MONFORTE-LUGO) Avanza por fin la electrificación de la vía ferroviaria

Con calma, sin prisa, tarde, pero llegará... Llegó por fin la autorización ministerial para electrificar el trayecto ferroviario de Monforte a Lugo... No es una ruina precisamente la inversión para el Estado; pero aún llega ahora, cuando el tren en la zona está más tieso que la mojama... primero dejan morir, luego cuando quieren resucitar, a ver quien levanta el muerto...

Estaba previsto que el Consejo de Ministros autorizase este martes al Ministerio de Transportes para que licite, a través del Adif, las obras de electrificación del tramo ferroviario entre Monforte de Lemos y Lugo, con un presupuesto estimado de 17.545.663,56 euros —Iva no incluido— y un plazo de ejecución de 18 meses.
"Este es un viejo proyecto para acometer la modernización de la línea del tren en la provincia de Lugo, prometido por varios gobiernos de diferentes colores políticos, que se ha hecho esperar. Es además un paso previo imprescindible para la conexión con la alta velocidad", recordaba hoy el diario lucense "El Progreso".
Esta electrificación se llevará a cabo en un tramo de más de 73 kilómetros de longitud, que va desde el puerto seco de Monforte de Lemos hasta la salida de la estación de mercancías de la capital lucense, sita en el polígono industrial de O Ceao.
Incluye además la electrificación de la plataforma de siete estaciones: Rubián, Oural, Sarria, A Pobra de San Xiao, Laxosa, Lugo y la de mercancías de la capital lucense.
Una de las principales características de esta mejora es que posibilitará que la velocidad de diseño de la catenaria sea de 200 kilómetros por hora, cara a que cuando se mejore la vía, trenes de pasajeros veloces puedan usarla, si bien ahora, cuando se termine de electrificar, lo de ir los trenes a 200 kms/h sseguirá siendo un sueño.

Este proyecto se enmarca en las actuaciones promovidas por Adif, para la mejora de la conexión ferroviaria entre Ourense, Monforte de Lemos y Lugo, "con el objetivo de mejorar las condiciones de explotación comercial, incrementando la calidad y la fiabilidad y reduciendo los tiempos de viaje".
Entre esas actuaciones figuran el cambio de electrificación de 3 kilovoltios (kV) —propia del tren convencional— a 25 —para alta velocidad— en el tramo Ourense-Monforte de Lemos y la electrificación a 25 kV del comprendido entre Momforte y Lugo, que no tenía toma eléctrica.
A principios de este mes el Consejo de Ministros ya aprobaba una inversión de 108,5 millones de euros para renovar la vía en este tramo (sustitución del balasto, las traviesas, el carril...) y para construir el nuevo túnel de Oural, obras que tardarán más que la electrificación Monforte-Lugo hoy aprobada.

Además, ya está en servicio desde abril de 2018 la variante de A Pobra de San Xiao. Ese trazado, de unos siete kilómetros de longitud, permitió la supresión de 14 pasos a nivel y que se incrementase allí la velocidad de paso de los trenes hasta los 160 kilómetros por hora.

Bajo el expresivo titulillo de "Sin noticias de las variantes de Os Peares, Canabal y Rubián", el diario "El Progreso" reivindicaba hoy que "aún hay tres proyectos fundamentales que están pendientes y de los que por ahora no ha trascendido en qué fase se encuentran, que son las variantes de Os Peares y Canabal, entre Ourense y Monforte, y la de Rubián, entre la ciudad del Cabe y Sarria. Esas tres variantes pendientes y los plazos de ejecución de las obras ya autorizadas son los que suscitan las dudas sobre cuándo llegará la alta velocidad a Galicia y la conexión que tendrá la capital lucense con esta".

Estación de tren de Sarria, en la línea Monforte-Lugo. ( Foto : Nemigo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.