blanco, al siguiente negro, el que antes de oponía a los toques de queda ahora es tan firme defensor que pide poder meter la gente en casa a las seis de la tarde; el de los cierres perimetrales por almendras resulta que ahora los hace individuales y de propina añade uno para toda la comunidad autónoma; luego, alguna directora general por ahí, presa de los nervios, exigiendo leyes que hagan obligatoria la vacuna anti-covid... se les ha ido el caballo y andan a gritos buscándolo, para tratar de tomar de nuevo sus riendas; pero claro, se les ha ido ya tres veces de las manos; la primera, por la ignorancia existente, de modo justificado; pero ya la segunda y ... la tercera, es claramente por no hacer las cosas a tiempo, por no preveer, por no planificar, por no contratar el personal necesario, por creer absurdamente que la gente va a ser auto-responsable cuando bien se sabía que en el rebaño había no pocas ovejas negras...

Casi todo -a lo largo de este tiempo- es un teatrillo, un postureo, una búsqueda de la foto... y luego, una guerra encubierta, aprovechando la Covid, para atacarse unos a otros... A mucha gente, en la calle, les da asco tener que asistir, ver, escuchar lo que se escucha. 

Mientras, en ciudades como Vigo este lunes, hostelería y comercio salen a la calle con la pancarta. No hay más que oírles... dicen que de la Xunta han recibido solamente migajas, insuficientes ayudas a las que algunos ni siquiera pueden aspirar "por la letra menuda del asunto"; se quejan también amargamente de la Deputación y del Concello vigués, "cuyas ayudas no existen por parte alguna" a diferencia de otras diputaciones y ayuntamientos... Y se quejan de que para cobrarles el IBI, los impuestos, "los autónomos", andan todos muy finos y a rajatabla...  Hablan de "la tragedia en cuanto terminen los Ertes"; de Eres y del "paro como destino final garantizado para muchísimos trabajadores".

El barco va a la deriva. Se les ha ido de las manos. La semana terminaba, la pasada, con el PSOE gallego, el caballerismo, oliendo la posibilidad de dar unas dentelladas políticas a la Xunta, al Gobierno Feijóo. Así la puesta en escena del contradiscurso al del Gobierno autonómico, presentando a este como el malvado de la película... ¿Qué tienen que hacer para ser buenos?. Soltarles 250 millones a los ayuntamientos, al parecer, para que estos hagan de repartidores entre los afectados por la crisis... La Xunta propugna un fondo común (50% la autonomìa+30% deputaciones+ 20% los concellos) y desde ahí hacer llegar las ayudas a los que, por ejemplo, hoy iban de procesión por Vigo, desde la zona de las avenidas (la Xunta) hasta la Praza do Rei (Concello).

La mecha está prendida; o se apaga rapidamente el fuego o esto acabará explotando y con consecuencias imprevisibles. España, los reinos de taifas, el país en general, se ha convertido bien a las claras en la Casa de Tócame Roque. Alborotan todos. Esta mañana, el señor Casado decía que los socialistas la han emprendido contra las Comunidades Autónomas que gobierna el PP... Como si varios del PP (con Ayuso a la cabeza, sin ir más lejos) no la hubiesen emprendido también contra el Gobierno central. Es un caos.

España arriba, España abajo... Galicia también, el caballo de la crisis -que es bastante más que la enfermedad de la Covid propiamente dicha-  anda desbocado, no hay quien lo controle. Y lo peor, que los políticos han visto la posibilidad de enfrentarse entre ellos arrojándose a la cara, unos a otros, sus respectivas políticas y supuestas malas acciones en la búsqueda de una salida eficaz hacia adelante, a la que no se llegará, desde luego, por este camino de la desunión e impresentable enfrentamiento.

En la calle, cada vez son más los que dicen que da asco todo. Que a los políticos todo les vale. A todo se apuntan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.