Sobre avances sanitarios y mejoras en el Hospital "Álvaro Cunqueiro"

Elogiado por muchas gentes, puesto de ejemplo sobre avances en la Sanidad gallega en un artículo interesantísimo del profesor Barreiro Rivas (ver foto abajo y hacer click sobre ella para ampliar y poder leer), el Hospital Alvaro Cunqueiro, prosigue su camino y sus continuados avances, también en el tratamiento de la problemàtica del coronavirus.

El programa piloto ‘Habitación Inteligente’ permite enviar información del paciente -mediante cámaras wifi- al control de Enfermería
El Hospital Público Álvaro Cunqueiro está empleando nuevos sistemas tecnológicos para monitorizar las Unidades en las que se encuentran ingresados pacientes con Covid-19, con el objetivo de mejorar su control y sus condiciones.
Este sistema de monitorización se ha extendido a Unidades de Cuidados Intermedios y se ha puesto en marcha el programa piloto ‘Habitación Inteligente’, que permite enviar información del paciente mediante cámaras wifi al control de Enfermería.
De este modo, se ha reorganizado la atención prestada en Unidades de Cuidados Intermedios, centradas en pacientes de Neurología, Cardiología y Neumología ingresados que necesitaban una atención especial. Así, se ha reorientado la atención para adaptarla a pacientes de estas áreas con coronavirus o sospechosos.

En ese sentido, la directora de Enfermería del Área Sanitaria, Pilar Reza, detalla que se han reorganizado las Unidades de Cuidados Intermedios y las de críticos para asignar a los pacientes independientemente de su patología. Dado que los pacientes aislados en las primeras no son críticos pero precisan de cuidados específicos, se ha optado por un sistema de monitorización que permita evaluarlos de modo permanente.
En concreto, este sistema recoge información sobre los parámetros fisiológicos de los pacientes desde sus camas y los envía al control de Enfermería para que los profesionales puedan seguir su evolución con fiabilidad sin desplazarse a la habitación. Estos datos se registran, lo que facilita la realización de estudios clínicos y la toma de decisiones treapéuticas. Además, el sistema incluye la activación de alarmas cuando las constantes de un paciente varían.