La Xunta se implicará en obra urbana en el concello de Arbo

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, y el alcalde de Arbo, Horacio Gil, mantuvieron esta tarde una reunión para analizar diferentes iniciativas de interés municipal en materia urbanística y de rehabilitación de viviendas. Concretamente, el regidor presentó un proyecto municipal para la humanización de una calle localizada entre Vázquez Estévez y la PO-400 con la intención de contar con la colaboración económica de la Consellería para llevarla a cabo.
La Xunta pone a disposición de los ayuntamientos varias líneas de ayudas para el desarrollo de intervenciones urbanísticas que, como ésta, buscan potenciar las infraestructuras, los servicios y las equipaciones municipales y, en definitiva, mejorar el bienestar y la calidad de vida en las villas gallegas. En este sentido, la conselleira animó al alcalde a presentar su proyecto de humanización y se comprometió a estudiar posibles vías de colaboración económica entre su departamento y el gobierno municipal para llevarlo a cabo.
Por otra parte y en materia de vivienda, el alcalde también le trasladó a Ángeles Vázquez su intención de conseguir para el municipio la declaración de su primer Área de Rehabilitación Integral (ARI), una figura con la que podría recibir ayudas a la rehabilitación de inmuebles a través de las solicitudes de particulares.
Con este fin, recientemente el Ayuntamiento de Arbo remitió al Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) una memoria justificativa sobre dicha declaración con la finalidad de que los técnicos de la Consellería la revisen antes de presentar oficialmente su solicitud de una ARI discontinua, que comprendería tres zonas separadas del término municipal. Por su parte, la conselleira le trasladó que el IGVS está analizando la documentación presentada.
En la actualidad hace falta recordar que hay declaradas en Galicia 69 ARIS, a las que se suman otras dos de carácter supramunicipal que gestiona directamente el IGVS: la ARI de los Caminos de Santiago, que comprende 687 parroquias pertenecientes a 126 ayuntamientos; y la ARI de las Islas Atlánticas, que beneficia a cuatro municipios.
Cualquier ayuntamiento puede solicitar la declaración de una nueva ARI en su término municipal siempre y cuando cumpla los requisitos establecidos y que figuran recogidos en una guía del IGVS en la que se fijan tres tipos de áreas de rehabilitación: rurales (ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes), conjuntos históricos (declarados BIC y con Plan Especial de Protección) o generales (otros supuestos, pero con un mínimo de 50 viviendas dentro de la ARI).


Artículo Anterior Artículo Siguiente