Galicia celebra el consenso estatal conseguido para el inicio del curso escolar, que incorpora la mayor parte de las medidas ya previstas por la Xunta

 El Gobierno gallego celebra el consenso conseguido hoy entre las Comunidades Autónomas y el Gobierno central sobre el inicio del curso escolar, con un documento que incorpora la mayor parte de las medidas que ya están recogidas -o con el compromiso de incorporarlas en las actualizaciones previstas- en el Protocolo de adaptación al contexto de la Covid 19 en los centros de enseñanza no universitaria de Galicia para el curso 2020-2021 elaborado por las Consellerías de Educación y de Sanidad presentado el pasado julio.

Se trata, en concreto, de la apuesta por la presencialidad siempre que las autoridades sanitarias no dicten el contrario, el establecimiento de grupos estables de convivencia sin limitación de distancia ni ratios de alumnado, la aplicación de test serológicos para todo el personal docente y no docente de los centros educativos (cribado que ya se está llevando a cabo en estos momentos), y el uso obligatorio de mascarillas a partir de seis años.

Así lo expusieron esta mañana la conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar, y el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez, en la sesión conjunta de la Conferencia Sectorial de Educación y del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, una convocatoria en la que, a pesar de su extemporaneidad”, apostaron por “un marco constructivo” para garantizar un inicio de curso escolar con la máxima seguridad dentro del contexto actual. Los responsables de Educación y de Sanidad del Gobierno gallego también lamentaron el poco margen para analizar la propuesta del Gobierno Central, que fue recibida a última hora del día de ayer.

Con todo, tanto Carmen Pomar como Jesús Vázquez pusieron en valor las modificaciones acordadas sobre la propuesta inicial como el uso de mascarillas obligatorias a partir de seis años; o incidir en las medidas de ventilación ya que la evidencia científica está ratificando la transmisión aérea sobre la de superficie.

Galicia también considera positivo que el Gobierno Central haya incorporado la opción de encuesta de autoevaluación y toma de temperatura domiciliaria tanto para alumnado como para profesorado, que ya figura en el Protocolo de la Xunta, y que permite más anticipación ante la mínima duda, al actuar en casa antes de acudir al centro escolar; frente a la toma de temperatura de los centros, que se mantiene.

Asimismo, el conselleiro de Sanidad reclamó también “criterios estrictos” a la hora de definir los positivos y los considerados como contactos estrechos, al tiempo que reclamó una guía de actuación específica ante la aparición de casos en centros educativos, que debe estar avalada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, demanda que quedó también comprometida por los responsables del Gobierno.

Finalmente, los conselleiros demandaron al Gobierno Central la necesidad de fondos específicos para la aplicación de las medidas contempladas en el documento aprobado hoy. Concretamente, hicieron hincapié en que el anunciado fondo Covid 2020 no cubre las necesidades de todo el curso escolar, ya que este se extiende hasta mediados del año 2021.