La Xunta refuerza en Pontevedra la coordinación policial para la vigilancia y control de la actividad incendiaria

Las delegadas territoriales en funciones de la Xunta en Pontevedra y Vigo, Ana Ortiz y Marta Iglesias, presidieron hoy la reunión del Comité provincial de Coordinación Policial Antiincendios para la campaña de alto riesgo de incendios forestales que comenzará, un año más, el próximo 1 de julio. Este órgano está formado por representantes de las diferentes fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado presentes en Galicia, además de la propia Xunta.
El objetivo de la reunión, en la que también participaron miembros de la Jefatura Territorial de Medio Rural, de la Policía Autonómica, de la Guardia Civil, de la Policía Nacional, de Protección Civil y de la Brilat, fue el de coordinar las actuaciones que se llevarán a cabo para prevenir los fuegos y luchar contra la actividad incendiaria. La reunión de trabajo sirvió para ultimar los detalles de la vigilancia, disuasión y control de la actividad delictiva incendiaria con vistas al inicio de la temporada de riesgo alto de incendios. Así, conforme a lo habitual en estas fechas, se estableció una distribución de los diferentes efectivos sobre el territorio, prestando especial atención a aquellas áreas con mayor incidencia de este tipo de actuaciones.
A través de este comité se hace un seguimiento, planificación y refuerzo de la coordinación de las diferentes acciones promovidas por la Consellería de Medio Rural y los diversas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (fundamentalmente Policía Autonómica, Policía Nacional y Guardia Civil) para luchar contra la actividad delictiva incendiaria, especialmente en las zonas con fuegos recurrentes.
Así, durante la reunión, se analizó la situación de las Parroquias de Alta Actividad Incendiaria (PAAI) caracterizadas por el número de incendios forestales reiterados (parroquias que tuvieron un promedio anual de 7 incendios o más en los últimos 5 años) o por una gran virulencia de los fuegos declarados. En la provincia de Pontevedra existen en la actualidad 2 PAAI (Valeixe y Pontellas) en 2 ayuntamientos (A Cañiza y O Porriño).
El Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga) mantiene este año sus líneas básicas de actuación, pero incorpora algunas novedades como la implementación de un completo y detallado plan de prevención aprobado por la Administración autonómica, que supondrá actuar en 46.000 hectáreas y en casi 5.800 kilómetros de pistas y carreteras gallegas.
En el marco de este comité, ambas delegadas territoriales apelaron a la responsabilidad de los ciudadanos para que extremen las precauciones y hizo un nuevo llamamiento a la ciudadanía para que denuncie cualquier actividad delictiva que pueda poner en peligro nuestra riqueza forestal, ya que reiteró que 3 de cada 4 fuegos son intencionados.
En este sentido, recordaron que la Xunta tiene a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, al que deben llamar en caso de detectar algún fuego forestal. Además, destacó que existe un teléfono anónimo y gratuito para denunciar cualquier actividad delictiva incendiaria de la que se tenga sospecha o conocimiento: 900 815 085.
“La coordinación policial, el despliegue del ejército, los voluntarios, los propietarios, la colaboración ciudadana, la llamada gratuita al 085, las labores preventivas y el dispositivo de extinción, son algunas de las razones que van a permitir la consolidación, poco a poco, de un cambio de comportamiento en el que aún queda mucho por hacer para reducir los daños mediambientales de los fuegos forestales”, explicó Ana Ortiz. Marta Iglesias añadió que “desde la Xunta solicitamos la colaboración ciudadana en este verano, para la detección, con el fin de intervenir lo más rápido posible, a lo que juntaremos la profesionalidad del colectivo de los bomberos forestales, que resulta muy eficaz después de más de 25 años de experiencia”.

Share: