Transmiten a anpas y sindicatos las medidas tomadas para minimizar el impacto del COVID-19 en el sistema educativo

La conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar, se reunió hoy con representantes de organizaciones sindicales de la enseñanza no universitaria y de las asociaciones de madres y padres para transmitirles las medidas tomadas por su departamento para minimizar el impacto de la crisis del COVID-19 en el sistema educativo gallego.
En la reunión participaron representantes de la Confederación Gallega de Anpas de Centros Públicos (CONFAPA Galicia), de ANPAS Gallegas, y de CONGAPA, así como de la Confederación Intersindical Galega (CIG), de Comisiones Obreras (CC.OO.), de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE), de la Federación de Servicios empleados y empleadas de Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores Galicia (FeSP-UGT), de la Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza (FSIE), de la Federación de Enseñanza de la Unión Sindical Obrera (FEUSO), del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza de Galicia (STEG), de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), y de Unión Sindical de Docentes de Galicia (USDG-CUT).
Los representantes sindicales y de las Anpas le trasladaron a la Consellería sus principales preocupaciones, centradas en las dificultades que tienen muchos alumnos y docentes en el acceso y en la utilización de las herramientas digitales. En este sentido, apuntaron la necesidad de trabajar en un plan de digitalización educativa, tal y como se le solicitó desde Galicia al Ministerio en las dos conferencias sectoriales, con el objetivo de estar preparados ante posibles repeticiones de esta situación en el futuro.
La necesidad de disponer de instrucciones claras para el tercer trimestre fue otro de los temas en los que coincidieron todos los asistentes a la reunión. En esta línea, Carmen Pomar se comprometió a publicar las instrucciones con la máxima celeridad en cuanto el Ministerio publique la normativa correspondiente, tal y como se hizo hoy con la Formación Profesional. La conselleira lamentó no poder ofrecer por el momento instrucciones más concretas e insistió en la necesidad de que el Ministerio de Educación asuma sus competencias y fije unos criterios comunes para todas las Comunidades Autónomas que eviten desigualdades.
En lo referido a la posibilidad de volver a las aulas, la conselleira reafirmó que considera positivo para los jóvenes poder hacerlo, siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan, especialmente desde el punto de vista socioafectivo.
Carmen Pomar destacó también la relevancia de que las familias con dificultades para contactar con el profesorado o para acceder a los recursos digitales lo pongan en conocimiento de la dirección de los centros educativos. Del mismo modo, insistió en que los docentes que también tengan complicaciones en el acceso o uso de las herramientas tecnológicas, deben contactar con el Centro Autonómico de Formación e Innovación (CAFI) y con los Centros de Formación y Recursos presentes en todas las ciudades gallegas.
En la reunión no se abordó la convocatoria de las oposiciones docentes, que, tal y como se anunció, será tratado en una mesa sectorial en próximos días.