Eran todos contra Feijóo... y acabaron ahogados todos menos el Bloque (luego seguimos analizando)

Todo parece indicar que el PP de Alberto Núñez Feijóo ha ganado las elecciones en Galicia y podría hacerlo además con clara mayoría absoluta. Con escrutinio ya muy avanzado no parece que haya dudas.
Batacazo de los comunistas bendecidos por Podemos, más que batacazo también para esa formación mareada y liderada por un tal Pancho Casal al que se le ha acabado andar dando la barrila con historias políticas para no dormir; constatación de que la señora de Ciudadanos mejor estaba en su casa que protagonizando una lamentable campaña donde decía tener soluciones e ideas para todo; constatación también de que los de Vox, para lo que sirven en Galicia es para restarle unos miles de votos al PP...

Capítulo aparte : fracaso político total del profesor Gonzalo Caballero, entregado en los brazos de Sánchez desde hace un tiempo para crecer, lo que ha ido es directo a una sepultura política, con tan sonoro batacazo, que -si tuviese lo que debería de tener- debería de llevarle a presentar la dimisión ya  mismo como mandamás del PSdeG - PSOE.

Frente a la debacle de los socialistas -el pinchazo de la rueda del avión de Sánchez fue toda una premonición- aparece el Bloque de la señora Pontón, recogiendo lo que otros han servido en bandeja :  lo que dejaron atrás los comunistas podemitas, los socialistas caballeristas-sanchistas-oportunistas, los mareas-galeguistas del ínclito Pancho Casal (mucho chau-chau, mucho rollo y una calderilla de votos obtenidos)... todo lo no poco que estos tres sectores se han dejado atrás, ha venido el Bloque disfrazado de moderado (contando hasta con la bendición del hijo de Cuiña) y lo ha apañado habilmente, para tirar de las orejas y poner en evidencia al PSOE del Caballero joven (Gonzalo), que hace recordar esta noche el estrepitoso fracaso otrora del Caballero viejo (Abel).

Eran todos contra Feijóo. Y ya estaban de acuerdo para repartirse el poder; ni lo ocultaban en la campaña : gobernar al precio que sea. Pues va a ser que no. Galicia, los gallegos, no están para experimentos. Ya llega con lo habido en España, para repetir aquí semejante ceremonia de la confusión. 

Hagan click para ver a mayor tamaño esta imagen del recuento oficial...


Artículo Anterior Artículo Siguiente