Ayudas a la Hostelería. La reunión clave para el pacto de las Administraciones acabó como el rosario de la aurora



La Xunta comienza a tramitar el segundo Plan de rescate para autónomos y hosteleros con el objetivo de que las ayudas lleguen con la máxima urgencia

El vicepresidente primero y conselleiro de Presidencia, Justicia y Turismo, Alfonso Rueda, y la conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, mantuvieron en Santiago de Compostela una nueva reunión con representantes de la Fegamp y de las diputaciones y con el Clúster de Turismo

Los representantes del Gobierno gallego lamentan que los ayuntamientos y las diputaciones no se unan al Plan y recuerdan que patronal, sindicatos, autónomos, representantes de otros sectores afectados y buena parte de los ayuntamientos pidieron que sea la Xunta quien gestione las ayudas, ya que la avala la eficacia demostrada con el primer Plan

La Administración autonómica amplió de 50 M€ a 75 M€ el presupuesto del segundo Plan de rescate que, sumado al primero, suma 160 millones movilizados en 90 días

El compromiso adquirido por la Xunta con los interlocutores sociales y colectivos afectados es el de agilizar el máximo posible estas ayudas dado su carácter urgente, por lo que el Gobierno gallego mantiene su hoja de ruta para activarlas en febrero
“Son 75 millones frente a los 5 millones de euros que aportarían las cuatro diputaciones”. De este modo, por cada 100 euros, la administración autonómica pondría 93,5 euros y las diputaciones, 6,5 euros. “Hay diputaciones que hasta ahora no dieron ni una ayuda al sector. Y llevamos 11 meses de pandemia”, explicó Rueda
La Xunta comenzará a tramitar ya el segundo Plan de rescate dirigido a autónomos, microempresas y establecimientos hosteleros afectados por las restricciones sanitarias como consecuencia de la pandemia para cumplir así el compromiso adquirido con los interlocutores sociales y colectivos más afectados de activar estas ayudas lo antes posible, dado el carácter urgente de las mismas.

El vicepresidente primero y conselleiro de Presidencia, Justicia y Turismo, Alfonso Rueda, y la conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, mantuvieron un nuevo encuentro en Santiago de Compostela con el presidente del Clúster de Turismo de Galicia, Cesáreo Pardal, con el presidente de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), Alberto Varela, y con representantes de las diputaciones provinciales, en la que trasladaron que el Gobierno gallego seguirá adelante con su hoja de ruta para activar la segunda convocatoria del Plan en febrero.

En el encuentro, volvieron a instar a las administraciones locales y provinciales a sumarse a la iniciativa para llegar al mayor número de personas que peor lo están pasando como consecuencia de los efectos de la covid-19. La Xunta ya anunció esta misma semana que ampliará su aportación inicial, de 50 a 75 millones de euros, por lo que el Plan contará con más de 160 millones de euros entre las dos convocatorias.

Los representantes del Gobierno gallego destacaron que diputaciones y ayuntamientos tuvieron una nueva oportunidad para adherirse al Plan y recordaron que patronal, sindicatos, autónomos y representantes de otros sectores afectados, así como una buena parte de los ayuntamientos gallegos, pidieron que sea la Xunta la que gestione las ayudas, ya que la avala la eficacia demostrada con el primer Plan con el que se demostró la diligencia en los pagos.

El objetivo de la Xunta es ayudar lo antes posible porque “hay mucha gente que lo necesita y no podemos demorar más los apoyos”. Al respecto, Rueda apuntó que el Gobierno gallego acaba de elevar en 25 millones de euros la aportación inicial prevista para el segundo Plan de Rescate. “Son 75 millones frente a los 5 millones de euros que aportarían las cuatro diputaciones”. De este modo, por cada 100 euros, la administración autonómica pondría 93,5 euros y las diputaciones, 6,5 euros. “Hay diputaciones que hasta ahora no dieron ni una ayuda al sector. Y llevamos 11 meses de pandemia”, añadió.

Ayudas más rápidas

Las ayudas, por lo tanto, se activarán en febrero, con menos requisitos, más rápidas, acumulables y complementarias con las recibidas en el primer Plan de Rescate y con el resto de los apoyos anti-covid del Gobierno gallego. Los 75 millones de euros se sumarán a los 86,2 millones destinados por la Xunta a la primera convocatoria, con lo que serán en total más de 160 millones de euros que el Gobierno destinará en 90 días a compensar el sacrificio de los negocios afectados por las últimas restricciones aprobadas para preservar la salud de la ciudadanía.

