Galicia pondrá a disposición de las redeiras 400.000 euros para la reactivación del sector tras la crisis

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, informó hoy en Porto do Son de que las redeiras que registraron una reducción en sus ingresos la consecuencia de la alerta sanitaria por la covid-19 y no pudieron beneficiarse de la prestación por cese de actividad habilitada tras la declaración del estado de alarma tendrán la posibilidad de acceder a la vía de apoyo específica para este sector que incluye el plan Avantemar de reactivación para el ámbito marítimo-pesquero ante la crisis derivada del coronavirus. Este programa de la Xunta prevé 400.000 euros para este sector procedentes de fondos propios de la comunidad autónoma.
Esta medida, que fue presentada hoy a las representantes de las redeiras de Porto do Son en un encuentro que tuvo lugar en la nave de redes, se enmarca en la línea que el plan dedica a la dinamización y solvencia general de las empresas y profesionales, una de las cinco que incluye Avantemar con el objetivo de apoyar al complejo mar-industria con una inyección global de 77 millones de euros en 2020 ante las importantes pérdidas acumuladas en los últimos meses.
Uno de los sectores que más se resintieron por esta pandemia, debido al freno de la actividad pesquera, es el de las redeiras. A esto, añadió la titular de Mar, se suma la imposibilidad para muchas trabajadoras de este sector de acceder a la prestación por cese de actividad habilitada por el Gobierno central.
De ahí, subrayó Rosa Quintana, la importancia de dar cobertura a estas profesionales, pues el plan diseñado por la Consellería del Mar pretende atender a todos los sectores y subsectores y hace especial hincapié en aquellos que no se ven beneficiados por las aportaciones y medidas diseñadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la modificación del FEMP para hacer frente a la pandemia.
En concreto, a estos apoyos podrán acceder las redeiras autónomas y asociadas a alguna de las entidades gallegas de este ámbito que desempeñaran la actividad de armado de redes en el año anterior a la fecha de presentación de la solicitud y que no se pudieron beneficiar del cese de actividad habilitado tras la declaración del estado de alarma. A través de ellos podrán acceder a un pago único de 450 euros por redeira con el que se pretende compensar la menor actividad inscrita durante la alerta sanitaria por el coronavirus.
Otros apoyos
Entre las medidas que incluye Avantemar para los profesionales, la conselleira también destacó las destinadas a los profesionales del marisqueo que pararon temporalmente su actividad durante la pandemia debido al cierre del canal Horeca, su principal canal comercial, y que no pudieron beneficiarse por el cese de actividad habilitado tras la declaración del estado de alarma. Para ellos el plan prevé más de 5 millones de euros con fondo FEMP asignado a Galicia y con fondos propios.
Además, para los buques que tuvieron actividad durante la pandemia y que registraron pérdida de ingresos, el plan incluye más de siete millones de euros, un apoyo a mayores del que dispone el Estado para la flota que paró su actividad durante la covid-19 por la caída de precios de los productos y/o por las condiciones preventivas. Otra de las medidas que destacó es la dirigida a las cofradías y entidades gestoras de lonjas por las pérdidas debidas al descenso en sus ingresos por la menor actividad, dotada con 600.000 euros.
A mayores de la línea de dinamización y solvencia general de las empresas y profesionales en la que se enmarcan estas y otras medidas, Avantemar cuenta con otras cuatro líneas de actuación que son la relacionada con la sostenibilidad, liquidez y financiación general, donde se enmarca, por ejemplo, la flexibilización de tasas; la que tiene que ver con la adecuación y sostenimiento de las actividades conexas, la relacionada con la reorientación del sistema económico-comercial pesquero para adecuarse a la situación social derivada de la pandemia y, por último, la línea de adecuación y flexibilización administrativa. Todas ellas, explicó Rosa Quintana, están siendo presentadas en detalle al sector y su objetivo, así como lo del plan en su conjunto, es reactivar el sector lo antes posible y que nadie quede atrás en el camino de la recuperación.
Muelle de Cabo de Cruz
La titular de Mar también visitó esta mañana el muelle de Cabo de Cruz, en Boiro, donde comenzó la fase final de instalación de los módulos del pantalán para mejilloneros con la instalación de dos de los tres últimos módulos constructivos. La semana pasada quedaron instalados definitivamente tres módulos por lo que, con los dos nuevos instalados hoy, solo resta un último bloque para finalizar completamente la construcción. Está previsto que esta pieza llegue en los próximos días y el final de las obras se prevé para el próximo mes de agosto. Los trabajos cuentan con un presupuesto de cinco millones de euros y consisten fundamentalmente en la instalación de pantalanes de hormigón armado con núcleo de flotación de poliuretano expandido y fingers de aluminio para el atraque de embarcaciones de acuicultura con un francobordo de 90 centímetros que facilita el acceso a las embarcaciones. En esta dotación se habilitarán 100 plazas de amarre para la flota de acuicultura, con esloras comprendidas entre los 14 metros y los 22 metros.


Share: