Los días absurdos, la necedad política, la depresión y la mano de Dios... (Sobre unos apuntes de Xerardo Rodríguez

Sábado, día para acordarnos de Xerardo Rodríguez, editor de la interesantísima revista gallega "Galicia Única" (www.galiciaunica.es). Tomamos buena nota de algunas de las reflexiones que apuntó en su famosa agenda semanal... Y no es para menos.

Verán ustedes : lo que Xerardo apunta no es sino lo que millones y millones de personas sensatas sienten ahora mismo en España. Están hasta las narices de los políticos. Y ese estar hartos, lo es mas aún si cabe... cuando con una gravísima pandemia encima y con unas gravísimas consecuencias de la pandemia encima, ni hacen nada realmente válido para tener a raya la pandemia, ni hacen nada realmente convincente para remediar las consecuencias, aplacar verdaderamente lo que económicamente se nos está viniendo ya encima... 

Desde los ultras de la derecha a los ultras de la izquierda, pasando por los que se auto-proclaman constitucionalistas, amén de los independentistas obsesionados con derribar el Estado... parecen enfermizos, obcecados en el andar cada uno a lo suyo, en vez de unirse para sacar al país y a sus ciudadanos de la muy lamentable situación en la que se encuentran. Eso es lo que millones en este país aún llamado España piensan que está sucediendo. Y los hechos, el día a día, están llenos de ejemplos que así lo atestiguan. 

Es por ello y más que... los apuntes que hoy hemos escogido, de la agenda semanal de Xerardo Rodríguez, son no solo oportunos, sino el fiel reflejo de lo que muchos españoles sienten... mientras las colas de las cocinas económicas aumentan, los descarriados y que se van quedando atrás no disminuyen, sino al contrario; y las soluciones eficaces para el grave problema de las cosas de comer (que es lo que verdaderamente preocupa al de a pie, no Franco, Largo Caballero... ni la madre que los parió) no aparecen, como mucho solo en forma de maquillajes que corren el riesgo de ir desapareciendo a medida que arrecie la lluvia de las consecuencias de la maldita Covid.

----------------------------------

Textos de Xerardo Rodríguez :

"Hago mías las palabras que hoy escribe, en "La Vanguardia", Antoni Puigverd :

"Es imposible escribir algo que valga la pena ser leído en el fragor de tantas batallas inútiles, de tanto ruido y crispación. Ahora hablamos por hablar. O para intoxicar. O para mantener vivo el fuego de una trinchera. Ya no es posible comentar la política con ánimo constructivo: no sirve de nada. Nadie está dispuesto a ceder para construir algo con los que no piensan como él. Nadie está dispuesto a ceder ni siquiera para construir un plan con el que enfrentarnos al coronavirus, que no distingue entre ideologías; o con el que paliar la hecatombe económica que la pandemia está causando. Nadie está dispuesto a ceder. Somos el resultado de aquel lema que se atribuye a tantos personajes, de Negrín a Cela: quien resiste gana.”

Es que a mí me pasa lo mismo: me cansa mucho escribir de política sobre todo después de haber asistido esta mañana al debate parlamentario de control al Gobierno de España, tras el que no saqué nada en limpio relacionado con los problemas que nos acucian. Así que paso de política… otra vez."

-------------------------------------

Cuatro playas para pisar el Otoño...

Supongo que ya te estarás preparando para el fútbol. Desde que te abonaste a Movistar tienes partido todos los días y te instalas en el sofá con la cervecita a mano, que lo sé. Entonces yo pondré punto final a la crónica de hoy en la playa, que el sol invita a pasear por la arena. En realidad, esta tarde me propongo tomar este solciño no en una, si no en cuatro playas atlánticas, muy yodadas, con mucha Vitamina D en el ambiente.   

La Playa da Lagoa se llama así porque se inicia en Lagoa Pequena, justamente en el lugar conocido como Tomanagua que es nombre curioso.

Justo en la Isla Laxes, ya cambia de nombre y pasa a llamarse Playa das Pozas. Esta termina donde comienza la famosa Playa de Corrubedo que únicamente con marea llena se ve separada de as Pozas por la Lagoa de Carregal.

Desde la Playa y hasta tierra adentro va moviéndose la Duna más grande y hermosa de Europa, pieza principal del paisaje único que provoca el Parque Nacional de Corrubedo.

La última de las playas del conjunto es la Ladeira, la más próxima al pintoresco pueblo marinero que también llaman Corrubedo.

-------------------------------------

Petición a los periodistas de verdad : impongan el silencio político

¿Sabes? Para nada me extraña que la depresión sustituya al hartazgo que en este momento vivimos todos por culpa de un mal bicho que a muchos, si se nos mete en el cuerpo, nos mata. Pero aún siendo terrible está pandemia que todo lo destruye, incluso las precarias economías, peor es la sensación que tenemos de que no hay arreglo posible porque los partidos políticos, sus dirigentes y militantes más ilustres, no están a la altura de las circunstancias. Es que, tanto los que nos gobiernan como los que se oponen a las medidas de los gobernantes, sufren de ceguera colectiva y su estado mental raya en la esquizofrenia. Esta gentuza –que me perdonen las excepciones- solo pretende ganarse el cocido echando la culpa de lo que pasa al rival y cuando unos dicen vamos por aquí los otros señalan otro camino sin importarles el desastre. Así es como estamos asistiendo con preocupación máxima al lamentable espectáculo del enfrentamiento de Madrid… porque unos anteponen la salud a la ruina, como si no existiera el término medio. Para colmo, todos son expertos en pandemias y en crisis, y no hacen caso a los científicos, los únicos que están aportando esperanza a los ciudadanos.

