Imágenes que recuerdan la trayectoria del célebre torero Mario Coelho, fallecido este domingo

Imágenes diversas que reflejan momentos de la vida del torero portugués Mario Coelho, hoy fallecido. Pertenecen a los recuerdos que alberga su Casa Museo, que quedará para la posteridad, en Vila Franca de Xira, recordando su gran trayectoria de dimensión mundial en la Tauromaquia.
-------------------------------
Con el gran Orson Welles
Mario Soares, amigo de Mario Coelho, durante una charla-coloquio en la casa-museo del torero.
El presidente Jorge Sampaio, en otra inolvidable charla-coloquio, en la Casa Museo de Mario Coelho.
Mario Coelho, su esposa y don Duarte Pío (Duque de Bragança)
Otra visita a la Casa Museo : a la derecha, Elisio Sumavielle, responsable de la cartera de Cultura
en un gobierno socialista anterio
-y gran aficionado taurino-.
Página de la revista Novo Burladero recoge el acto de otoño pasado, en Vila Franca de Xira.
Página de "O Mirante"
Con Mario Moreno "Cantinflas", una tarde en la plaza monumental de México
Con la gran escritora Agustina Bessa Luis, cuando esta dio una conferencia-coloquio
en la Casa Museo de Mario Coelho
Imagen en su toreo característica, a pies juntos, iniciando una faena por alto
Como banderillero fue de lo mejor en el Mundo. Aquí le vemos : par en todo lo alto y al quiebro
Homenaje y salida en hombros en la plaza de Vila Franca de Xira.
Vemos a Espartaco y Ortega Cano en la imagen de ese día.
Más de aquel celebrado homenaje en su tierra natal, Vila Franca
Con el presidente Jorge Sampaio.
Salida en hombros junto a otro toreo de leyenda, el gran José Falcâo, que
posteriormente sería muerto en una gravísima cogida por un toro en Barcelona
Con Vicente Del Bosque, en una foto más o menos reciente.
Mario Coelho siempre se dijo admirador del ex seleccionador español por "las grandes
virtudes humanas que atesora, lo que le convierten en un personaje público ejemplar...". 
Con el presidente Mario Soares, firmando este en el libro de honor de la Casa Museo de Mario Coelho
Eran los años 80 del siglo pasado. Mario Coelho, en la plaza de Moita do Ribatejo,
acababa de matar un toro (la estocada como final de una faena está prohibida en Portugal).
El público, enardecido, se echó al ruedo y sacó al torero en volandas de la plaza para
impedir que la PSP lo detuviese. Fue llevado luego a juicio y condenado a pagar una
multa de 350.000 escudos "e pena suspensa". Era el 12 de septiembre de 1984, Coelho hizo una faena 

histórica, memorable, al toro "Corisco", de la ganadería de Ernesto de Castro. El público empezó a
gritar : ¡mátalo!. Y el torero sacó su estoque, perfiló al morlaco y de un rotundo estoconazo,
al volapié, acabó con su oponente. Se desató a continuación una especie de locura colectiva
en una plaza que estaba llena casi hasta la bandera...
Rodeado de amigos, como el escritor, político y poeta Manuel Alegre -a su derecha-, el legendario jugador de futbol Antonio Simôes -segundo a su izquierda-, en febrero pasado Mario Coelho presentaba el libro escrito por António de Sousa Duarte, que acaba de salir de imprenta, que refleja su vida, cuya portada debajo de estas líneas figura
El weblog taurino FARPAS publicaba hoy esta foto, después de adelantar a primera hora de la mañana la
noticia de la muerte de Mario Coelho. Es la última imagen en público que se tiene de quien a las cuatro
de esta madrugada fallecía en el hospital de Vila Franca.
Para la posteridad nos quedará esta magnífica Casa Museo Mário Coelho, en el centro de
Vila Franca de Xira. Recuerdos como los recogidos en estas fotos, junto a muchísimos otros
más, se agolpan bien ordenados ahí, como testimonio y recuerdo de una trayectoria
imborrable, especialmente para los aficionados a la Tauromaquia.
Descanse en paz Mario Coelho.

Artículo Anterior Artículo Siguiente