BREAKING NEWS
latest

468x60

header-ad

Medio Ambiente trabaja en un pacto social por la vivienda con 10 nuevas medidas para los próximos 5 años

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez Mejuto, adelantó esta mañana que el Instituto Galego de Vivenda e Solo está ultimando el documento que está llamado a ser “el Pacto Social por la Vivienda” y que recogerá diez nuevas medidas que guiará la acción del Gobierno en los próximos cinco años para facilitar un hogar sostenible y respetuoso con el medio ambiente a los gallegos. Indicó que se trata de un primer documento, “no cerrado y abierto a cambios”; con la finalidad de que los actores implicados, ciudadanía y sector, puedan hacer sus aportaciones y conseguir “una estrategia consensuada, realista y, lo más importante, efectiva”. Esto significa que se apuesta por el diálogo social escuchando las necesidades de las familias y de las empresas.

En palabras de la conselleira, la propuesta que está ultimando el IGVS para el período 2021-2025 es un documento en el que se abordó el acceso a la vivienda desde todos los puntos de vista, una propuesta de hoja de ruta que cuenta con medidas novedosas y que también suma a las que ya están en marcha y recogiendo éxitos, como el programa de rehabilitación de viviendas de maestros, gracias a las casi 50 medidas se invirtieron unos 300 millones de euros para ayudar la 40.000 hogares gallegos.

Las medidas que se pondrán en marcha, previa consulta y consenso con los implicados, apuestan principalmente por el alquiler, la rehabilitación de viviendas y lucha contra la exclusión residencial. En ese sentido, se impulsa el acceso de los colectivos más desfavorecidos, activando una nueva línea de ayuda a la compra de viviendas protegidas de hasta 20.000 euros para familias con ingresos inferiores a 4,5 veces el Iprem, que podrán ser de nueva construcción o una rehabilitación. También se quiere poner en marcha un nuevo programa de alquiler con opción a compra destinado a menores de 35 años, con el objetivo de facilitar la emancipación de los chicos, permitiendo que orienten su vida laboral antes de tomar la decisión de adquirir una vivienda.

Para fomentar el alquiler de aquellas viviendas vacías, se establecerán nuevos incentivos a los propietarios, con ayudas de hasta 6.000 euros a cambio de la cesión en régimen de usufructo y gestión del alquiler por parte del IGVS.

La conselleira defendió que apostar por el rehabilitación tiene un duplo objetivo: facilitan el acceso a la vivienda y ayudan a asentar población, sobre todo en el rural; por lo que se creará una plataforma informática para disponer de un registro de núcleos en estado de abandono, con el fin de facilitar obras de rehabilitación, a través de la simplificación de los procedimientos de adquisición o alquiler de viviendas en ruina. Estas actuaciones se verán acompañadas de una línea de ayudas a particulares para que sean autopromotores de viviendas en los núcleos rurales de ayuntamientos con saldo demográfico negativo, añadió.

Explicó que esta no será la única línea de incentivos, puesto que se quiere poner en marcha programas indirectos de apoyo a la rehabilitación, mediante la firma de convenios con asociaciones o entidades para fomentar la financiación de las obras de rehabilitación de particulares, colaborando en la profesionalización del sector, a través de la formación específica.

La conselleira argumentó que un pilar importante en la vida de los ciudadanos es el acceso a las oportunidades laborales, por lo que se establecerán medidas dirigidas a pequeños emprendedores, como la elaboración de un plan de uso de locales comerciales, propiedad de IGVS, con importantes incentivos al alquiler.

Otro de los objetivos es impulsar la implantación de grandes iniciativas empresariales en ámbitos rurales; por eso en aquellos ayuntamientos con dinámicas demográficas negativas se establecerá la posibilidad de que la adjudicación de suelo pueda llevar aparejada la firma de convenios entre la Xunta, ayuntamientos y empresa para poner a disposición de los trabajadores viviendas en alquiler a precios moderados.

Al mismo tiempo, destacó una última medida de este Pacto social por la Vivienda: la convocatoria de ayuda a parques empresariales locales, con el objetivo de desarrollar pequeñas áreas locales que faciliten el asentamiento empresarial o comercial en zonas menos pobladas.

Vázquez Mejuto reiteró que se trata de un documento vivo y abierto a cambios, que ahora tiene que ser analizado y evaluado por el sector y todos los actores implicados para “entre todos elaborar una estrategia integral y completa”, que aborde todas las perspectivas de la vivienda, pensada para las familias y las empresas y que ayude a impulsar la reactivación económica y social de Galicia.

Esta nueva senda completará y reforzará el trabajo realizado hasta el momento por el Gobierno gallego, que hizo una fuerte y firme apuesta por la rehabilitación de viviendas y la regeneración urbana, con iniciativas como el Programa Rexurbe, las Áreas Rexurbe ya declaradas, las 71 Áreas de Rehabilitación Integral o el Programa de Viviendas de Maestros; sin olvidar las ayudas para adquirir o facilitar el alquiler; al tiempo que se impulsa la construcción de viviendas de promoción pública o se dota de suelo residencia para VPP en las grandes ciudades gallegas.

Por último, señaló que las políticas de vivienda fueron mudando, para adaptarse a la realidad económica y a las demandas de la sociedad gallega; pero lo que no cambió fue la apuesta y el compromiso del Gobierno por facilitar el acceso a la vivienda, especialmente a los colectivos que experimentan mayores dificultades.





« PREV
NEXT »