Consello Consultivo como pilar básico del autogobierno gallego : nuevos miembros de este órgano

El titular del Gobierno gallego presidió esta mañana la toma de posesión de los nuevos miembros de este órgano.

Feijóo destaca que el Consello Consultivo es un pilar básico del autogobierno: un espacio plural e independiente que vela por las instituciones de todos

En unos tiempos marcados por una profunda incertidumbre y la desafección, incide en la importancia de la labor de las instituciones públicas para “convertir los posos de la desafección en unos afectos y vínculos renovados”


 
 

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy que el Consello Consultivo es un pilar básico en el desarrollo y protección de nuestro autogobierno; un espacio plural e independiente, en el que la diversidad de visiones está al servicio de un solo objetivo: “velar por las instituciones de todos”, dijo.

Durante la toma de posesión de sus nuevos miembros, Feijóo incidió, de este modo, en la contribución de este órgano, desde su creación en 1995, para fortalecer la confianza en las instituciones públicas de la Comunidad.

“Así lo entendió este Consello desde el inicio, cuando el recientemente fallecido José Antonio García Caridad se convirtió en su primer presidente”, recordó, aseverando que a esa honrosa labor se entregarán, desde hoy, Alberte Souto Souto y Nora María Martínez Yánez, a los que dio la bienvenida, deseándoles suerte y aciertos. Una responsabilidad que también seguirán ejerciendo Ignacio de Loyola Aranguren Pérez y José Luis Costa Pillado.

En esta línea, precisó que, al igual que sus antecesores, ambos cuentan para ejercer sus funciones con un atributo esencial, sin el cual se entendería este órgano: la plena autonomía orgánica y la libertad para orientar la labor de las administraciones públicas.

En unos tiempos marcados por una profunda incertidumbre y la desafección, Feijóo aprovechó el acto para hacer hincapié en la importancia de la labor de las instituciones públicas para blindar la fortaleza de un edificio institucional que erguimos hace décadas y que emana de la Constitución, del Estatuto de Autonomía y de un espíritu de consenso; “y convertir los posos de la desafección en unos afectos y vínculos renovados”.

Al respecto, concluyó recordando que uno de los grandes remedios contra la incertidumbre y la desconfianza siempre fue un marco legal justo que aporte estabilidad y credibilidad, y que canalice la prosperidad y el bienestar al que todos aspiramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.