Parafraseando a SuperGarcía : "¿a dónde han ido los 2.500 millones del IVA dichoso?"

¡Tiene pelotas...!. No es para menos. Los 2.500 millones de IVA pendientes de diciembre del 2017 (200 millones en el caso de Galicia) no los va a abonar el Estado. Y como los 2.500 millones no son una invención, convendría resucitar las noches radiofónicas del tiempo de José María García, de tal forma que, al terminar cada programa, cada madrugada, en vez de hacerse aquella pregunta de ¿a dónde va el dinero de las quinielas?, el gran SuperGarcía preguntase día si y día también : ¿a dónde han ido los 2.500 millones del IVA dichoso?.


A cambio de no recibir los 2.500 millones, desde el Gobierno Sánchez ofrecen una chapuza impresentable : una flexibilización en la senda del déficit para este 2020.
Se dará un margen hasta el 0,2 % del PIB, cuando lo dispuesto era que en este ejercicio las comunidades debían quedar en el 0 %. Es decir, se da margen a las comunidades autónomas para que se empufen, para que gasten más... ¡Valiente panorama!. 
Según algunas fuentes, habría otra chapuza complementaria al caso, de modo que Hacienda permitiría también que las comunidades autónomas puedan descontarse ese dinero que reclaman del IVA para el cómputo de su propio déficit durante el 2019, lo que permitirá a algunas que andan en fuera de juego, "cumplir" y esquivar el anunciado control estricto del Ministerio de Hacienda. Pero ni siquiera eso le serviría de algo a Galicia, que también ha cumplido con lo estipulado en el pasado ejercicio.

Obviamente, a Galicia le causa un gravísimo problema no recibir el dinero contante y sonante que el Gobierno Sánchez le debe y que se traduce en más de los 200 millones antes referenciados. 17 meses peleando y... ya solo queda el recurso lento de tener que ir a los tribunales para reclamar la deuda.
«Esto no es un problema del PP o del PSOE», dijo Alberto Núñez Feijoo. «Esto es un problema de que faltan 370 millones [los 200 del IVA más otros 170 que reclama Galicia por cumplir con el déficit], que es el presupuesto que necesitaríamos para reformar íntegramente el hospital de A Coruña o para la reforma completa del hospital de Pontevedra y el hospital de Ferrol». Feijoo recordó que la ministra Montero le prometió arreglar este asunto en agosto del 2018, «pero seguimos igual, e todo o que non sea poñer unha data para o pago dos 370 millóns de euros é marear a perdiz e un incumprimento sistemático». 

Entrada la noche... alguien recuerda a este humilde cronista que todo esto sucede el mismo día después de que Sánchez habría ofrecido a Torra llegar a una especie de modelo de Cupo Vasco para financiar aparte a Cataluña y dotarles de una serie de inversiones adicionales para que así los independentistas le apoyen los presupuestos del Estado, que necesita aprobar cuanto antes. Otros premios más a la constante deslealtad. De consumarse eso, obviamente, tendremos al bigobierno del doctor y el profesor quitando dinero a las autonomías pobres para dárselo a las ricas. De ahí a la vuelta a recortes en Servicios Sociales, Sanidad y Educación, pueden ser cinco minutos.
Será triste, si esta situación se consuma, ver el papel que desempeña el doctor Gonzalo Caballero, correa de transmisión en Galicia del actual Sanchismo.

BERNARDO DE OSÓRIO

Todo comenzó a construirse a partir de un abrazo...

Share: