Trabajos de desbroce y limpieza en carreteras autonómicas de las comarcas del Condado y Pontevedra

La Xunta continúa ejecutando esta semana los trabajos de desbroce y limpieza en las márgenes de las carreteras autonómicas de la comarca del Condado y Pontevedra.
La Consellería de Infraestructuras y Movilidad, a través de la empresa pública Seaga, está realizando estas tareas de acondicionamiento en las franjas de dominio público de 30 vías autonómicas de las cuatro provincias para prevenir incendios y reforzar la seguridad viaria.
Las obras continuarán esta semana en las carreteras PO-254, a su paso por el ayuntamiento de Ponteareas, y en la PO-255, en Pontecaldelas, en las que comenzaron los trabajos el pasado lunes.

También, continúan las actuaciones iniciadas a principios de julio en las carreteras PO-253, en Ponteareas, y en la OU-404, en Cartelle.

Además siguen desarrollándose las actuación iniciadas en el mes de junio en la PO-552, Vigo y Tui, así como en las carreteras de la provincia de A Coruña: AC-445 - VG-1.4 en Corcubión, Cee y Fisterra; en la AC-445, también en Fisterra; y en la AC-554, en Outes. Y siguen las tareas en las carreteras de Lugo: AG.64, Vilalba y Xermade, y en la C.G-2.2, Lugo y O Corgo. Además también siguen las labores de limpieza en la OU-411, en Padrenda y Quintela de Leirado.
Estas tareas, desde su inicio en mayo, ya se llevaron a cabo en las márgenes de vías de los entornos de la Mariña luguesa, del Baixo Miño, Vigo, Noia, Fisterra o Ferrol.

Los trabajos continuarán en las próximas semanas en otras carreteras de la comunidad autónoma hasta tener finalizados en julio todas las labores programadas.

Las tareas se centran en la retirada de especies pirófilas, aquellas que son más propensas a la propagación del fuego, con el fin de prevenir incendios forestales.

También se acometen desbroces para completar el trabajo común de conservación de las carreteras y reducir progresivamente el uso de herbicidas, dando cumplimiento a un acuerdo parlamentario.
Además, se realiza el acondicionamiento de zonas verdes y sendas peatonales, para que estén en condiciones idóneas, pensando ya en el incremento de uso que experimentan en verano.
Las intervenciones tienen como objetivos potenciar el efecto cortaincendios de las carreteras; aumentar la seguridad viaria, con una mayor visibilidad; y fomentar una movilidad más segura y sostenible mediante las sendas y zonas verdes para el tránsito peatonal.



Artículo Anterior Artículo Siguiente