Pesca. La Xunta sigue muy preocupada por las consecuencias del Brexit acordado

La conselleira del Mar mantuvo una reunión por videoconferencia con distintos representantes del sector pesquero gallego.

Galicia convocará un Consello Galego de Pesca extraordinario para analizar al por menor el impacto del acuerdo sobre el brexit en la comunidad

El Ejecutivo gallego va a encargar dos informes sobre su incidente en el sector, uno de carácter técnico-administrativo y centrado en el impacto que tendrá en la actividad extractiva y en la comercialización de los productos pesqueros y otro sobre sus implicaciones jurídicas

 
 
Xunta y flota recuerdan que las posibilidades de captura que se pierden ahora no se recuperarán en 2026 e inciden en que la incertidumbre sobre lo que acontecerá después de esa fecha va a frenar las inversiones a largo plazo de las empresas

Los buques de litoral subrayan que el ajuste derivado del brexit se suma al recorte de cuotas fijado para 2021 en el Cantábrico-Noroeste, lo que complica aún más la actividad de la flota al limitar las posibilidades de diversificar las capturas


La Consellería del Mar y representantes del sector pesquero gallego concordaron hoy en convocar un Consello Galego de Pesca extraordinario en los próximos días con el objetivo de analizar al por menor el acuerdo conseguido entre la Unión Europea y el Reino Unido sobre el brexit y evaluar el incidente que tendrá en la economía de la comunidad. Este encuentro permitirá a los distintos actores del sector marítimo-pesquero de Galicia intercambiar sus impresiones sobre el acuerdo y diseñar la estrategia gallega en la defensa de los intereses del sector de cara a paliar en la medida del posible los efectos negativos que tendrá de manera directa en la flota gallega por la pérdida de cuotas de pesca y otras derivadas de la gestión y ordenación de la pesqueras.

Así lo señalaron durante una reunión por videoconferencia mantenida esta mañana entre la conselleira del Mar, Rosa Quintana, y miembros de su equipo con representantes de distintas entidades asociativas del sector -las federaciones gallega y nacional de cofradías de pescadores, la asociación viguesa de armadores de Gran Sol Anasol, la asociación coruñesa Arpesco, la Organización de Productores Pesqueros (OPP) de Lugo y Puerto de Celeiro- en la que hicieron un análisis preliminar de las consecuencias del acuerdo.

Las partes constataron la necesidad de que la Administración gallega y el sector vayan de la mano en la defensa de los intereses de la comunidad pues el acuerdo supone la reducción de las posibilidades de pesca de la flota que faena en aguas de Gran Sol hasta 2026, con el consecuente impacto en los puertos gallegos en los que esos buques suelen operar, así como en las derivadas que este ajuste puede tener en la ordenación y gestión de las pesquerías tanto en Gran Sol como en el Cantábrico-Noroeste.

Por eso, la Xunta va a encargar dos informes sobre el incidente del acuerdo en el sector, uno de carácter técnico-administrativo y centrado en el impacto que tendrá en la actividad extractiva y en la comercialización de los productos pesqueros a la Fundación MarInnLeg y otro para analizar los aspectos e implicaciones jurídicas del acuerdo al Instituto de Estudios Europeos Salvador de Madariaga de la Universidad de A Coruña.

Los representantes del sector y del Ejecutivo gallego mostraron su preocupación ante los aspectos aún desconocidos sobre la relación entre la UE y el Reino Unido a partir de 2021 y lamentaron que todo aquello que se pierde ahora en posibilidades de captura no se va a recuperar en 2026, cuando haya que negociar de nuevo la relación a futuro entre europeos y británicos. En esta línea, manifestaron la incertidumbre que genera esta situación para las empresas gallegas y expusieron que complica la realización de inversiones a largo plazo al desconocer como será su actividad pasado este período transitorio.

Los responsables de la flota de litoral también incidieron en que la pérdida de posibilidades de captura que implica el acuerdo sobre el brexit viene a sumarse al recorte sufrido en el Consejo de Ministros de Pesca de la UE de la semana pasada, en el que se fijaron los totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas para 2021 en el caladero Cantábrico-Noroeste. El acuerdo supone un nuevo atranco para el sector pues tendrá que aumentar aun más la presión sobre ciertas pesquerías y ve limitadas las posibilidades de planificar mejor y diversificar su actividad extractiva.

La reunión telemática mantenida hoy con los representantes del sector pesquero gallego da continuidad a la celebrada ayer con los responsables de la Alianza Pesquera Europa (EUFA) en Galicia, en la que la Consellería del Mar constató sus impresiones negativas sobre un acuerdo del brexit en materia pesquera del que solo tuvo conocimiento tras su publicación en la web de la Comisión Europea.

El Ejecutivo gallego mantendrá nuevos contactos con el sector en los próximos días con el objetivo de conocer sus impresiones y aportaciones en la defensa de una actividad vital para Galicia y de la que dependen millares de familias. Por eso, defendió la titular de Mar, la prioridad de la Xunta será siempre ir de la mano del sector y proteger sus intereses en todos los foros en los que sean sometidos a debate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.