Por todo lo antedicho quiero dirigirme hoy a los periodistas de verdad, a los vocacionales capaces de romper el mito de la línea editorial. Les pido que dejen de ofrecer información política y mucho menos mezclarla con la pandemia que nos ocupa. Cuando los políticos dejen de ocupar el tiempo principal de informativos y programas. Cuando las radios silencien sus desafortunadas opiniones. Cuando los periódicos les ignoren y sus fotos se queden en los archivos… se acabará esta guerra partidista y mediática que antepone la consecución de votos al sentido común.

¿No éramos el cuarto poder? Pues ejercedlo y decidle a vuestros editores que impongan la ley del silencio activo y si no lo hacen, vosotros, profesionales intachables, ya sabéis como actuar. Los españoles os agradecerán el gesto y esa será vuestra contribución a la lucha contra el coronavirus. Dadle el protagonismo que se merecen a los científicos y haced públicas esas ideas que los políticos mandan directamente a la basura.   

-------------

Sobre los "días" absurdos...

Lo sé, son “Días” absurdos. Me refiero a las dedicatorias que apuntan las redes para que, o bien te pongas en plan celebración o exclames el clásico…

—- ¡Cago en tal!

Porque te han tocado la fibra sensible o te dieron la mañana.

Por ejemplo, hoy es el DIA MUNDIAL DE LA DEPRESIÓN…

Sí, me lo contó una voz de chica joven en la SER. Y desde entonces, no te lo creerás, pero llevo el día preguntándome a mí mismo…

—- ¿Estaré deprimido?

—- No hombre, hoy vas más lento porque estás dormido.

Resulta que algún galeno me dijo que la depresión se nota tanto en la lentitud de tus actos como en el desinterés por las cosas y que había que controlarla bien porque podía degenerar en esquizofrenia.

Pues esta mañana tardé más de la cuenta en la ducha, desayuné saboreando lentamente cada galleta y cada sorbo de café. Hice todo lo que tenía que hacer con mucha calma y ahora, aquí me tienes frente al teclado buscando letra a letra para lograr hilvanar una frase.

—- Eso es vagancia y hay días que pasa en las mejores familias.

Puede que además de lento esté vago. Pues sí.

Y no me extraña que tú, mi amigo, también te creas deprimido porque el panorama es así, deprimente; y sí aún encima te dice una voz bonita que hoy es el día de la depresión… es lógica esa inseguridad que se te ha metido en el cuerpo.

Pero no te preocupes ni por las calles mojadas, que aquí la lluvia es arte y mi meiga logra con su conjuro que las raioliñas las sequen enseguida.

—- (….)

Ya, eso otro parece que no tiene remedio, este es el Reino de la Mediocridad. Desde el monarca que detenta la Jefatura del Estado… al alcalde de ese pueblo de la España vacía, todos los que se arrogan un carguito en las numerosas y diversas administraciones, sí que están hoy de celebración porque han conseguido lo que no logró ningún coronavirus.

—- ¿El qué?

El que el estado de las naciones haya entrado en barrena hasta tal punto que se hace necesario reabrir los centros psiquiátricos que se cerraron tan alegremente con la entrada del Tercer Milenio. ¡Ponte a la fila!

Textos de Xerardo RODRÍGUEZ (www.galiciaunica.es)

---------------------------------------------------------------------

La mano de Dios...

Aunque sea Otoño, aunque no salga el sol, con tal que no llueva, escápate aquí, justamente aquí donde la foto... La gran duna de Corrubedo, la gran playa, el riachuelo inundado por el agua del mar cuando la marea sube, el arenal inmenso, la sensación de libertad, el agua marina más caliente que en otros sitios por no sé que corriente que allí pasa... 
Te he puesto un mapa para que no tengas pérdida en el acceso. Dejas el coche en el aparcamiento que el mapa de Google tan bien señala y te vas a pie por una senda fácil aunque larga... y ya estás, en la playa, tras dejar a un lado la gran duna. 
Cuando tengas un sábado o domingo a mano, aplícate esta medicina que recomienda el Gran Xerardo. Verás que vuelves nuevo(a) a casa y hasta sentirás por momentos que la maldita Covid no existe... Pero existe, lamentablemente existe; por eso has de ir, como Xerardo Rodríguez recomienda, a Corrubedo; al lugar exacto que se indica en esa foto; como si de una peregrinación se tratase. No es para menos, allí, en un lugar tan bello, los que somos creyentes también vemos la mano de Dios... ( E. E.