Murió inesperadamente Dito, gran futbolista português, sobrino del legendario "jefe de campo" del Celta, Guillermo Cameselle

Dicen que la Vida es esto... pero no es edad para morirse. Eduardo Gomes Cameselle ,"Dito", de modo abreviado; Eduardo José Gomes Cameselle Méndez, de nombre completo, murió hace unas horas, cuando de viaje de Melgaço a Monçâo, le llevaban de urgencia a centro hospitalario, después de haberle dado un patatús mientras acompañaba al primer equipo de su club en el centro de estagios de Melgaço... se sintió mal y aunque auxiliado y trasladado a un centro médico nada pudo hacerse por su vida. Tenía 58 años. 

Fue el primer futbolista português que entrevisté en mi vida profesional como periodista, justo cuando despuntaba el como jugador y gran promesa del Sporting de Braga, actuando en muchas ocasiones en aquel tiempo en varias de las selecciones inferiores de Portugal. Fue entonces cuando le entrevisté, en Vigo; fue entonces cuando pasamos una tarde muy agradable charlando de Portugal, del Braga y del fútbol y los sueños que el tenía de llegar lejos y los míos por saber más cosas del Sporting de Braga por el que entonces comenzaba a interesarme especialmente; yo era un joven periodista y el un futbolista que estaba en sus inicios pero prometía llegar muy lejos, como luego así fue.

La mayor parte de la carrera como futbolista de Dito está relacionada con el Sporting de Braga (ver cuadro adjunto), pero observen ustedes que también jugó en el Benfica e incluso en el FC Porto. Fue internacional en varias categorías y ocasiones por Portugal, pero si hubiese querido serlo por España, bien podría haberlo sido, pues no en vano era hijo de español que un día fue a Portugal a jugar al fútbol, allí jugó, allí se casó y allí se quedó. (¡Tampoco tan lejos, qué caray, a una hora de Vigo, a ver si nos vamos enterando que es más cerca que A Coruña!)

Además de brillante jugador -un gran defensa central-, Dito fue también entrenador en diversos clubes (Esposende, Salgueiros, Felgueiras, Desportivo de Chaves, Portimonense, Ribeirão, Moreirense, Varzim, Famalicão e Sporting da Covilhã) y actualmente era el Director General / Deportivo del Gil Vicente FC, con el que se hallaba de camino al stage de este club en la localidad de Melgaço, donde repentinamente se encontró mal horas atrás; auxiliado por médico y enfermero del Gil Vicente fue trasladado de urgencia al centro médico de Monçâo pero nada pudo hacerse por salvar su vida.

El padre de Dito era el nexo de unión del malogrado director del Gil Vicente con Galicia y más en concreto con Vigo. Eduardo Cameselle Méndez, padre de Dito, era hermano de Guillermo Cameselle Méndez, legendario empleado del Real Club Celta, jefe de campo, responsable de las instalaciones de Balaídos durante muchos años. 
Eduardo era futbolista y su hermano, Guillermo, un organizador nato y un admirable audodidacta que tenía el césped de Balaídos casi siempre como una auténtica alfombra.
El caso es que Eduardo Cameselle Méndez acabó por irse a Portugal, para jugar al fútbol en la década de los 50 del siglo pasado, desempeñando en el Gil Vicente, en Barcelos, club por el que tendría tal amor y consideración que ni que hubiese nacido a las orillas del Cávado.

Hace algo más de un año, un club modesto de Barcelos, el Alheira FC, rindió homenaje a Dito, por haber sido allí, en el modestísimo Alheira FC, de Barcelos, donde dio sus primeros puntapiés a la pelota como futbolista federado.
En el curso de aquel merecido homenaje a Dito, el no menos legendario presidente del Alheira FC, Domingos Marques, elogió la gran trayectoria del jugador internacional portugués que nos ocupa, pero no olvidó hacer referencia al padre del homenajeado, diciendo cosas como estas : "Eduardo Cameselle Mendez, foi um jogador espanhol, galego, que ingressou no Gil Vicente nos anos 50 do século passado. Foi uma pessoa que dedicou uma grande parte da sua vida a servir o emblema do Gil Vicente, primeiro como jogador, capitão da equipa e um grande defesa central, e, mais tarde, como treinador, quando o Gil Vicente baixou para os distritais. Sempre sem receber nada em troca. Era ele que suportava as despesas com os equipamentos da equipa sénior e também das jovens. Merecia uma estátua no centro da cidade de Barcelos”, apuntaba aquel día Domingos Marques, presidente do Alheira Futebol Clube, recordando esos momentos importante de la história del futebol en Barcelos.

Fue en estos últimos tiempos, precisamente, cuando siguiendo la estela de su padre, Dito aportó mucho (la pasada temporada, la actual...) para el relanzamiento del Gil Vicente FC entre los grandes del fútbol portugués, el entrañable club gilista del que era ahora su Director General / Deportivo.
Hoy, en Barcelos, la tierra de los Cameselle -al fin y al cabo- es un día muy triste. El único consuelo que puede quedar a la familia del fallecido, es saber que Eduardo Gomes Cameselle ,"Dito", ha muerto mientras servía al Gil Vicente, ha muerto, si me apuras, con la camiseta del Gil Vicente, en pleno desempeño como su director deportivo. Esa camiseta que el padre de Dito tanto amó, tanto quiso desde el primer día en que llegó a Barcelos, a mitad del siglo pasado, procedente de una familia humilde del vigués barrio de Lavadores, en Vigo.

