2021) El año en que la peste se llevó por delante la romería de "Os Santos Reis" (Bueu)

Este 6 de enero, la capilla de "Os Santos Reis", situada en O Valado, en Bueu, no tendrá la algarabía y el bullicio de otros años. Nada indicará en ella que es día de fiesta. La Covid lo impide, faltaría más. 

Este 2021, la tradicional celebración en Bueu de los "Santos Reis" quedará difuminada, se la recordará a través de una misa solemne (y con restricciones) en la Iglesia de San Martiño, eso sí, con la composición de los tres Magos al lado del altar mayor y... pare usted de contar. Aquellas lambonadas y vino dulce que se repartían y tomaban al final de los actos en la propia capilla de "Os Santos Reis" quedarán para el 2022 si Dios quiere y nos hemos quitado esta peste actual de encima...

Dicen que dedicado a los Reyes Magos, en Europa, solo hay dos lugares sagrados : la muy bella capilla ubicada en Bueu y la catedral de Colonia, en Alemania. Pero la capilla de Bueu es muy pequeña para permitir en este 2021 de cierres perimetrales y restricciones, como las que ahora mismo rigen en Bueu, concentraciones de gentes.

De modo que este año, la peste reinante no permite lo que es habitual en aquella capilla de O Valado, hacer dos veces al año : por Reyes y por la Ascensión. 

En un 6 de enero sin amenazas para la Salud, en un año que no sea como es el presente, los vecinos de Bueu abrirían su capilla, que además es de titularidad municipal, y llevarían a cabo su romería recuperada, como la capilla, para mayor esplendor, en la recta final del siglo pasado. Una tirada de bombas de palenque a primera hora, anunciaría la celebración a los vecinos de Bueu. Sobre las 12.30 horas en el propio templo de O Valado, se celebraba una misa solemne, seguida por la habitual procesión por el atrio del pequeño templo. En la improvisada romería nunca faltaban una banda de gaitas e incluso un grupo de baile. Finalizada la misa y procesión, los de la asociación cultural Santos Reis, que organizaban los actos, ofrecían chocolate caliente, roscón, dulces y unos vasitos de vino generoso, como marca la tradición.

Historia de una capilla singular

No tiene las dimensiones de los grandes recintos litúrgicos ni es el centro neurálgico de un núcleo de población ni el destino de una procesión multitudinaria, pero la pequeña Capela dos Santos Reis está plagada de particularidades que la convierten en un lugar digno de ser visitado por cualquier persona que se acerque hasta el municipio pontevedrés de Bueu, en la península de O Morrazo.

La construcción actual fue levantada hace menos de 70 años sobre las ruinas de una antigua ermita del siglo XVII ligada al cercano Pazo de Castrelo. Su ubicación, en la ladera de uno de los montes que se alzan atrás del núcleo central de Bueu, y las vistas que desde allí se tienen de la capital municipal y de buena parte de la ría de Pontevedra constituyen ya de por sí un buen motivo para visitar la capilla y su entorno. Pero además, pese a su juventud, la capilla presenta varios elementos históricos y arquitectónicos que la convierten en un lugar muy singular.

Su diseño fue encargado por el Concello a mediados del siglo pasado a Urbano Lugrís, uno de los pintores gallegos más importantes de la época y representante destacado del movimiento surrealista. La pasión por el mar está muy presente en toda la obra del artista y la Capela dos Santos Reis no fue una excepción. Vieiras, caracolas, anclas, ballenas y otros motivos marinos le sirvieron a Lugrís para adornar el arco que preside la puerta de acceso al recinto y recordar al visitante la importancia que este elemento tiene para los vecinos de la zona. Fue además, un proyecto que le permitió desarrollarse al máximo como creador puesto que pudo combinar diseño, pintura, escultura, arquitectura e, incluso, la dirección de los trabajos.

El hecho de estar dedicada a los Reyes Magos (Os Santos Reis que le dan nombre) hace de este pequeño templo un caso excepcional no solo en Galicia, sino también en España y el resto de Europa, puesto que son contadísimos los templos en el Mundo erigidos para honrar a Melchor, Gaspar y Baltasar.

Parte del legado original de Lugrís, como las pinturas del retablo e incluso las esculturas de los tres reyes se han perdido con el pasar de los años, pero el lugar conserva casi intacto su encanto original y la huella del trabajo desarrollado allí por el artista aún se puede apreciar en otros espacios del municipio de Bueu. Los bocetos originales de las esculturas decoraron el salón de plenos del consistorio de Bueu y algunos de estos y otros documentos de Lugrís se conservan hoy en día en el Museo Massó.

Los miembros de la asociación cultural Santos Reis se encargan en la actualidad del cuidado de la capilla y su entorno y organizan una celebración anual, pero el exterior de la capilla puede ser visitado en cualquier época y alguna de las rutas diseñadas por el Concello de Bueu para poner en valor su patrimonio la incluye en el trazado, así que no hay motivo para no disfrutar de este pequeño, pero interesante lugar lleno de arte e historia.

(Fuentes : Turismo Galicia / Concello de Bueu)

Las fotos abajo, de la Parroquia de San Martiño de Bueu, nos muestran las imágenes de los "Santos Reis" saliendo de la capilla de O Valado, en la otra fiesta anual, la de la Ascensión, en la que también participan. Ahora, estas imágenes, en evitación de robos, se guardan durante el año en la iglesia parroquial de San Martiño y se trasladan a la capilla de O Valado con ocasión de las dos fiestas (en Reyes y por la Ascensión).








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.