El importe de las cuantías será mayor en función de los porcentajes de pérdida acreditadas por los solicitantes y otra de las novedades es que los autónomos no tendrán que acreditar haber recibido la prestación por cese de actividad. Tampoco se les exigirá a las microempresas tener activo o tener pasado por un ERTE para optar al dinero. Las líneas destinadas a autónomos y *microempresas, así como una específica a los establecimientos hosteleros cerrados por las medidas sanitarias, serán compatibles entre sí, y los perceptores de ayudas del primer Plan de rescate podrán volver a solicitarlas y, de cumplir los requisitos, recibirlas.

La Xunta extenderá estas ayudas a los establecimientos cerrados como consecuencia de las últimas restricciones, pero también a los que solamente pudieron servir comidas y bebidas en terrazas, para llevar, o a domicilio en las últimas semanas.

Por su parte, las Deputaciones hicieron pública una muy extensa nota, desde la Deputación de Pontevedra, al final de la reunión de  Santiago, que entre otras cosas dice :

"AS DEPUTACIÓNS DA CORUÑA, LUGO E PONTEVEDRA LAMENTAN QUE A XUNTA PERDA A OPORTUNIDADE DUN PLAN COORDINADO DE RESCATE Á HOSTALARÍA DE 140 MILLÓNS E APOSTE POR DESTINAR EN SOLITARIO SÓ 75 MILLÓNS PARA TODOS OS SECTORES

Rexeitan a falta de vontade negociadora da Xunta, que vén defendendo o “modelo Valencia” dende o principio, non acepte agora reproducir a fórmula valenciana de xestión, canalizando as axudas a través dos concellos

As tres deputacións consideran “insuficiente” o esforzo económico da Xunta para unha liña de axudas que vai destinada a múltiples sectores e non só á hostalaría, como veu afirmando o Goberno galego. “Nin é plan nin é para a hostalaría”

Manteñen o seu compromiso de destinar cando menos o 1% dos seus orzamentos de 2021 a programas propios de axudas ou reactivación económica nas tres provincias

Menos fondos e máis destinatarios. A intransixencia da Xunta a que os concellos aporten parte dos fondos e xestionen as axudas fai que hoxe perdamos a oportunidade de articular un verdadeiro plan coordinado de rescate para a hostalaría de Galicia e saiamos cunha liña máis de axudas da Xunta cunha cantidade claramente insuficiente para atender aos múltiples sectores á que vai destinada. Perdemos un plan de 140 millóns para hostalaría e turismo e saímos con unha liña de axudas de 75 millóns para todos os sectores, que nin é plan nin é para a hostalaría.

Esta é valoración que as deputacións da Coruña, Lugo e Pontevedra fan do resultado da reunión desta tarde, para intentar chegar a un consenso sobre un fondo común de axudas para o sector da hostalaría e o turismo, no que participarían Xunta, deputacións e concellos, e que rematou sen acordo ante a negativa da administración autonómica a debater sequera aceptar a proposta de que as axudas fosen xestionadas desde os concellos, a administración máis próxima á cidadanía.
As tres deputacións lamentaron que a Xunta, que vén defendendo o “modelo Valencia” desde o principio, non acepte agora a fórmula valenciana de xestión, que canaliza as axudas a través dos concellos, cunha acreditada capacidade de xestión xa que foron a primeira administración en dar resposta ante as graves consecuencias sociais e económicas provocadas pola pandemia da Covid-19.
Apuntan que en Galicia xa hai moitos concellos que non tiveron problema en dar axudas de forma inmediata porque habilitaron sistemas que eliminaban burocracia e tempo, para que dunha forma fácil e áxil os sectores máis afectados puideran ter os fondos. “Os datos son claros: os concellos veñen demostrando que son moito más áxiles, rápido e eficaces nos pagos de facturas que a propia administración autonómica”.

As tres deputacións incidiron en que a proposta do “1% hostaleiro” é un sistema “xusto e proporcional, igual para todos” e volveron a comprometerse hoxe a achegar o 1% dos seus orzamentos a un plan coordinado de rescate dun sector que atravesa unha situación crítica, aínda que a Xunta, cun orzamento 100 veces superior, só achegue o 0,6% (75 millóns de euros).
Pero o acordo non foi posible debido á negativa rotunda da Xunta a que as axudas sexan xestionadas polos concellos, como propuxeron as deputacións da Coruña, Lugo e Pontevedra e a propia FEGAMP, que reprocharon á administración autonómica que non atendera as numerosas ofertas de colaboración enviadas ao presidente Feijoo desde o inicio da pandemia e pretenda agora “pechar un plan coordinado de rescate de 100 millóns en 48 horas, sen diálogo e cunha postura pechada de antemán”".




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.