Esta tarde, los pajarillos que al caer del día siempre se dan cita en el nuevo estadio municipal de Barcelos, los que aún visitan el "Adelino Ribeiro Novo", los que bendecidos por el Sâo Joao del Parque da Ponte acuden puntualmente al viejecito "1º de Maio" donde Dito triunfó tantas tardes con la elástica del Braga... todos esos pajarillos no cantan, como mucho transmiten, volando arriba y abajo por las entrañables tierras del Cávado, que "Dito" ha muerto y que el fútbol, en Barcelos, en Braga, es hoy más pobre, porque se nos ha ido alguien importante, sin duda.

Allá arriba, en el cielo, Guillermo Cameselle (padre) y Guillermo Cameselle (hijo), vigueses tio y primo del fallecido, abrirán la puerta con permiso de San Pedro y darán un abrazo a Dito.
Un día, hace muchos años, cuando este humilde periodista daba sus primeros pasos, en la Redacción de Deportes del "Faro de Vigo", recibió la petición de un compañero, el gran fotógrafo que fue Guillermo Cameselle, para que por favor le hiciese una entrevista a su primo...
---¿Y quien es tu primo...?
---Es un junior que juega incluso a veces con el primer equipo del Braga y que ya ha jugado con las selecciones de categorías inferiores de Portugal. Va a ser un futbolista muy importante...

Tiempo después supe que quien tuvo la idea de que el joven y tan prometedor Dito saliese en "el Faro", había sido Guillermo Cameselle, el jefe de campo de Balaídos, el jefe de campo del Celta. Guillermo Cameselle padre tenía el sueño de que el Celta se fijase en su sobrino y que su sobrino acabase jugando en el Celta; nada le haría más feliz... y como no se atrevía a plantearme aquello, envió habilmente a su hijo -que para algo era mi compañero en el periòdico- a pedirme lo que luego se hizo realidad, aquella entrevista.
Y así salió "Dito" en el "Faro de Vigo". El Celta no hizo caso a aquel reportaje... y perdió entonces la oportunidad de incorporar un excelente jugador, con ascendencia familiar directa en el mismísimo barrio de Lavadores.
De aquella tarde de la entrevista con Dito, me quedan excelentes recuerdos, porque en razón a lo mucho y bueno que hablaba del Sporting de Braga, despertó en mi enorme interés y fue desde entonces que comencé -primero como algo exótico, después ya con verdadero afecto- a frecuentar cuando podía el estadio bracarense del "1º de Maio".

Hace un año largo, el club en donde comenzó Dito, el modestísimo Alheira FC, de Barcelos, rendía homenaje al ahora fallecido. Posiblemente ha sido, el de su primer equipo, el último acto de gratitud y homenaje que Eduardo Gomes Cameselle recibió en vida. Y ofreció ese homenaje, en emotivas palabras, Domingos Marques (entiendo que Domingos Fernandes Marques) presidente del consejo directivo del club Alheira. Voy ahora a la página en Facebook del primer club de Dito; y veo una esquela del 14 de marzo pasado, que da cuenta de la muerte del señor Domingos Fernandes Marques, justamente un año después de aquel homenaje a Dito y aquellas vibrantes palabras de recuerdo hacia la figura de su padre.
Y ahora, poco más de un año después de aquel homenaje que evocamos, es Dito quien inesperadamente también se va... Así es la Vida, dirán algunos. Yo me niego a aceptar tanta adversidad junta, tanta mala suerte, tanto azar, como dirían los hermanos portugueses. Déjenme que me rebele.

Nuestro abrazo a la familia enlutada de Eduardo Gomes Cameselle ,"Dito". Nuestro pésame a todos sus allegados. 
La saga futbolística de los Cameselle en Portugal, seguro que ha de continuar. Ya Eduardo Augusto Cameselle Machado ha dado cuenta de ello en estos últimos años como futbolista, tal vez no tan célebre como su tío "Dito" lo fue, tal vez no tan heroico como el abuelo Eduardo Cameselle Méndez. Pero el fútbol estuvo, está y estará siempre en las venas de los Cameselle, los de la rama viguesa (que tanto tuvieron que ver con el Celta, Guillermo padre, Loly... el mismo fotógrafo Guillermo Cameselle que tantas imágenes impresionantes ha dejado sobre la historia de décadas del Celta), los de la rama portuguesa que tan activos fueron y son sobre los terrenos de juego.

La muerte de Dito (que Dios acoja en su seno) nos aviva los recuerdos, pero también nos trae a primer plano un apellido, Cameselle, y una familia con dos ramas, hoy evocadas, que siempre estuvieron unidas, siempre cercanas, siempre orgullosas de llevar por bandera ese apellido tan entrañable.













El gran fotógrafo Guillermo Cameselle (q.e.p.d.)
primo del hoy fallecido, "Dito".