Reorientan la estrategia de dinamización del vino gallego para impulsar su venta y exportación en este tiempo

La Xunta y el sector gallego del vino trabajarán conjuntamente para reorientar la Estrategia de dinamización económica, territorial y turística de las comarcas vitivinícolas de Galicia. Así, se procurará fortalecer la comercialización del producto, así como su internacionalización, para paliar la situación creada por la emergencia sanitaria y, en especial, para reactivar la venta de vino afectada por la suspensión del canal de la restauración y la hostelería y por la previsible merma de las exportaciones.

Así lo acordaron hoy el conselleiro del Medio Rural, José González, y los presidentes y gerentes de las denominaciones de origen (DO) de los vinos gallegos, que participaron en una videoconferencia convocada por la Xunta y en la que también estuvo presente José Manuel Andrade, director de la Fundación Juana de Vega. Esta última entidad es la encargada de desarrollar y aplicar la dicha estrategia, fruto de un convenio de colaboración firmado en agosto de 2019 por los conselleiros de Economía, Empleo e Industria, de Cultura y Turismo, y del Medio Rural, junto con el presidente de la citada Fundación.

En esta reunión de trabajo, el conselleiro trasladó el apoyo de la Xunta a los viticultores y bodegueros para incentivar, por un lado, el consumo de los vinos gallegos entre la población y para trabajar, por otra parte, hacia la vendimia de 2020. En relación con esto último, José González dijo que Medio Rural insistirá en demandar al Ministerio de Agricultura la necesidad de incrementar el esfuerzo en el almacenamiento de producto, para permitir que el aprovechamiento de una cogida para otra pase del 15 al 30%. Se trataría, según explicó el conselleiro, de potenciar la comercialización del vino y de garantizar que toda la cosecha se va a recoger y que se va a vender al precio que corresponde.
Posición de los vinos gallegos

Durante el encuentro se abordó también, por parte del director de la Fundación Juana de Vega, el análisis de la posición competitiva de los vinos de las denominaciones gallegas a partir de los datos del panel de retallista Nielsen. Así, se partió de su situación justo antes de la crisis del Covid 19, haciendo también una estimación de su incidente en el ámbito de la comercialización, que está afectando especialmente a las bodegas por el cierre del canal de hostelería y restauración (Horeca), que concentra el 60% de las ventas de estos productos en volumen y el 65% en valor.

En un contexto comercial relativamente estable, como lo que había antes de la crisis del coronavirus, las cinco DO de vino de Galicia en su conjunto venían de comercializar en el mercado español más de 36 millones de botellas, con una facturación en el comercio retallista que se situaba por encima de los 183 millones de euros. Estos datos convertían a Galicia en la tercera comunidad autónoma de España en términos de facturación vinícola en el mercado nacional. Esto permitió a las DO gallegas mantenerse en puestos de referencia en muchos segmentos y zonas de mercado a través de una apuesta mayoritaria por competir en los segmentos de precios medios y altos.

El cierre del canal Horeca está pasando factura al sector, ya que su efecto negativo no fue compensado por el incremento que se produjo en el canal alimentación (hipermercados y supermercados), especialmente venta on-line. La apertura de nuevos canales -caso de Mercaproximidade, creada por la Xunta y de la que los datos Nielsen ya empiezan a mostrar su impacto positivo en las ventas de los vinos de las DO gallegas-, la digitalización y el auge de la venta off-premise (para su consumo fuera del establecimiento) se perfilan entre las estrategias a seguir en el sector vitivinícola gallego para paliar los efectos del Covid 19 en el mercado de la hostelería, que supone la mayor parte de las ventas de los vinos gallegos con DO.

Mercaproximidade

En este contexto, el conselleiro hizo balance con los representantes del sector de los trabajos que ya está realizando su departamento para facilitar la comercialización del vino y de los demás productos agroalimentarios gallegos, a pesar de las dificultades que presenta esta tarea durante la emergencia sanitaria. Así, recordó la puesta en marcha, desde el pasado día 15 de abril, de Mercaproximidade, un canal impulsado por la Xunta con el fin de ayudar a los agricultores y ganaderos afectados por el cierre de la hostelería y la restauración, así como por la suspensión de los mercados locales hasta este pasado lunes.
Asimismo, José González adelantó que, desde la puesta en marcha de esta nueva fórmula de venta -en la que también están incluidos vinos de las denominaciones de origen gallegas-, más de 450 productores e industrias transformadoras de productos agrarios se adhirieron a la red. De ellos, se contabilizan hasta 83 bodegas de vino y tres productores de aguardientes y licores. Este canal cuenta también con el apoyo de la mayoría de las empresas de distribución que operan en Galicia.

Video-conferencia entre el Conselleiro y representantes del sector del vino