En marcha la restauración de las torres de San Martiño y de las Campás y fachada occidental en Catedral de Ourense

La Xunta de Galicia licitó con una inversión de 394.000 euros obras de conservación y mejora de diversos ámbitos de la Catedral ourensana, que incluyen la fachada occidental, el nártex, las torres de San Martiño y de las Campás y dos patios laterales delimitados por la nave central, las naves laterales, la zona del coro y las torres. Una inversión que se suma a los más de 2M€ que la Consellería de Cultura y Turismo lleva invertido durante la última década en este bien.

Una vez adjudicadas, las obras tendrán una duración máxima de seis meses y con ellas se solucionarán algunas de las patologías prioritarias del templo, de cara a evitar un mayor deterioro de este, permitir su utilización y mejorar cuestiones relativas a la visibilidad de sus elementos patrimoniales singulares. La mencionada intervención está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del programa operativo Feder Galicia 2014-2020.

Intervención en la fachada occidental

Al respecto de la fachada oeste, además de la reposición de faltas y los trabajos de limpieza, preconsolidación, consolidación y sellado, se desmontará y se retirará una trazaría de piedra del siglo XVI, trasladándose para su exposición en un lugar idóneo, y se procederá al desmontaje de una vidriera colocada en el siglo XX en el rosetón del cuerpo superior.

Por lo que respecta a la trazaría pétrea, estamos ante una intervención histórica que es preciso replantear para mejorar la apreciación de los elementos escultóricos de la portada románica, ayudando así a una mejor interpretación del conjunto. En este sentido, hace falta decir que la trazaría afecta físicamente e impide la correcta lectura de la decoración románica del pórtico exterior de la fachada, ya que interrumpe, a la altura de la cintura la contemplación de las figuras que lo componen.

Además, como quedó dicho, se procederá al desmontaje de una vidriera contemporánea situada en el rosetón del cuerpo superior, al entenderse que cuenta con una presencia excesiva debido a los perfiles de aluminio que la definen. De este elemento se almacenarán aquellos vidrios que se consideren de interés. Posteriormente, se procederá a la instalación de una nueva carpintería de latón en la que la Diócesis de Ourense instalará la nueva vidriera.

Actuaciones en el nártex y torres

En el nártex, se acometerá el relevo de la iluminación del Pórtico del Paraíso por una iluminación que mejore el impacto visual de las existentes y su eficiencia energética; se restaurarán las puertas de madera de acceso y se realizarán dos catas en la base de la torre de las Campás para investigar el origen de las humedades presentes en esta zona.

Por lo que respecta a la torre de San Martiño y la torre de las Campás se realizará una limpieza y rejuntado general de las mismas; se acometerá la restauración o relevo de las carpinterías, procediéndose a la protección de los huecos y, además, en aquellos lugares con cornisas y repisas susceptibles de filtración de agua o acumulación de suciedad, se colocará una chapa de cobre y medidas antiaves. Finalmente, en los patios laterales, se sustituirá la cubierta plana existente por una cubierta invertida con acabado superficial de piedra granítica y se realizarán pequeñas reparaciones de las carpinterías y de la instalación eléctrica.

Más de ocho siglos de historia

Consagrada en 1188, el templo es de planta de cruz latina, con tres naves que en su origen tendrían tres ábsides, de las que solo se conserva la central, compuesta a su vez por cinco absidiolas. Su cubrición se realizó con bóveda de cruzaría cuadripartita. Entre 1499 y 1505 se le encarga a Rodrigo de Badajoz levantar el ciborio octogonal, que se ofrece en el exterior mediante tres cuerpos, siendo el último una galería abierta coronado con una crestería y pináculos que le confieren una mayor ascensionalidad.

Como espacios sobresalientes debemos mencionar la capilla Mayor, la capilla del Santo Cristo, el Pórtico del Paraíso y el Museo Catedralicio. No obstante toda la catedral merece atención, comenzando por el deambulatorio, que consta de varias capillas, entre las que hace falta destacar la de la Asunción o de los Argiz, que en su interior alberga la capilla del Cristo de los Desamparados; o la lateral norte, con la capilla de la Virgen de las Nieves. Por su carácter singular, la Catedral de San Martiño disfruta la consideración de bien de interés cultural.

Imagen : Juan Antonio Casanova.




Artículo Anterior Artículo Siguiente